Registro gratuito

La carretera es un circuito
La carretera es un circuito

ISLE OF MAN TT

La carretera es un circuito

Repaso a la edición 99 del Isle of Man Tourist Trophy y un poquito de historia.

DAN ARNETS - 13 JUNE 2017 00:11

Como casi cada final de Mayo y principio de Junio desde 1907 muchos de los pilotos más atrevidos del Mundo se juntaron en la Isla de Man para disputar la edición número 99 del Isle of Man Tourist Trophy, un conjunto de competiciones contra el crono donde los pilotos dan entre una y seis vueltas a la Snaefell Mountain Course, una ruta de 37,73 millas de longitud (60,72km) formada por las carreteras A1, A2, A3 y A18 de la isla además de algunas calles. Lo que originalmente fue una manera de poder correr en motos dentro del Reino Unido tras la prohibición del deporte por su peligrosidad y acabó siendo ronda del Campeonato del Mundo de Motociclismo durante 28 años hoy día es parte del submundo conocido como road racing, donde pilotos compiten en carreteras públicas cortadas al tráfico.

La semana de entrenamientos pasó sin demasiados problemas salvo algún que otro accidente y un poco de mal tiempo. El mejor tiempo en sidecars fue para Ben y Tom Birchall (187,77kph de media), en supertwins fue Martin Jessopp (187,54kph), el más rápido con una supersport fue William Dunlop (201,65kph) mientras que Ian Hutchinson hizo el doblete en superstock (208,47kph) y superbike (212,85kph). A diferencia de la gran mayoría de competiciones deportivas del Mundo los entrenamientos no sirven para casi nada en el IoM TT salvo conseguir confianza, ni siquiera para decidir el orden de salida de los pilotos punteros. Días después del fin de los entrenamientos se confirmó el primer accidente mortal del año: Alan Bonner, el irlandés más rápido de siempre, falleció el día 7 por sus lesiones tras un accidente entrenando.

La primera carrera fue el Superbike TT, que se disputó el domingo a seis vueltas. Originalmente Michael Dunlop fue el más rápido pero su BMW se rompió. Dean Harrison heredó su liderato pero a mitad de carrera era Ian Hutchinson quien estaba marcando los mejores tiempos pero prácticamente seguía empatado con Harrison. En la tercera vuelta el local Connor Cummins, que rodaba quinto, empezó a sufrir problemas en su Honda y acabó retirándose. Para el cuarto giro el top4 estaba apretadísimo, con sólo nueve segundos entre ellos (Hutchinson-Hickman-Harrison-Hillier). Durante las dos últimas la carrera estuvo estable y así Ian Hutchinson consiguió su decimoquinta victoria en la isla por delante de Peter Hickman, Dean Harrison, James Hillier y Dan Kneen mientras que el español Raúl Torras fue 30º a casi nueve minutos de Hutchy. Esta carrera causó la segunda muerte: el inglés Davey Lambert falleció dos días después de la carrera tras una caída.

El lunes 5 se corrió el primer Supersport TT, cuatro vueltas y una única parada de boxes por delante. En los primeros compases de carrera James Hillier parecía ser el más rápido pero fue Michael Dunlop con su Yamaha R6 quien acabó con la confianza necesaria y marcando un gran ritmo. Por detrás, Peter Hickman estuvo muy sólido en la tercera plaza con William Dunlop cuarto e Ian Hutchinson rodó insualmente lento. El sobrino del gran Joey Dunlop consiguió así su decimocuarto triunfo en la Isla de Man mientras que su gran rival pareció estar fuera de lugar.

Apenas unos minutos después se corrió el primer Sidecar TT del año. Los peculiares triciclos tripulados por un piloto y un lastre dinámico a veces cariñosamente llamado "mono" dieron tres vueltas al recorrido. En este caso no hubo mucha pelea y los hermanos Ben y Tom Birchall ganaron con más de veinticinco segundos de margen y marcaron un nuevo record de vuelta (188,48kph). Por detrás tampoco hubo mucha discusión, con John Holden, Dave Molyneux, Alan Founds y Tim Reeves ocupando el top5 siempre en el mismo orden. Estelle Leblond, la única piloto de sidecar, fue úndecima a cuatro minutos y medio de los nuevos recordman.

El martes no hubo carrera por el mal tiempo pero el miércoles 7 se volvió al acción con el Superstock TT, con cuatro vueltas en motos bastante cercanas a los modelos de concesionario. La carrera empezó con el cuarteto Hutchinson-Hickman-Rutter-Kneen rodando bastante parecido pero tras la parada en boxes empezó a verse claro que nadie iba a parar a Hutchy. Por detrás la sorpresa negativa vino por parte de Michael Dunlop, que no encontró ritmo y terminó fuera del top5. Delante, Ian Hutchinson consiguió su trofeo de ganador del TT número dieciséis superando a Peter Hickman, Dan Kneen, Michael Rutter y Dean Harrison. Raúl Torras fue 34º con su Yamaha R1 a 5'45" del ganador. La carrera se vio empañada por la muerte del holandés Jochem van den Hoek, el tercer y último muerto de la edición 99.

Bien poco después se disputó el Lightweight TT a tres vueltas con motos supertwins (bicilíndricas de menos de 650cc). Tras años de dominación de motos propulsadas por el motor de la Kawasaki ER-6n por fin saltó la sorpresa. Pese a no estar ni siquiera en el top15 en entrenamientos, Michael Rutter consiguió su quinto triunfo en IoM TT con una Paton SC al ser más rápidos que las Kawasakis de Martin Jessopp, Peter Hickman, Ivan Lintin y Daniel Cooper. La fiesta de la marca italiana podría haber sido aún mayor si la moto de Stefano Bonetti no se hubiera roto en el último cuarto de la segunda vuelta.

Después de otro día de lluvia y la cancelación del segundo Supersport TT el día 9 empezó con la disputa del TT Zero, un desafío a una vuelta para motos 100% eléctricas. Un año más Mugen se presentó a la competición y de nuevo dominaron con Bruce Anstey y Guy Martin firmando un cómodo doblete donde el bueno de Guy siempre rodó algo más despacio para asegurarse el triunfo japonés si la máquina de Anstey no aguantaba. El podio lo completó Daley Mathison con una moto hecha por la Universidad de Nottingham, una moto que le sirvió al español Antonio Maeso para ser quinto por detrás de Dean Harrison con la Sarolea. El tiempo de vuelta firmado por el kiwi le hubiera servido para rodar en el top10 contra las Supertwins.

La penúltima competición del año fue el segundo Sidecar TT y la historia fue algo similar. Aunque originalmente sintieron la presencia del sidecar pilotado por Tim Reeves, Ben y Tom Birchall marcaron tres grandes tiempos para conseguir el doblete de victorias. El top5 lo completaron John Holden, Conrad Harrison, un sorprendente Lewis Blackstock y Karl Bennett. Además de Reeves en pleno calor también se retiraron las máquinas comandadas por Dave Molyneux, Alan Founds, Pete Founds y la francesa Estelle Leblond.

Tras un emocionante inicio del Senior TT (la única carrera "open" del certamen) la carrera se vio interrumpida por un serio accidente de Ian Hutchinson en la montaña que se saldó con roturas en ambas piernas. La carrera se reinició desde cero pero fue recortada a cuatro giros. Michael Dunlop fue el más rápido desde un principio y nunca miró atrás. Por detrás en tiempos pero dentro del top5 estaba Bruce Anstey con la peculiar Honda RC213V-S pero su máquina dijo "basta" antes de tiempo. La misma competición que antes de la suspensión fue inmensamente emocionante fue algo decepcionante, con Michael Dunlop ganando claramente su decimoquinto trofeo de ganador al ser claramente mejor que Peter Hickman, Dean Harrison, James Hillier y Michael Rutter con Raúl Torras 29º a seis minutos y medio del ganador.

Dentro de los minicampeonatos destacar que el de sidecar se lo llevaron como es obvio Ben y Tom Birchall (50 de 50 puntos) mientras que el mejor privado en motos fue el austríaco Horst Saiger (71 de 100) y el mejor individual en motos fue el exageradamente regular Peter Hickman (76 de 100) y por ello se llevó su primer trofeo Joey Dunlop. La Snaefell Mountain Course de nuevo nos dio un gran espectáculo en esta edición 99 pero también nos recordó la peligrosidad del Isle of Man Tourist Trophy. Al menos los jugones podemos consolarnos un poco ya que durante el evento se presentó el videojuego TT Isle of Man: The Game de forma algo disimulada y parece que promete.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS