Registro gratuito

Bultaco y sus andanzas en el tiempo
Bultaco y sus andanzas en el tiempo

MOTOS

Bultaco y sus andanzas en el tiempo

La marca española y sus andanzas por el motociclismo de calle y competición a través de los años.

RICARDO CENICEROS - 19 JULY 2017 17:14

Cuando se habla de Bultaco se trata de una de las marcas de motocicletas de España con mayor reconocimiento a nivel mundial. La fábrica gozó de esta considerable popularidad por un buen tiempo, incluso a pesar de haber cesado por bastantes años y haberse reincorporado al mercado después de 31 años. Las motocicletas producto de esta empresa siempre han sido sinónimo de altas prestaciones y una divertida experiencia en la conducción. Entonces, hoy conoceremos los puntos más interesantes en la historia de esta marca.

Los inicios

Para conocer los orígenes de esta marca hay que mirar hacia el lejano 1958 y en una empresa conocida llamada Montesa, de la cual Pedro Permanyer y Francisco Bultó formaban parte. Ellos no estaban de acuerdo con el papel que debía desempeñar la competición en el desarrollo de sus motocicletas en aquel tiempo, era una época en la que necesitaban reducir los costes lo mayor posible, razón por la cual Bultó se concentró en crear y llevar a cabo su propio proyecto. El mismo consistía en la creación de una nueva marca de motos en la cual el desarrollo de sus productos partiera de la experiencia en la competición, además, a Don Paco Bultó se le recuerda la frase "El mercado sigue a la bandera de cuadros".

Bultaco y sus andanzas en el tiempo

Se fundó entonces la empresa llamada CEMOTO y el nombre comercial de Bultaco. La marca nació un 17 de Mayo de 1958, aunque su primera motocicleta vió la luz al año siguiente, se trata de la llamada Tralla 101. Era una dos tiempos monocilíndrica que contaba con un propulsor que resultaba notablemente avanzado para la época que transcurría, y no tardó para situarse por encima de los rivales directos, pues los superó claramente en cuanto a prestaciones. Posteriormente llegarían varios modelos de desarrollo de la misma (es el caso de las Tralla Sport y Tralla Super-Sport) Las Tralla siguieron ganando popularidad con el paso del tiempo y sobre todo en términos deportivos, pero lo que era su confiabilidad en la carretera aún dejaba que desear. Llegó 1961 y Bultaco aumentó su cilindrada a 155 cc, en vista de que los motores de carretera sufrían mucho más que los de competición. Posteriormente llegaría la Metralla, que debutó con una versión de 200 cc, y años después se destacó en gran manera la Streaker.

Bultaco y sus andanzas en el tiempo

Años posteriores y diferentes retos

Bultaco crecía notoriamente con el paso de los años y llegó el momento de su incursión en las motos de campo. La marca española empezaba presentando una gran oferta extendida a tres disciplinas muy conocidas hoy en día, como lo son el cross, enduro y trial. Por supuesto que pasaba el tiempo y creaban motocicletas más competitivas o de usos más comunes, pero mantenían la misma calidad y sus altas prestaciones. La fábrica quería expandirse y lo cumplieron, pues en los años 70's adoptaron una política exportadora que terminó sirviendo de tal forma que tuvieron a Estados Unidos como principal mercado, e incluso, muchas motocicletas específicas se crearon para este país y no vieron nunca la luz en España.

Bultaco y sus andanzas en el tiempo

Bultaco desde sus inicios fue una marca directamente apegada al mundo de la competición, y lo dejaron claro desde el momento en que lanzaron su primera motocicleta. La Tralla 101 incluía un kit deportivo que significaba una considerable mejora de prestaciones para la moto, aunque el primer modelo que fue oficialmente diseñado llegó un año después, la TSS o Tralla Súper Sport. Esta motocicleta tuvo un crecimiento tan alto que se convirtió en una de las más pretendidas por la mayoría de pilotos privados. En sus inicios en la competición, la marca española tenía en sus filas a un piloto que tenía la mayor proyección en aquel entonces, se trata de Ramón Torras, aunque lamentablemente su carrera duró poco y vio su fin debido a un accidente sufrido.

Bultaco y sus andanzas en el tiempo

La motocicleta Sherpa fue de las primeras en destacar en gran manera en trial, y se destacaría aún más cuando Bultaco fichó al piloto Sammy Miller, con quien lograron potenciar la moto y empezar a cosechar grandes logros. Entre estos, se destaca el haber ganado los Seis Días de Escocia, hegemonía que cuatro pilotos más mantuvieron para Bultaco en la disciplina de trial. En motocross harían lo propio, pues en los años setenta dominaron el Campeonato de España con Toni Elías (Sr) bajo sus filas, y los éxitos los siguieron el norteamericano Jim Pomeroy, y el belga Harry Everts. El Campeonato del Mundo de Velocidad lo disputaron en 1976 de la mano de Ángel Nieto en la categoría de 50 cc, y también ficharon al holandés Jan Thiel. Con estos pilotos se lograron dos campeonatos del mundo (en 1976 y 1977 respectivamente) mientras que con Ricardo Tormo lograron otros dos, en 1978 y 1981.

Y como a muchos grandes fabricantes, les llegó la crisis

El mercado español atravesó un momento en el que no era nada favorable la llegada de las monocilíndricas de carretera, sobre todo cuando se popularizaron los productos de las marcas japonesas a nivel nacional y en mercados internacionales, pues la competencia era muy fuerte y esto no favoreció a Bultaco. Esto significaba que la fábrica debía innovar muchísimo para sobrevivir en la década de los 80, pero no contaban con el capital necesario para hacer grandes actualizaciones. La marca tenía grandes proyectos en mente pero seguían sin disponer de los recursos que necesitaban para ponerlos en pie, hasta que en Abril de 1980 cayeron en estado de suspensión de pagos.

Bultaco y sus andanzas en el tiempo

Llegaron entonces las mayores de las complicaciones para Bultaco, quienes habían propuesto reducir a la mitad su personal para así ser capaces de mantener la fábrica, pero esto no fue aceptado por los sindicatos. Finalmente, el Ministerio de Industria actuó y decidió que Montesa se llevase mucho que pertenecía a Bultaco, su gran rival. Ya cuando había pasado un tiempo desde que las operaciones de la marca cesaron en su totalidad, y Montesa pasó a estar en las manos de Honda, la familia Bulto pidió a la nueva compañía que le regresaran los derechos industriales del nombre Bultaco, cosa que logró satisfactoriamente y sin mucha complicación.

Un esperado y agradable resurgir

Pasaron los años sin rastro de Bultaco hasta que en 2014 llega una noticia que agradó a todo el sector aficionado de las motocicletas, se trata del renacimiento de la marca española después de más de 30 años en la sombra absoluta. Pasaron a denominarse Bultaco Motors, y regresaron integrándose en el mundo de la innovación, pues han apostado por las motos eléctricas.

Bultaco y sus andanzas en el tiempo

Apenas regresaron, presentaron las llamadas Rapitán y Rapitán Sport, que terminaron saliendo a la luz en 2015. Estas motocicletas son producto de un trabajo de I+D realizado en la Universidad Carlos III en conjunto con la familia Bultó, y las mismas tuvieron presencia en un campeonato organizado por la FIM para las motocicletas eléctricas.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/virtual/motoryracing.com/classes/idTwitter.php on line 33