Registro gratuito

Probamos el increíble e inigualable Alfa Romeo 4C
Probamos el increíble e inigualable Alfa Romeo 4C

DEPORTIVO PURO

Probamos el increíble e inigualable Alfa Romeo 4C

Analizamos el nuevo deportivo de Alfa, llamado a ser una de las referencias prestacionales del momento.

SERGIO J. CABRERA - 29 JUNE 2014 11:40

Probamos el increíble e inigualable Alfa Romeo 4C

Sus datos y especificaciones llaman la atención tanto o más que su escultural carrocería, esculpida alrededor de un cuerpo tremendamente tecnológico y avanzado, dotado de una arquitectura más propia de hiperdeportivos de raza o modelos de alta competición, el 4C de Alfa Romeo supone un punto y aparte en la historia reciente de la marca.

Convertido por derecho propio en el deportivo del momento, su llegada ha sido largamente anhelada los últimos años, y llegado ya a nuestro país, hemos tenido la oportunidad de probar el resultado, tremendamente sorprendente, del nuevo escaparate tecnológico de la marca italiana.

Técnica

Aunque se suele asociar el motor al corazón de un vehículo, lo cierto es que en el caso del nuevo biplaza de Alfa su verdadero corazón es el bastidor central de fibra de carbono, de tipo cuna, fabricado en Prepreg, del mismo tipo al empleado en las más altas categorías del deporte automotriz.

Probamos el increíble e inigualable Alfa Romeo 4C

Alrededor de esta ligera y rígida cuna de carbono se acoplan dos subchasis, delantero y trasero, fabricados en aluminio y encargados de sustentar tanto el motor trasero como ambos ejes. La carrocería, casi totalmente, está compuesta de paneles de fibra de vidrio, salvo los parragolpes y las aletas, realizadas en poliuretano, para facilitar las reparaciones.

El motor, aunque deriva de la arquitectura primordial del bloque empleado en el Giulieta, es totalmente nuevo y realizado íntegramente en aluminio, en la eterna búsqueda del equipo de desarrollo del 4C del mínimo peso posible.

Con 240 caballos, el bloque de cuatro cilindros sobrealimentado cubica poco más de 1.7 litros, y disfruta de una curva de par muy plana, ofreciendo los 350 Nm de par máximo entre la 2.100 y las 4.250 vueltas. Conectado a las ruedas traseras mediante una transmisión TCT, de doble embrague en seco y 6 velocidades.

Probamos el increíble e inigualable Alfa Romeo 4C

La suspensión delantera dispone de esquema de doble triángulo mientras que la trasera recurre a un eje multilink, esta con la capacidad de ser regulada en su convergencia, con vistas a modificar su configuración para uso en circuito.

El resto del modelo rezuma la misma naturaleza deportiva radical, los bajos se encuentran carenados, fibra de carbono al aire por doquier, volante minúsculo y dirección directísima sin asistencia alguna.

En el siguiente artículo pasaremos a describir las emocionantes sensaciones de conducción que ofrece la nueva berlinetta de Alfa Romeo, que os podríamos definir como un Ferrari de los años ochenta, seco, duro y directo, al que le eliminaras media tonelada y le añadieras un sistema de suspensiones y frenada actual.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS