Registro gratuito

¿Qué debemos saber a la hora de comprar un coche de segunda mano?
¿Qué debemos saber a la hora de comprar un coche de segunda mano?

RECOMENDACIONES

¿Qué debemos saber a la hora de comprar un coche de segunda mano?

Algunos consejos que nos ayudarán si decidimos comprar un vehículo de segunda mano

- 15 FEBRUARY 2011 12:58

Comprar un coche o un vehículo es siempre una decisión difícil y que conviene cierta reflexión previa. Valores como el precio, la calidad, el diseño o el uso que queramos darle entran en juego y terminan inclinando la balanza hacia un lado. A veces, la decisión no es la más acertada y por eso es bueno conocer algunos consejos antes de realizar tal adquisión. Máxime en el caso de los vehículos de segunda mano donde las posibilidadesde de error y el riesgo son mayores por el desconocimiento del vendedor y del vehículo por parte del comprador en la mayoría de los casos. Aquí, una buena guía de consejos es aún más de agradecer. Desde MotoryRacing.com os dejamos alguna recomendaciones.

¿Qué es un coche de segunda mano?

Podemos definir un coche de segunda mano como aquel que ha superado los 6.000 km de recorrido o los 6 meses en circulación y ha sido adquirido en un establecimiento autorizado. En el caso de que la venta se efectue de particular a particular, se considera de segunda mano desde el momento en el que el coche ha salido del concesionario.

¿Qué debemos saber a la hora de comprar un coche de segunda mano?

La distintición es importante ya que dependiendo si el coche es comprado en un establecimiento autorizado o a un particular, nuestros derechos y garantías pueden variar sustancialmente. En el primero de los casos la relación compra-venta se regirá por la Ley General de defensa de Consumidores y Usuarios. En el segundo se aplicaría el Derecho Civil Común.

Y ahí van algunas de las recomendaciones.

Debemos tener claro qué buscamos o qué queremos

Quizá esta recomendación es aplicable a cualquier compra que hagamos, pero no por ello hay que dejar de tenerla presente. Debemos hacer un presupuesto previo, saber cuánto queremos gastarnos, en qué y para qué. Teniendo esto claro evitaremos vernos cegados por gangas o chollos en los que la reducción del precio puede conllevar problemas en su posterior rendimiento.

El precio estimado del coche dependerá de la situación del mercado en esos momentos, de la demanda y del propio vendedor. De ahí que, antes de ir a comprar, conviene revisar desde casa sobre qué precios se está moviendo el mercado de la segunda mano. Según la Confederación Española de Automoción (CEA), un coche nuevo se devalúa entre un 15% y un 20% al día siguiente de su compra y a partir de los cinco años de antigüedad se devalúa un 10% más cada año. Pero estos son porcentajes aproximados.

Localizar el mayor número de unidades posibles y probarlas

Es importante no quedarnos sólo con la primera opción que nos satisface. Aún cuando ya sepamos qué marca y modelo de vehículo queremos, siempre es bueno buscar más unidades a la venta y de otros vendedores, lo que nos permitirá comparar.

Muy importante también poder probar el vehículo ya sea de un particular o de un concesionario, así podremos comprobar algunos de los apartados siguientes.

Mecánica del automóvil

Algo que nos debe preocupar es el estado del corazón del vehículo, de su motor y todos los elemantos que componen su mecánica. Cuando probemos el coche debemos estar atentos a ruidos, chirridos y humos pues son también síntomas de una vejez prematura. Si el motor despide humo de color blanco azulado y tiene un olor aceitoso, es que no se encuentra en muy buen estado y quema parte del aceite destinado a la lubricación.

Una holgura excesiva en la dirección al girar a derecha o izquierda nos puede indicar que los neumáticos sufren un desgaste irregular.

¿Qué debemos saber a la hora de comprar un coche de segunda mano?

Comprobar el estado del chasis

Solemos pensar mucho en la mecánica del coche que vamos a adquirir en el mercado de segunda mano. Pero pocas veces reparamos en la importancia del chasis cuya reparación suele ser más complicada, más laboriosa y con frecuencia más cara que cualquier rotura mecánica.

A la hora de pasar revista al chasis de un vehículo que queramos comprar debemos tener en cuenta:

- La capacidad estructural para valorar la rigidez, el comportamiento y la seguridad del vehículo.

- El estado de la protección anticorrosión que evitará una degradación futura de sus valores de diseño y fabricación.

Un chasis sufre si ha sido sometido a ambientes húmedos y salinos, si ha habido una mala atención a la protección que proporciona la capa de pintura, si las reparaciones efectuadas han sido erróneas o deficientes, si ha recibido algún golpe que haya podido afectar a su estructura, si el vehículo ha sufrido alguna inundación...

También tendremos que fijarnos en el estado de la pintura, inspección de cristales y lunas preguntar si el chasis ha sido reparado.. Ésto último lo podemos saben comprobando el correcto ajuste de puertas capo y aletas, ya que es síntoma de la inexistencia de reparaciones o de la buena realización de las mismas. Los paragolpes y sus anclajes nos dan una idea del uso y el celo puesto por el conductor en su cuidado.

Estado de su interior

El interior del vehículo también nos cuenta muchas cosas si miramos con detenimiento. Nos puede decir el trato que ha recibido ese vehículo y su "calidad de vida". Más allá de ver las alfombrillas y moquetas, que suelen cambiarse, debemos mirar elementos como la tapicería, los pedales o el volante. Un volante suave y con brillo indica que se han superado con facilidad los 100 mil kilómetros más allá de lo que marque el cuentakilómetros, fácil de maquillar.

La tapicería - manchas, rasgones, tela desgastada - nos puede indicar qué tipo de pasajeros acostumbraba a llevar este coche a bordo. Hay muchos propietarios que no tienen problemas en subir mascotas a sus coches. Eso deja siempre un rastro en la tapicería.

Documentación y papeles

En la Jefatura Provincial de Tráfico nos pueden decir la fecha verdadera de la primera matriculación del vehículo, si tiene algún tipo de carga económica sorpresa -como una multa o un embargo- o si el coche ha sido robado. Este fácil trámite nos puede ahorrar algún disgustillo.

Como en cualquier otra operación comercial, para formalizar el trato es necesario realizar por escrito un contrato de compra-venta. Este documento beneficiará tanto al comprador como al vendedor en caso de conflicto.

Si no se cumple el pago o si el vehículo se rompe recién comprado, en el contrato aparecerán los datos necesarios para solucionar el problema. Por la importancia de estos conceptos, conviene que sea redactado por un abogado o una gestoría, lo que nos agilizará mucho los trámites

Respecto a la documentación del vehículo tendremos que exigir que sea completa y en buen estado.

- El vendedor debe presentarnos: una fotocopia de su DNI, los recibos del Impuesto de Circulación de los 5 últimos años, la Ficha de Inspección Técnica con la ITV en vigor si el vehículo tiene más de cuatro años, el Permiso de Circulación.

- El comprador debe presentar su identificación con fotocopia de DNI, carnet de conducir...

- Identificación del vehículo: marca, modelo, matrícula, número de bastidor, número de kilómetros y estado general.

- Cargas y gravámenes del vehículo. Aparecerá reflejado el pago del impuesto de circulación, las multas, etc. En el caso de haber sido financiado, estos datos informarán acerca de si se ha terminado de pagar o no.

- Precio (si se da una señal debe quedar reflejado).

- Plazo de entrega del coche. El coche estará "vendido" en el mismo momento en que el comprador lo tiene en su poder, no antes.

- Forma de pago escogida.

¿Qué debemos saber a la hora de comprar un coche de segunda mano?

No olvidar nunca nuestro "instinto"

Todas estas recomendaciones conviene tenerlas en cuenta y seguirlas en mayor o menor medida a la hora de comprar un vehículo ya usado, pero lo que nunca debemos olvidar es nuestro "instinto" y las sensaciones que nos produce el vendedor. Ese feeling que nos advierte de que esa no va a ser una buena compra.

El sentido común es el mejor consejos para evitar problemas de última hora. Eso evitará que caigamos en las trampas y argucias dialécticas de los vendedores que siempre aseguran que ese coche "se lo quitan de las manos". Desde MotoryRacing.com recomendamos comprar en establecimientos autorizados mejor que a un particular desconocido ya que los concesionarios ofrecen mayores garantías y son más fáciles de localizar en caso de problemas. Pero esto último, como todo lo anterior, son sólo consejos.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS