Registro gratuito

Abarth 695 Biposto, radicalizando el Abarth 500
Abarth 695 Biposto, radicalizando el Abarth 500

'EL MÁS RÁPIDO'

Abarth 695 Biposto, radicalizando el Abarth 500

Presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra, desde Abarth se han propuesto dar un salto más de rendimiento.

Abarth 695 Biposto, radicalizando el Abarth 500

Otra de las novedades que nos llega desde el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra es el Abarth 695 Biposto, una versión radicalizada hasta el extremo del Abarth 500. De entrada, cuenta con un kit de carrocería fabricado por Zender, lo que ya se traduce en un cambio visual importante que le lleva a tener un frontal casi irreconocible con tomas de aire muy marcadas. Su lateral y su zaga también sufren cambios similares, con un gran difusor trasero totalmente modificado para la ocasión en fibra de carbono y también mucho más radical, con un alerón trasero más prominente.

Sin embargo, dejando de lado el aspecto visual que a simple vista está totalmente cambiado y radicalizado, los mayores cambios de este Abarth 659 Biposto llegan en su interior, ya que este pequeña 'bestia' cuenta con un motor 1.4 Tjet con turbo Garrett y sistema de escape Akrapovic, en dos elementos propios de la competición. Este conjunto está relacionado con una caja de cambios de cinco relaciones propia también de competición. Para cerrar este recital de socios tecnológicos de primer nivel, los frenos corren a cargo de Brembo, los amortiguadores llegan de la mano de Extreme Shox y OZ, BMC o AIM también dejan sus detalles en este modelo.

Abarth 695 Biposto, radicalizando el Abarth 500

Prestacional y radical

En cualquier caso, nos encontramos ante un modelo de competición con matricula para circular por carretera ya que este pequeño Abarth 695 Biposto tiene un peso total de 997 kg y cuenta con una potencia de 190 CV, lo que se traduce en unos datos prestacionales que pasan por una aceleración de 0 a 100 km/h en 5,9 segundos y una velocidad máxima de 230 km/h, con una relación de peso/potencia de 5,2 kilos por CV. Esto es posible gracias a la utilización de aluminio y fibra de carbono en una buena parte de la carrocería y en algunos de sus detalles.

Si su exterior es radical, su interior no se queda atrás. Se trata de un modelo biplaza con dos baquets Sabelt equipados con arneses de cuatro puntos al que le han suprimido los asientos traseros, donde aparece una barra de seguridad de titanio y una red. Sin ningún tipo de ostentación en su interior, el salpicadero es minimalista y se prescide de cualquier detalle innecesario que pueda generar peso o turbulencias. En definitiva, un modelo de competición de tapadillo de edición limitada que puede tener un precio cercano a los 50.000 euros.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS