Registro gratuito

AMG lleva el Merceces Clase A a su máxima expresión
AMG lleva el Merceces Clase A a su máxima expresión

AMG COMPACTADO

AMG lleva el Merceces Clase A a su máxima expresión

La división AMG de Mercedes ha tomado un compacto como el Clase A, y lo ha dotado de un impresionante motor que rinde 360 caballos de potencia.

AMG lleva el Merceces Clase A a su máxima expresión

Impresionante. Esta es la única palabra que se nos ocurre para definir lo que ha hecho Mercedes con el A 45 AMG. Hay que reconocer que el lavado de cara de la nueva generación del Clase A, había significado un punto de inflexión importante para un vehículo que antes a duras penas podíamos sacar de la categoría de utilitario. Pero es que el A 45 AMG es un autentico lobo con piel de cordero.

AMG ha desarrollado un espectacular motor de cuatro cilindros y 2 litros de cilindrada turboalimentado, que genera unos impresionantes 360 caballos de potencia con un consumo homologado de entre 7,1 y 6,9 litros cada 100 kilómetros en ciclo combinado. Este "pequeño" juguete, proporciona un par de 450 Nm que se transmite a las cuatro ruedas del compacto gracias a la transmisión 4Matic de alto rendimiento diseñada también por AMG.

AMG lleva el Merceces Clase A a su máxima expresión

Desde la marca aseguran que se trata del motor de cuatro cilindros turboalimentado de más potencia en producción en serie, y hay que decir que sus cifras son de un autentico superdeportivo, con una impresionante aceleración de 0 a 100 km/h en tan solo 4,6 segundos. Pero es que además, se trata de un motor "ecológico", puesto que cumple con la norma Euro6 de emisiones, que no entrará en vigor hasta el año 2015.

Cifras de infarto

Las cifras que maneja el Mercedes A 45 AMG son de infarto en todos los sentidos. A parte de las ya comentadas, este modelo cuenta con un turbo derivado del SLK 55 AMG, con dos fases, y una presión máxima de 1.8 bares. Para que nos hagamos una idea, la presión del turbo de un WRC puede estar entre 2.5 y 2.7 bares, mientras que la de un turismo normal varía entre 0.8 y 1.2 bares.

La refrigeración del motor deriva del SLS AMG, con un intercambiador aire-agua para la refrigeración del turbo, en lugar de los conocidos intercooler, que realizan un intercambio de temperatura exclusivamente a través de aire. A esto le sumamos un radiador aire-agua frontal, que refrigera el bloque motor, y otro de tipo aceite-agua situado en el pase de rueda, que se encarga de refrigerar la caja de cambios.

Por cierto, ya que hablamos de la caja de cambios, decir que tiene un doble embrague con siete velocidades, traída directamente también del SLS AMG. Cuenta con tres modos de conducción y un sistema de doble desembrague para asegurar que conseguimos una aceleración optima.

Y si la aceleración es optima, igual de optima debe de ser la frenada, para lo cual, los ingenieros de AMG han dotado a este A 45 de cuatro discos de freno ventilados, de 350 milímetros de diámetro en el eje delantero, y 330 milímetros en el eje trasero, asegurando así el mejor rendimiento de frenada. Los discos se alojan dentro de unas llantas de 18", que ocojen unos neumáticos con unas medidas más que respetables, con 240 milímetros de ancho.

AMG lleva el Merceces Clase A a su máxima expresión

Tras estas impresionantes cifras, y algunas más que hemos dejado en el tintero, os anunciamos que el Mercedes A 45 AMG podrá verse en el próximo Salón de Ginebra, pudiendo realizarse reservas desde el próximo 8 de abril, comenzando las primeras entregas en junio. Ahora bien, si las cifras del coche son de autentico infarto, imaginamos que su precio también lo será. Mercedes no ha anunciado nada en torno al desembolso necesario para poder tener esta joya en nuestro garaje, pero las primeras estimaciones hablan de un precio en torno a los 50.000 €, así que, ya sabéis, habrá que ahorrar un poco.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS