Registro gratuito

Bentley Mulsanne Edición 6.75 de Mulliner
Bentley Mulsanne Edición 6.75 de Mulliner

COCHES

Bentley Mulsanne Edición 6.75 de Mulliner

La marca británica se despide a lo grande el sedán de lujo con una edición limitada a 30 unidades.

CHRISTIAN TIXCE - 15 ENERO 2020 18:47

El buque insignia de Bentley llega al final de su producción, no cabe duda que esta ha sido una de las berlinas más lujosas desde su aparición en 1980. A esta despedida se le une el fin del propulsor V8 de 6.75 litros tras de 60 años de fabricación y que fue puesto en el Bentley S2. Es por ello, que para despedir a ambos a lo grande, la firma británica ha preparado una edición especial que se ha limitado a solo 30 unidades que llevará por nombre Bentley Mulsanne 6.75 Edition by Mulliner, el cual ha sido preparado con diversos detalles que le harán único y perdurará a través del tiempo.

Bentley Mulsanne Edición 6.75 de Mulliner

Detalles únicos

Para destacarse de otros, el Mulsanne obtiene un frontal con ópticas delanteras y pilotos traseros decorados con un marco cromado, una parrilla Mulliner Serenity y el logo Flying B al comienzo del capó. También conseguimos llantas especiales Mulsanne Speed de 21 pulgadas, una placa identificativa en la parte inferior de las puertas delanteras, puntas de escape con un acabado oscuro junto a una carrocería pintada con un acabado brillante.

Bentley Mulsanne Edición 6.75 de Mulliner

En su interior está disponible cuatro opciones de tonalidad para la tapicería en piel: Imperial Blue, Beluga, Fireglow y Newmarket Tan. A esto se le suman insertos plateados en el salpicadero que le añaden mayor elegancia, detalles que se extiende hasta el túnel central y la consola, la cual porta una placa hecha en metal con el nombre de la edición. Para cerrar con broche de oro, incorporan unas luces LED integradas en los retrovisores laterales que proyectan sobre el suelo las palabras 'Edition 6.75' que le dan la bienvenida al conductor al abrir las puertas delanteras.

Bentley Mulsanne Edición 6.75 de Mulliner

Un propulsor que se despide

Como dijimos al principio, el motor de esta serie especial dejará de producirse. El mismo es el icónico V8 de 6.75 litros que ofrece 530 CV de potencia con 1.100 Nm de torque. Este motor recibe en esta edición un colector de admisión terminado en color negro junto con una placa firmada por Adrian Hallmark, CEO de Bentley. La producción del Mulsanne culminará para esta primavera, aunque su precio aún no se ha anunciado. Luego, su sitial de honor como el coche insignia será ocupado por el nuevo Flying Spor que vendrá con una motorización híbrida.

Bentley Mulsanne Edición 6.75 de Mulliner

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS