Registro gratuito

Buick LeSabre 1951, un auto clásico que fomentó visualmente la era espacial
Buick LeSabre 1951, un auto clásico que fomentó visualmente la era espacial

COCHES

Buick LeSabre 1951, un auto clásico que fomentó visualmente la era espacial

El Buick LeSabre 1951, un auto clásico adelantado a su época que dejó huella.

ÁNGEL ARANGUREN - 03 ENERO 2018 22:23

Siempre para nosotros va hacer un honor y un gran privilegio, además de sentir mucho placer, poder hablar de un auto clásico, en honor a la verdad creo que la mayoría de las personas amantes de los autos disfrutan de los coches de épocas pasadas; nosotros vamos a hablar de un enorme y bellísimo clásico, nos referimos al Buick Lesabre 1951 de General Motors, diseñado por el jefe del departamento de diseño de la GM Harley Earl.

Buick LeSabre 1951, un auto clásico que fomentó visualmente la era espacial

Este auto estaba enfocado a apoyar de manera visual la nueva era de los cohetes espaciales de aquella época, sin embargo, según investigadores, el auto jamás llegó a comercializarse como tal e incluía un sistema de doble combustible, es decir, gasolina premium y metanol, lo cual le daba un extra de potencia, esto aunado que cuando se encendían las luces la parrilla daba vueltas dejando verse dos luces exploradoras entre otras cosas, y por supuesto muchos otros componentes muy adelantados para su época, de los cuales hablaremos a continuación.

Buick LeSabre 1951, un auto clásico que fomentó visualmente la era espacial

Primero su cuerpo externo

Debido a que su concepción era la de fomentar los cohetes o naves espaciales, su cuerpo exterior evocaba precisamente las naves aéreas, primeramente con su parabrisas grande y ovalado, dando lugar al enorme y largo capo el cual tenía una gran moldura central y que de alguna manera se las ingeniaron para que el coche adelantado a su época estuviera bien compacto y unificado entre sí; en su nariz había como una especie de turbina de avión que no era más que unos faros rastreadores, los cuales aprecian cuando las luces eran encendidas, esto aunado a dos pequeñas luces extras ubicadas en los laterales del gran paragolpes de hierro cromado con diseño Dagmar.

Buick LeSabre 1951, un auto clásico que fomentó visualmente la era espacial

Si continuamos el recorrido exterior nos damos cuenta que era sumamente largo ancho y de líneas redondeadas imitando a un Jet, sin embargo, a pesar de lo grande de su cuerpo en su interior solo había un asiento largo continuo para dos personas, dado que el maletero lo hicieron pensando en un gran lugar para almacenaje. Por otro lado, era un descapotable de lona eléctrica la cual quedaba guardada en un espacio dentro del maletero. Y si hablamos de la parte trasera de este gran y hermoso clásico nos damos cuenta de su continuidad a la exaltación de la era espacial con un diseño como de alas y una luz de stop encofrada dentro de lo que sería una tribuna cromada de avión, con paragolpes grande, cromado y sobresaliente con dos salidas de escape y seis pequeñas luces traseras. Por último y no menos importante, destacamos que este maravilloso auto estaba hecho de aluminio, magnesio y fibra de vidrio.

Buick LeSabre 1951, un auto clásico que fomentó visualmente la era espacial

Un pequeño habitáculo para un auto grande

Como ya dijimos anteriormente, por ser un descapotable con gran espacio para el motor y para el almacenaje solo quedo lugar para dos personas a bordo en un asiento largo y corrido tapizado de cuero y tela, ambos bicolor con hermosos diseños de costura. Por otro lado, el salpicadero también cubierto de cuero con un gran cuadro de instrumentos con velocímetro rectangular y tacómetro y otros medidores de diseño redondo, en la parte central del tablero está el radio AM con dios bocinas de audio incrustadas en las puertas y más a la derecha el depósito de almacenaje. El volante grande de plástico duro y pulido con dos radios y circunferencia interna cromada, palanca de cambio al lado derecho del brazo del volante y palanca de cambios de luces del lado izquierdo.

Buick LeSabre 1951, un auto clásico que fomentó visualmente la era espacial

Motor

Este estupendo auto era propulsado por un poderoso V-8 sobrealimentado de 3.5 litros funcionando con gasolina y metanol generando 335 caballos de fuerza, todo esto estaba asociado a una transmisión automática Buick Dynaflow instalada en la parte trasera del vehículo pero luego fue reemplazada por la más sofisticada GM Hydramatic.

Buick LeSabre 1951, un auto clásico que fomentó visualmente la era espacial

Definitivamente este auto estaba adelantado a su época con todo y más, ya que a parte de lo que comentamos este poderoso coche ofrecía cerraduras eléctricas, asientos eléctricos, vidrios eléctricos, y es más, la capota o techo de lona aparte de ser eléctrica, la cual a través de un botón se guardaba en el maletero, también poseía un sensor de lluvia, de tal manera que con las primeras gotas de lluvia caídas encimas del auto la capota se desplegaba sola hasta cubrir totalmente el interior del vehículo, y en cada llanta había un gato hidráulico incorporado que levantaba el coche en caso de un pinchazo, nada mal para aquella década de los 50.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/virtual/motoryracing.com/classes/idTwitter.php on line 34