Registro gratuito

Cadillac ElDorado, un coche que dejó huella
Cadillac ElDorado, un coche que dejó huella

COCHES

Cadillac ElDorado, un coche que dejó huella

Un coche histórico que dejó huella en el sector automotriz y que aún se mantiene en pie.

RICARDO CENICEROS - 28 ABRIL 2019 19:13

Sin lugar a dudas, la década de 1950 es vista por muchos como la edad de oro del automóvil, principalmente en los Estados Unidos, y esto se debe a muchas razones, pero principalmente a que era la época en que os poderosos motores V8, los autos deportivos, los coches que contaban con características revolucionarias de lujo y confort, y los vehículos que venían con las famosas aletas traseras eran lo más cotidiano o lo que estaba de moda. Muchas personas concuerdan con el hecho de que los coches de los años 50 fueron los reales precursores de lo que posteriormente se conoció como el sector automotriz a nivel mundial.

Cadillac ElDorado, un coche que dejó huella

Cuando hacemos memoria recordamos a grandes fabricantes de aquellos días, entre ellos Ford, Chevrolet, entre otros, pero talvez uno de ellos, Cadillac, jugó un papel clave en esta era en la que los autos de los Estados Unidos eran conocidos como grandes maquinas rodantes, potentes, brillantes, y sobre todas las cosas constituyó un verdadero símbolo de estatus. Entre los muchos modelos que engalanaron las carreteras encontramos al que se le conoció como Cadillac El dorado, uno de los coches más emblemáticos y con mucho peso para diversas personas.

Cadillac ElDorado, un coche que dejó huella

Las versiones

Desde que salió por primera vez al mercado, ElDorado se convirtió en todo un ícono de los coches clásicos, de hecho, entre los años 1953-1960 se fabricó Eldorado en versión convertible, y entre los años 1957-1960 salió al mercado la versión Eldorado Brougham, que poco a poco comenzaba a dejar huellas en el tiempo. Los fabricantes de Cadillac en el fondo no tuvieron porqué quejarse, y esto se debe a que para ese entonces los autos más caros del momento y más lujosos eran precisamente los que Cadillac fabricaba. Cuando este coche debutó en 1957 se convirtió en "amor a primera vista" ya que muchos alegan que logró cautivar a la multitud con sus faros cuádruples, el techo de acero inoxidable de la firma, las puertas suicidas de apertura, la suspensión neumática Jet Age, entre otras cosas, de hecho, este Cadillac se convirtió en el primer automóvil en usar dicho sistema.

Cadillac ElDorado, un coche que dejó huella

El origen de su nombre

Cadillac solo construyó 400 de estos modelos, de hecho, cada uno con un precio de 13.074 dólares. Esa cantidad de dinero representaba una suma que no todos podían conseguir, por lo que este vehículo solo se reservaba para aquellos que contaban con un amplio poder adquisitivo. Es importante saber que mucho se ha comentado sobre el origen del nombre del coche y, aunque muchos se lo atribuyen a un jefe indio de una tribu muy famosa, algunos aseguran que este nombre se tomó de un famoso club en California, a donde asistían algunos ejecutivos importantes pertenecientes a la General Motors. A este lugar se le conocía como "Eldorado Country Club".

Las cualidades mecánicas

El Cadillac ElDorado en su versión de 1958 fue un modelo que dejó huella en la historia por las cualidades mecánicas con las que contó, como por ejemplo, un poderoso motor V8, capaz de desarrollar unos impresionantes 335 caballos de poder, y que además trajo consigo unos dos carburadores, y vino con características propias como el aire acondicionado, asiento del conductor eléctrico de seis posiciones, con el extra llamativo de poseer una memoria de posición favorita según las exigencias del conductor, un modo de entrada y salida fácil del auto, seguros de puertas eléctricos, sistema de calefacción con unos importantes sopladores que se ubicaban debajo de los asientos, apertura y cierre automático del maletero, entre otros extras interesantes.

Cadillac ElDorado, un coche que dejó huella

El confort del coche

Otros de los extras que también le agregó confort y calidad al coche es que vino con un interesante atenuador de faros automáticos y parasoles polarizados que se oscurecían cuando se inclinaban para brindar mayor protección de los rayos del sol. También se deben agregar otros extras que conformaban los aspectos lujosos del coche como un juego de vasos de acero inoxidable combinados, un pintalabios y perfumes especiales para uso personal, una caja de cigarrillos, un portapapeles, un compacto para el uso diario de las damas, además de un reposabrazos trasero que venía con una importante almohadilla, lápiz y espejo. Los asientos que conformaban las butacas del coche eran unos auténticos sofás de sala.

Cadillac ElDorado, un coche que dejó huella

Datos finales

La empresa norteamericana Cadillac construyó 304 unidades para el año 1958, y es de destacar que durante su largo periodo de existencia este modelo sirvió a los intereses de célebres personalidades como presidentes, estrellas de cine, cantantes, entre otros. En la actualidad todavía quedan algunos operativos y en excelentes condiciones, pero sobre todo por coleccionistas, personas con grandes capacidades económicas y amantes de los coches clásicos históricos; para tener una idea, recientemente se vendió un Cadillac ElDorado, restaurado, como nuevo, en excelentes condiciones tanto de mecánica como estéticas, y la suma de venta ascendió a unos 225.000 dólares. Nada mal, si lo tomamos como una inversión que se incrementa con el pasar de los años.

Cadillac ElDorado, un coche que dejó huella

El Cadillac ElDorado quedará como uno de los coches históricos más importantes del sector automotriz, pese a que, por su precio, no se vendieron miles de unidades en todo el mundo.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/virtual/motoryracing.com/classes/idTwitter.php on line 33