Registro gratuito

Chevrolet Camaro de 1967, uno de los mejores clásicos de todos los tiempos
Chevrolet Camaro de 1967, uno de los mejores clásicos de todos los tiempos

CLÁSICOS

Chevrolet Camaro de 1967, uno de los mejores clásicos de todos los tiempos

Según los expertos de los autos clásicos el Camaro del 1967 es uno de los mejores de la historia.

ÁNGEL ARANGUREN - 19 MAYO 2018 20:20

El Chevrolet Camaro es el primero de la primea generación, es decir, es el primogénito, y además esta dentro de los 10 mejores clásicos de la historia según estudios de los expertos y amantes de los autos clásicos, y particularmente no me queda la menor duda porque realmente es un buen auto, que en cuanto a diseño exterior estaba un poco adelantado a su época a pesar que en el interior de la cabina y por supuesto la parte motora estaba representada por aquella época, donde los sensores eléctricos aun no existan menos las tecnologías de infoentretenimientos. Sin embargo, un clásico, es un clásico, así que vamos a recordar a este estupendo auto.

Chevrolet Camaro de 1967, uno de los mejores clásicos de todos los tiempos

Historia

La primera generación de este auto deportivo de la marca norteamericana Chevrolet comenzó en el 1967 y termino en el 1969, solo duro dos años, pero fueron más que suficiente para traer al mundo a nuestro protagonista. Fue mostrado por primera vez en Michigan Detroit el 12 de septiembre de 1966, y luego en Los Ángeles el 29 del mismo mes y del mismo año presentado como el modelo del año en 1967. Para este modelo existen tres paquetes al gusto de quien lo adquiera, el primero es el RS el cual tenía una apariencia muy deportiva que ofrecía faros ocultos, las luces traseras estaban modificadas, moldura cromada lateral y por supuesto el emblema RS estaba presente.

Chevrolet Camaro de 1967, uno de los mejores clásicos de todos los tiempos

El segundo paquete era el SS y este incluyo dos motores, uno de ellos era un V-8 de 5.7 litros el cual generaba 288 caballos de fuerza, y el otro era de 6.5 litros con 330 caballos de fuerza, y por otra lado habían tomas de aire en el capo. El tercer paquete fue el Z/28, este ofrecía frenos de disco delantero, una caja manual de cuatro velocidades Muncie y un motor V-8 de 4.9 litros con carburador cuádruple cuerpo Holley 780 CFM con secundarios al vacío.

Chevrolet Camaro de 1967, uno de los mejores clásicos de todos los tiempos

El exterior

Este auto era y es hermoso, y digo es porque aún hay muchos que están vivos y en buen estado gracias a Dios. Como ya dije antes este modelo ofrecía tres paquetes, y uno de ellos tenía el frente muy singular con sus faros ocultos, más los otros dos no, es decir, sus faros estaban a la vista de todos con diseño redondos dentro del marco cromado de la parrilla. El paragolpes era pequeño, delgado y elegante además de ser cromado. El capo era largo y con pocas líneas. Los laterales tenían muchos músculos y una ligera línea horizontal que ocupaba todo el largo del vehículo de dos puertas por ser deportivo. Y su parte trasera era corta pero exclusiva con sus faros rectangulares y tapa de gasolina redando en todo su centro.

Chevrolet Camaro de 1967, uno de los mejores clásicos de todos los tiempos

El interior

Dentro de la cabina encontramos buen espacio para las dos butacas delanteras, mas no para el asiento largo y corrido trasero, en donde solo podían viajar cómodamente los niños de la familia. Dichos asientos estaban tapizados en fuerte cuero negro en su gran mayoría, sin embargo, debo decir que también venían en distintos colores, tales como el azul o el rojo e incluso el verde. La costura de estos asientos era generalmente de diseño vertical.

Chevrolet Camaro de 1967, uno de los mejores clásicos de todos los tiempos

El cuero también estaba en el salpicadero así como también en los palanes de las puertas y el techo. El volante tenía un diseño deportivo de cuerpo muy delgado y de tres radios. El cuadro de instrumentos era clásico, con medidores redondos y todo lo demás sencillamente e era estupendo, como por ejemplo una radio AM hacia vida en el habitáculo del Chevrolet Camaro del 1977 para escuchar canciones de Elvis Presley mientras ibas manejando.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS