Registro gratuito

El coche autónomo de Google también se recargará solo
El coche autónomo de Google también se recargará solo

NOTICIAS

El coche autónomo de Google también se recargará solo

Google afirma que sus prototipos autónomos serán capaces de recargarse por sí solos con sistemas inalámbricos.

JOSé MARíA GARCíA - 08 FEBRERO 2016 18:30

¿Quién nos iba a decir que en un futuro muy cercano, los coches se conducirían solos, funcionarían con electricidad o se recargarían sin cables? Para algunos todavía puede parecer ciencia ficción, pero empresas como Google o Audi llevan ya muchos años desarrollando esta tecnología, a través de prototipos capaces de circular sin conductor por las calles de nuestra ciudad o ser más rápidos que un ser humano en un circuito.

Otras como Tesla y Mercedes-Benz, recientemente ya han introducido los primeros sistemas semi-autónomos en sus automóviles de producción mientras que la gran mayoría de vehículos modernos permiten acelerar, frenar y mantenerse en el carril de una autopista sin que el conductor tenga que tocar pedal o botón alguno.

Ahora, Google nos vuelve a sorprender tras comenzar el desarrollo del coche definitivo, una máquina capaz de valerse por sí misma en todos y cada uno de los aspectos relacionados con el propio vehículo. Salir del parking, irte a buscar a la puerta del trabajo o recargarse solo serán algunas de las novedades que iremos viendo antes de terminar la década.

El coche autónomo de Google también se recargará solo

La carga inalámbrica, sin duda, se convertirá en una práctica común en el menor tiempo posible, y algunos documentos presentados ante los EE.UU por la Comisión Federal de Comunicaciones sugieren que el gigante de la tecnología está en camino de desarrollar los sistemas necesarios para enviar energía eléctrica a través del aire, contando con un transmisor integrado en el suelo y un receptor montado en la parte inferior de un vehículo eléctrico.

El principio se llama inducción magnética resonante y funciona mediante la creación de un campo magnético con la ayuda de un paso de corriente alterna a través de un circuito eléctrico sintonizado. A su vez, el campo magnético induce otra corriente alterna en el circuito montado en el vehículo, lo que le permite recargar la batería a bordo.

Sin lugar a dudas, la conducción autónoma y las recargas inalámbricas son el futuro mientras que los actuales vehículos eléctricos con cable no terminan de encajar, debido a una escasa infraestructura y una autonomía de las baterías bastante mínima. Cuando ambos problemas se solucionen, nuestras calles estarán llenas de coches sin conductores y sin emitir partículas contaminantes por el tubo de escape.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS