Registro gratuito

A la conducción autónoma aún le queda mucho camino por recorrer
A la conducción autónoma aún le queda mucho camino por recorrer

CONDUCCIÓN AUTÓNOMA

A la conducción autónoma aún le queda mucho camino por recorrer

Análisis de la inminente llegada al mercado de los vehículos semi-autónomos y autónomos.

JOSé MARíA GARCíA - 09 MARZO 2016 19:00

En la actualidad, muchas son las marcas y compañías de automóviles que ya ofrecen en uno o varios modelos de la gama sistemas de conducción semi-autónomos. El Tesla Model S fue el primero mientras que otros como el nuevo Mercedes-Benz Clase E o Volvo S90 siguen el camino de la berlina eléctrica de origen norteamericano, un camino que finalizará con todos los vehículos de nuestras carreteras conduciendo sin conductor.

Además, otros muchos automóviles que aún no se les reconoce como vehículos semi-autónomos, ya son capaces de girar el volante, acelerar y frenar solos en autopista, por lo que en viajes de media-larga distancia, el conductor prácticamente puede olvidarse de conducir ya que el coche se encarga de hacerlo por ti, con consumos más bajos y ofreciendo una seguridad muy elevada.

La conducción autónoma plantea tres tipos de problemas básicos en áreas tan diferentes como el de la tecnológica, a nivel social así como el personal. En el primer aspecto, hay que resolver problemas tan sofisticados como las cámaras de precisión con lentes que no pueden ensuciarse jamás ni perder campo de visión. Además, se requieren sensores radar, sensores 3D, mapas cartográficos ultraprecisos, nuevos satélites, tecnología láser y numerosos elementos para que la conducción autónoma pueda llegar a los vehículos del futuro. Para esos coches habrá que desarrollar infraestructuras acordes que se comuniquen con el vehículo, carreteras perfectamente balizadas y mantenidas excluyendo cualquier tipo de aberración, porque el sistema como tal, no es ni será jamás inteligente, únicamente autónomo, como un avión.

A la conducción autónoma aún le queda mucho camino por recorrer

En el área social hay muchos temas que solucionar antes de poner vehículos de producción en las calles. Por ejemplo, el tipo de licencia necesario para tener carnet de conducir, qué tipo de carnet, qué tipo de seguro y de quién será la responsabilidad en caso de accidente. Con una tecnología tan compleja, que tipo de servicio de ITV serán necesario para homologar y revisar esos coches pero hay más, ¿hasta qué punto se desea el coche autónomo? El automóvil no es solo un sistema de transporte, es la expresión de la libertad de movimiento del ser humano y para los amantes de la conducción un verdadero privilegio que parece tener los días contados.

Declaraciones

"La tecnología existe, ya está aquí, pero para que sea utilizable, para que sea viable aún hay mucho por hacer, mucho por recorrer y muchos e importantes problemas por resolver, de modo que no hay que dejar llevarse por el fácil optimismo tecnológico, y sí seguir trabajando por si alguna vez puede ser una realidad" afirmaba Luis Montoro, catedrático de seguridad vial y presidente de FESVIAL, quien continuaba su intervención comentando que "de poco sirve tener coches inteligentes si los que los conducen no son todo lo inteligentes que se requiere, o no son capaces de comprender toda la información y tecnología desplegada para sacar al automóvil un óptimo partido."

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS