Registro gratuito

Conducción autónoma vs tradicional
Conducción autónoma vs tradicional

TECNOLOGÍA

Conducción autónoma vs tradicional

La conducción autónoma sobre la conducción humana, sus beneficios y el futuro que nos depara.

CHRISTIAN TIXCE - 27 ABRIL 2017 05:21

Desde que se creó el primer automóvil el ser humano se acostumbró a la idea de conducir sus propios coches. Algunos hombres hasta lo ven como un tema de dominación, de allí se desprende el lema "El Hombre contra la máquina". Un claro ejemplo de ello es lo que sucede en las pistas de automovilismo mundial, donde observamos a muchos pilotos, hombres y mujeres, tratando de exprimir al máximo las cualidades de un bólido, llevándolo incluso, más allá de los límites. Es un hecho, a las mujeres y a los hombres nos gusta sentir la sensación que genera el manejar, sin importan cuán agotador, simple o complicado sea.

Conducción autónoma vs tradicional

Sin embargo, con el pasar de las décadas el continuo avance de la tecnología ha modificado muchas cosas. En las últimos tiempos, por ejemplo, se han construido robots, capaces de suplantar las actividades que realizamos los seres humanos. Lo bueno de todo es que los resultados han sido muy satisfactorios, y estas creaciones han demostrado que, con más estudios y mejoras técnicas, pueden realizar casi que cualquier labor de las que todos estamos acostumbrados y que forman parte de nuestra vida cotidiana. En el ámbito del mundo automotriz ocurre casi lo mismo.

Conducción autónoma vs tradicional

Para citar tan solo un ejemplo, podemos mencionar que en el año 2012, la empresa transnacional Google presentó un vehículo, coche o automóvil autónomo. Pero ¿qué significan los coches autónomos o de que trata la conducción autónoma? La respuesta es muy sencilla. La autonomía en automóviles se entiende como la capacidad que tendrá un coche de efectuar diversas acciones importantes como acelerar, frenar, avanzar y girar de manera sola, es decir, sin necesidad de la intervención humana. Un automóvil que cuenta con una completa autonomía será capaz incluso de realizar largos viajes sin que un conductor humano intervenga en todo el proceso.

Las grandes marcas la están implementando

La novedosa tecnología autónoma se hace más frecuente en nuestros días. Las grandes marcas automotrices del mundo están tomándola como una herramienta sólida que poco a poco la vienen implementando en sus modelos de última generación. Entre los grandes que se encuentran ya por el camino autónomo podemos mencionar a Mercedes-Benz, Audi, BMW, Tesla, entre otras. Algunas estadísticas apuntan que, para 2020, habrá unos 10 millones de coches que circulen de manera autónoma por las grandes ciudades del mundo. Ahora bien, con el paso de la autonomía surge una nueva interrogante, ¿podrá la conducción autónoma suplir y mejorar al propio ser humano, o ésta redundará en nuevos problemas?

Aunque todo parezca sencillo, en el fondo no lo es. El pasar a la conducción autónoma demandará muchos cambios de orden legislativos, la implementación de nuevas normas de seguridad vial, y desde luego, un sinfín de cambios en lo que respecta a las pólizas de seguro tanto médicas como para protección del mismo vehículo. Pero volviendo al tema de la tecnología autónoma; su implementación se basa en el uso de piezas de ingeniería que utilizan poderosos sensores, estas piezas se basan en cámaras, laser y radales que son capaces de detectar objetos a una distancia de dos campos de futbol. La información que reciben estos sensores son interpretados por un software que se encarga de crear una especie de mapa 3D del entorno donde se encuentra posicionado en coche.

Conducción autónoma vs tradicional

Google lleva la delantera

La empresa pionera en vehículos autónomos es precisamente Google. En el año 2012 comenzaron las pruebas y al sol de hoy ya llevan miles de kilómetros recorridos. Se dice que Google confía plenamente en sus modelos, por ello, hasta decidieron retirar de sus coches los volantes y los pedales, dejando la conducción y el control total del vehículo al software diseñado para tal fin. Por lo visto, parece que tienen razón, ya que el porcentaje de accidentes que han sufrido estos vehículos es relativamente muy bajo.

Conducción autónoma vs tradicional

Vehículos autónomos y conductores humanos

Recientes estudios realizados por la empresa Google, en los que hicieron comparaciones con los conductores humanos y la conducción autónoma, se detectó que los seres humanos son los principales culpables de casi todos los incidentes que ocurren en avenidas, calles, autopistas o carreteras. La razón fue casi siempre la misma, el descuido o la imprudencia al conducir. Los accidentes de vehículos autónomos eran, en su mayoría, por pequeñas fallas en sus programas. También desde Google acotaron que ninguno de los coches autónomos causó los accidentes en los que se vio involucrado. Por ejemplo, se dieron tres casos de algunos incidentes, y en los tres casos, los vehículos de google fueron chocados por un conductor humano en la parte trasera. Esto ocurrió en intersecciones, donde el automóvil de google frenó precisamente respetando las señales de tránsito, algo que lo convierte en un modelo prudente.

Conducción autónoma vs tradicional

Esto quiere decir que, si se implementan a cabalidad los coches autónomos, podría darse el caso de que los accidentes de tránsito desaparecieran, o al menos, se redujeran en gran porcentaje. Pero Google se ha enfrentado a otros desafíos, entre ellos, a realizar sus pruebas solo en estados en donde se permita. Recordemos que existen leyes que también regulan este tipo de actividades, entre ellas, la convención de Viena sobre el tráfico en carreteras, ratificado por 73 paises, en donde se estipula que todo vehículo en movimiento debe tener un conductor. Pero nada es imposible, y algunas leyes quedan prácticamente disueltas con el ingreso de nuevas tecnologías, siempre y cuando estas sean probadas en su totalidad y generen resultados positivos que se puedan demostrar.

Conducción autónoma vs tradicional

Por lo anteriormente expuesto podemos pensar que el futuro del mundo automotriz nos llevará por el camino de la autonomía; pero cuando eso llegue, ¿se aceptarán conductores humanos, sobre todo si se comprueba que la conducción autónoma genera menos accidentes? ¿Qué sucederá con las miles de actividades que dependen de un conductor humano, habrá más desempleo? Y por último, ¿esteremos dispuestos a soltar el volante

Conducción autónoma vs tradicional

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS