Registro gratuito

Conoce el garaje secreto de Jim Glickenhaus
Conoce el garaje secreto de Jim Glickenhaus

NOVEDADES

Conoce el garaje secreto de Jim Glickenhaus

He aquí los autos del hombre que estuvo al volante del Ferrari P4 / 5 y del último hipercoche SCG 003S.

ÁNGEL ARANGUREN - 23 JUNIO 2019 21:25

Antes que nada les quiero dar toda la información necesaria a aquellos que aún no tienen claro quién es James Glickenhaus, puesto que este articulo especial está dedicado a una serie de autos que tiene en su poder, y que además, los tiene bien guardados en un garaje el cual casi nadie donde está. James Glickenhaus nacido el 24 de julio de 1950 en los Estados Unidos, y es un productor, financiero, director, empresario automotriz y socio general de Glickenhaus & Co., que es una asociación familiar creada por su padre Seth Glickenhaus , quien escribió, dirigió y produjo varias películas en los años 80 y 90, entre ellas la muy conocida The Exterminator y el vehículo Jackie Chan The Protector. Ahora bien, es fácil entender que Jame Glickenhaus sea un amante de los autos, por lo que también es apasionado coleccionista de autos antiguos de carreras, en especial los Ferrari, de tal manera que a partir de esa premisa es que vamos a desarrollar este artículo especial.

Conoce el garaje secreto de Jim Glickenhaus

En algún lugar escondido de New York

Es una calle residencial suburbana en Sleepy Hollow al norte de Nueva York, donde las construcciones contienen un diseño modesto, es decir, nada que ver con las fachadas de aguilón y revestimiento de madera y justamente allí, se encuentra un antiguo almacén de bebidas alcohólica el cual fue limpiado y rediseñado para convertirse en lo que ahora es el hogar de una de las colecciones de autos clásicos deportivos más importantes de este tiempo, un espacio idóneo que alberga millones de dólares en vehículos de cuatro ruedas, de todas las marcas, estilos y años. Al entrar a este mágico lugar automotriz lo primero que se nota es una réplica de la antorcha de Lady Liberty puesta en un fondo de mármol con las siguientes 3 letras, SCG, que significan la Scudería Cameron, misma en la que Jim hizo historia.

Conoce el garaje secreto de Jim Glickenhaus

Lo que hay dentro del garaje

Este viejo almacén de bebidas alcohólica que ahora es un garaje enorme, o por lo menos lo suficiente para albergas todo el tesoro de Jim Glickenhaus, es el lugar secreto muy escondido de New York, lugar que está cubierto de emblemáticos objetos como por ejemplo trofeos, antiguos chasis colocados estratégicamente como obras de arte exhibidos en un museo europeo, y vale la pena resaltar que estos chasis son únicos en el mundo, más nadie los tiene, por lo que valen millones.

Conoce el garaje secreto de Jim Glickenhaus

Por otro lado es lógico encontrar algunos de los autos más raros y caros del mundo, como por ejemplo el Spyder Corsa 166 y varios Ferrari, tales como el tercer Ferrari que se fabricó y que hasta el momento es el más antiguo que existe en el planeta, y por otro lado está el Ferrari 206 Dino Competizione 1967 de color amarillo brillante. Pero no todo es Ferrari en este garaje, ya que también hay un Ford Mans IV que es ex modelo de Donohue / Bruce McLaren 1967 de Le Mans también de color amarillo, y el modelo J Duesenberg de la reina de Yugoslavia, y para cerrar este párrafo quiero destacar un DVB Stutz de The Great Gatsby de los años 30.

Conoce el garaje secreto de Jim Glickenhaus

Ahora los de competición

Para luego es tarde, así que voy de una vez con las menciones de los autos de competición que se encuentran en este paraíso automotriz escondido de New York, de tal manera que hay algunos autos de carreras de los años 60 y 70 de la marca italiana Ferrari como lo es el P3 / 4 y el 412P, que es uno de los cuales fue resucitado y que además posee historia competitiva, pero finalmente lo que realmente nos deja con la quijada caída son 70 Ferrari que el señor multimillonario Jim Glickenhaus posee, acomodados de forma versátil en el lugar, de tal manera que aunque para muchos esto sea una locura perdida, en honor a la verdad no lo es, porque es una inteligente inversión, de hecho Jim Glickenhaus tiene un dicho personal que dice lo siguiente: No conducir tu Ferrari es como no tener relaciones sexuales con tu novia para que sea más deseable para su próximo novio.

Conoce el garaje secreto de Jim Glickenhaus

Una colección privada que llevó años

Es importante destacar que desarrollar cualquier colección lleva trabajo, tiempo y dinero, no importando lo que se coleccione, es decir, desde muebles antiguos, obras de arte e incluso monedas antiguas hasta los autos clásicos, el esfuerzo es el mismo para quien tenga poco o mucho dinero, de tal manera que para Jim Glickenhaus, esta colección le llevo tiempo y dinero, de hecho él ha confesado que esta colección es el trabajo de toda una vida y la trágica realidad de ser mordido por un insecto de automóvil a una edad temprana, cuando en un día lluvioso, el padre de Jim preocupado de que su hijo de 12 años se mojara tomo una de sus cazadoras de carreras de Ferrari y se la entregó para que se la pusiera, y allí fue donde toda esta pasión por los autos empezó, de hecho la cazadora también forma parte del secreto garaje.

Conoce el garaje secreto de Jim Glickenhaus

Datos finales

Después del evento de la cazadora pasaron muchas cosas que siguieron contribuyendo en la vida de Jim en amar cada vez más el mundo automotriz, de tal manera que a la edad de 15 años, comenzó a ayudaría al Sr. Chinetti a trabajar en sus autos, es decir, coches como el último Ferrari en ganar el primer puesto de la general en Le Mans, el NART 250LM 1965.

Conoce el garaje secreto de Jim Glickenhaus

Poco después Jim modifico su propio Studebaker de 1954 haciéndolo funcionar con combustible de cohetes para saciar su necesidad de velocidad, y luego, a los 21 años, Jim entró en el negocio del cine como productor y director, especializándose en películas de acción como The Exterminator. Como podemos ver, todo en esta vida cuesta, pero con amor, pasión, enfoque, perseverancia y trabajo incansable, todo se logra, hasta ser dueño de un viejo almacén de bebidas alcohólicas para convertirlo en un millonario garaje.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS