Registro gratuito

Conociendo la marca automotriz Duesenberg, Segunda parte
Conociendo la marca automotriz Duesenberg, Segunda parte

HISTORIA AUTOMOTRIZ

Conociendo la marca automotriz Duesenberg, Segunda parte

La marca automotriz Duesenberg forma parte de la historia automotriz, la cual sigue viva gracias a las subastas y a los coleccionistas.

ÁNGEL ARANGUREN - 19 NOVIEMBRE 2018 14:54

Continuamos con la maravillosa historia de una de las marcas automotrices estadounidense que mas le dio alegría no solo a los Estados Unidos sino a muchos países del mundo, y a pesar de que en la actualidad ya no existe, aun pone a muchos coleccionistas del mundo a pelearse por uno de sus autos, me refiero a la Duesenberg Motors Company. Para aquellos que apenas están llegando a este espectáculo, les informo que esta es la segunda parte, por lo que es obvio que ya hicimos una primera parte, la cual le invito a leer. En esa primera parte estuvimos hablando del concepto de la compañía como fábrica y por supuesto el inicio de su historia, pilotos que ganaron premios con autos Duesenberg, de los motores para aviones en la primera guerra mundial, y de todo el éxito alcanzado en las décadas de los 20 y de los 30, ahora bien, esta segunda parte vamos a estar hablando de cada uno de los modelos fabricados por la Duesenberg Motors Company, hablemos de ello.

Conociendo la marca automotriz Duesenberg, Segunda parte

Duesenberg Modelo A años del 1921 al 1927

El modelo A fue el primer automóvil en producción en serie de la marca que ofrecía frenos hidráulicos y el primero con un motor de ocho en línea llamado el Duesenberg Straight-8. El Modelo A se mostró por primera vez al público finalizando la década de los 20 en la ciudad de Nueva York. Para la época este coche era muy avanzado y costoso, el cual para poderlo comprar habría que despojarse de 6,500 dólares, una fortuna para aquellos tiempos, sin embargo valía la pena debido a sus características como por ejemplo los árboles de levas en cabeza, las culatas de cilindro de cuatro válvulas y los primeros más los frenos hidráulicos antes mencionados colocados en las cuatro ruedas de 16 pulgadas, y además era más liviano y pequeño que la competencia, siendo así uno de los coches más potentes y más rápidos de su tiempo.

Conociendo la marca automotriz Duesenberg, Segunda parte

Duesenberg Modelo X años 1926 y 1927

El Modelo X fue la versión deportiva del modelo A pero sin dejar de ser un vehículo de lujo, el cual fue construido en 1926 y 1927 obviamente en cantidades muy pequeñas no solo por haber durado un año sino porque debemos recordar que eran hechos totalmente a mano, pero más allá de la aclaratoria quiero destacar que el Duesenberg Modelo X fue obviamente una evolución del Modelo A, y por otro lado la marca automotriz fabrico dos prototipos llamados Modelo Y basados en el Modelo X, los cuales le prepararon el camino transitorio al Modelo J de Duesenberg, pero del Modelo X solo se fabricaron 13 unidades de las cuales han sobrevivido 5.

Conociendo la marca automotriz Duesenberg, Segunda parte

Duesenberg Modelos J, SJ, SSJ, JN y SJN años 1928 y 1937

Antes que nada quiero hacer mención de que EL Cord compró la Duesenberg Motors Company el 26 de octubre de 1925, motivados a las habilidades de ingeniería, el talento y la marca para producir autos de lujo de los hermanos Duesenberg, y en seguida se dispusieron a producir el Modelo J, que debutó el 1 de diciembre en el New York Car Show de 1928, basado en los exitosos motores de la compañía de la década de 1920 obviamente diseñados por Duesenberg, y disponible en dos versiones de chasis, pero también se fabricó un modelo con tamaño especial, de hecho solo fueron dos unidades bajo el seudónimo SSJ, en donde el tablero de instrumentos incluía luces que le recordaban al conductor que era necesario cambiar el aceite y que se debía inspeccionar la batería.

Conociendo la marca automotriz Duesenberg, Segunda parte

Ahora hablemos del modelo SJ el cual tuvo fama de alcanzar 167 km/h en la segunda velocidad, pero en tercera pudo alcanzar una velocidad máxima de 225 km/h. Se reportaron tiempos 0 a 100 mph en 17 segundos a pesar de las transmisiones no sincronizadas, en un momento en el que incluso los mejores autos de la época no alcanzaban los 160 km/h. Este modelo generalmente pesaba alrededor de dos toneladas y media; hasta tres toneladas no era inusual, considerando la amplia gama de carrocerías personalizadas disponibles. Del modelo SSJ solo se fabricaron dos unidades, y fueron construidos en 1935 con diseño similar a la versión SJ, pero con 400 caballos de fuerza y estos lucían un cuerpo liviano de roadster abierto producido por Central Manufacturing Company, subsidiaria de Auburn en Connersville, Indiana, de hecho uno de ellos le pertenecía al actor Gary Cooper y el otro fue prestado por la compañía al actor Clark Gable , que ya era propietario de un Duesenberg J. La segunda S significa distancia entre ejes corta, ya que los dos SSJ son los únicos Duesenberg que tienen un chasis con la distancia entre ejes acortada.

Conociendo la marca automotriz Duesenberg, Segunda parte

El Duesenberg JN tenía carrocería de Rollston y solo se construyeron diez unidades en 1935, equipado con llantas de 17 pulgadas, guardapolvo bordeados, las luces traseras tenían un diseño de forma de bala y cuerpos colocados en los rieles del marco para una apariencia más baja. La caja de la batería y la caja de herramientas se rediseñaron ligeramente para que las puertas pudieran cerrarse sobre el marco.

Conociendo la marca automotriz Duesenberg, Segunda parte

El Modelo SJN fue una derivación del JN el cual estaba supecargado convirtiéndose en uno de los autos de lujo más populares, así como en un símbolo de estatus en los Estados Unidos y Europa, deseado y obtenido por los ricos y famosos de aquella época, como por ejemplo Al Capone, Evalyn Walsh McLean, Greta Garbo y Howard Hughes entre otros, incluso el príncipe Nicolás de Rumania y hasta la reina María de Yugoslavia junto a los reyes Victor Emmanuel III de Italia y Alfonso XIII de España.

Conociendo la marca automotriz Duesenberg, Segunda parte

El final de la existencia de la Duesenberg Motors Company

La vida de esta estupenda fábrica de autos de lujos termino en 1937, y para esa fecha solo se habían fabricado 650 unidades Duesenberg, siendo cada uno de ellos definitivamente una obra maestra. El fin de esta compañía se lo deben a la segunda guerra, de hecho los clientes de la posguerra estaban interesados en la calidad de esos coches, pero la competencia empezaba a producir con calidad a mucho menor coste. Rolls-Royce, Lincoln y Ford contribuyeron a su desaparición, pero nunca fueron comparables con los Duesenberg, cosa que cuesta un poco entender, pero así es la vida, a veces un tanto extraña.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS