Registro gratuito

Conozcamos el Toyota Sport 800 de 1965 número 10007 el cual fue restaurado
Conozcamos el Toyota Sport 800 de 1965 número 10007 el cual fue restaurado

CLÁSICOS

Conozcamos el Toyota Sport 800 de 1965 número 10007 el cual fue restaurado

Uno de los primeros en construirse gracias a que su chasis tiene el numero 10007.

ÁNGEL ARANGUREN - 26 ABRIL 2018 21:00

En este artículo les voy hablar del auto de carrera más antiguo que tiene la marca japonesa Toyota, y ese es el Sport 800 1965. Pero no solo es su historia la que les voy a comentar sino en específicamente en uno que fue encontrado en un garaje, lleno de polvo y algo de óxido olvidado por la humanidad, hasta que un héroe amante de los autos clásicos lo descubrió y lo salvo. Después de su restauración ha llenado las estadísticas, las cuales indican que gracias a este encuentro restaurador este coche sea convertido en el modelo de competición más antiguo de la marca japonesa Toyota.

Conozcamos el Toyota Sport 800 de 1965 número 10007 el cual fue restaurado

La historia

Para el Toyota Sport 800 todo comenzó en el año de 1965 ya que en ese año arranco con gran auge la producción real de este coche de competición con el código de chasis UP15, sin embargo, antes de esta gran salida al mercado hubo un prototipo de este modelo que le pusieron por nombre Publica Sports, el cual fue la anticipación de lo que iba a ser nuestro protagonista, y este prototipo fue mostrado en el Salón del Automóvil de Tokio en el año de 1962 con el motor del modelo Toyota Publica 700, es decir, el de 21kW de potencia o 28hp, razón por la cual él Publica lo habían catalogado como el coche de la Toyota más económico para aquella época.

Conozcamos el Toyota Sport 800 de 1965 número 10007 el cual fue restaurado

Diseño exterior

Los responsables del diseño exterior del Toyota Sport 800 son los ingenieros Shozo Sato y Tatsuo Hasegawa, y parte del diseño reseñaba lo que fue la aviación de la segunda guerra mundial ya que Tatsuo Hasegawa fue diseñador de varios aviones japoneses, por lo tanto termino dándole al Toyota Sport 800 el denominador de maquina muy liviana y por supuesto ágil, incluso fue uno de los primeros autos de producción en ofrecer un panel extraíble del techo, y este pedazo de extraíble del techo era fabricada de aluminio el cual se podía almacenar en el maletero. Las medidas exactas del cuerpo de carrocería eran 3.580 metros de largo, 1.46 metro de ancho, 1.17 de altura con una distancia entre ejes de 2 metros exactos y un peso de 580 kilogramos. Por otro lado ofrecía una postura aerodinámica como todo coche deportivo con dos puertas al mejor estilo coupé.

Conozcamos el Toyota Sport 800 de 1965 número 10007 el cual fue restaurado

Habitáculo

La cabina era pequeña pero a su vez muy compacta y segura, más no debemos confundirnos, porque a pesar de que era un habitáculo pequeño era muy cómodo y espacioso para las dos plazas que ofrecía como buen auto deportivo que era. Por ser en Japón donde se produjo y se vendió el volante ocupaba el lado derecho del habitáculo, volante que obviamente era deportivo de tres radios, cuadro de instrumentos sencillo, asientos de cuero y cinturones de seguridad de carreras.

Conozcamos el Toyota Sport 800 de 1965 número 10007 el cual fue restaurado

Tren motriz

Ya para el 1965 cuando el Toyota Sport 800 era una realidad productiva, el tren motriz había mejorado y aumentado de 700 cc a 800 cc junto con dos carburadores duales, y esto querido lector llevo a esta belleza de 28hp a 45hp lo cual generaba en una pista de carrera 160 km/h, acoplado a una caja manual de 5 velocidades. La producción para el Toyota Sport 800 termino en el año de 1969, fueron construidos un total de 3.313 unidades.

Conozcamos el Toyota Sport 800 de 1965 número 10007 el cual fue restaurado

El Toyota Sport 800 numero 10007

Este auto en específico es el protagonista principal de nuestro artículo, porque después que fue encontrado, rescatado, restaurado y salvado, se dieron con la sorpresa que el chasis es de número 10007, es decir, uno de los primeros en salir de la fábrica, y que además participo en los 500 kilómetros de Suzuka de 1966, logrando ocupar un estupendo segundo lugar gracias a la conducción del piloto profesional japonés Mitsuo Tamura, y fue el único coche que tuvo la necesidad de parar a repostar gracias a su bajo consumo de combustible.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS