Registro gratuito

Cuidado con el cuentakilómetros trucado
Cuidado con el cuentakilómetros trucado

COCHES

Cuidado con el cuentakilómetros trucado

Al comprar un coche usado debemos cerciorarnos que su cuentakilómetros no haya sido manipulado.

CHRISTIAN TIXCE - 09 JULIO 2017 03:02

Desde que se implementaron en los velocímetros el odómetro que indica el kilometraje recorrido también se buscó la manera de manipularlo para que a la hora de vender dicho auto hiciese parecer que tenía poco uso y así aumentar su visibilidad y con ello el aumento de su precio sobre otras unidades similares que hayan salido de fábrica en ese mismo lote o año. Es normal que una persona al querer adquirir un vehículo de segunda mano lo busque no solo por lo bonito que esté por fuera, sino que además se dirija a su habitáculo para inspeccionar cuanto kilometraje tenga de uso y por supuesto mientras menos tenga, mejor es la posibilidad del vendedor tener éxito en la negociación del mismo. ¡Pero cuidado! El cuentakilómetros de ese vehículo pudo haber sido manipulado o trucado para hacerle parecer que tiene poco recorrido.

Cuidado con el cuentakilómetros trucado

Cómo se manipula un cuentakilómetros

En primer lugar hay que tener claro que el trucar o afeitar como también se le conoce a la práctica de manipular al cuentakilómetros es una estafa y por lo tanto se cataloga como un delito, pues se pretende engañar al futuro comprador al ofrecerle un producto con un precio que no vale lo que realmente debe costar. En los vehículos de relojes analógicos bastaba con desmontar y extraer el velocímetro y con la ayuda de un punzón o destornillador se bajaba al mínimo la cuenta del recorrido real del coche. No obstante, con la llegada de la relojería digital la cosa se puso difícil durante los primeros meses hasta que se hizo posible hacerlo por medio de un ordenador portátil y un cable que se conecta a la toma OBD del vehículo. Gracias a este programa se logra bajar la lectura y así engañar o estafar al futuro comprador. Además, es un trabajo del cual no deja rastros visuales sobre el contador como pasaba con la relojería analógica en donde era fácil que con el punzón o el destornillador se dañara el mecanismo del odómetro.

Cuidado con el cuentakilómetros trucado

Cómo detectar si ha manipulado el cuentakilómetros

Los kilómetros que han recorrido un coche no solo quedan registrados en el reloj del panel de instrumentos, también hay otras unidades de control que lo van almacenando. Basta con someter al vehículo a un equipo de diagnóstico en donde podemos tener acceso a los diversos datos que guarda en la memoria de su computadora pues cada fabricante sabe en donde registra dicha información con el fin de hacerle el mantenimiento respectivo o el cambio de algunas piezas motivado al desgaste normal. Por ello es importante acudir a un servicio oficial o al concesionario de la marca del coche para su respectiva revisión, ya que ellos cuentan con los instrumentos más precisos y conocen el funcionamiento de todo el sistema multiplexado.

Cuidado con el cuentakilómetros trucado

El historial en su libro de mantenimiento

Cuando queremos comprar un auto usado también es importante exigir ver su libro de mantenimiento y que el mismo esté correctamente lleno y sellado; debemos desconfiar en aquellos sellos que tengan la misma intensidad de tinta o que para rellenar todas las revisiones hechas hasta el momento se haya usado el mismo bolígrafo. No obstante, debido a que el cliente debe cancelar los servicios de mantenimiento después que ha pasado el tiempo o kilometraje de garantía puede suceder que el dueño actual no lo haya hecho para no gastar dinero, o puede ser que para ahorrarse algo se lo haya llevado a algún mecánico o taller donde no le hayan emitido una certificación oficial del trabajo realizado. Otra herramienta a la que podemos recurrir es a nuestra mente y pensar. Pongamos un ejemplo para entender mejor esto: Imaginémonos que queremos comprar un coche que durante el primer año registró 5.000 km en su libro, pero en el segundo llegó a los 15.000 km. Pero ahora el coche tiene cinco años de haber salido del concesionario y el kilometraje ahora marca 25.000 km. ¿Qué ha sucedido? ¿En solo tres años el auto solo ha recorrido 10.000 km? De seguro que su cuentakilómetros ha sido manipulado o trucado.

Cuidado con el cuentakilómetros trucado

Prueba otro vehículo similar y del mismo año

No estaría mal si al mostrar interés en cierto modelo de coche usado que queremos comprar, busquemos otro del mismo año y lo probemos. He aquí en donde podríamos salir de dudas; por ejemplo: ¿El segundo está más ajustado o la suspensión o dirección más firme que el modelo que nos ha gustado aunque el segundo tenga una diferencia de más de 100.000 km? Si esto es así es mejor que nos olvidemos del primer auto porque de seguro que su cuentakilómetros pudiera estar manipulado. Otros detalles que debemos mirar es si su volante está muy desgastado, su tapicería con indicios de alto uso, el estado físico de los pedales y el pomo de la palanca de cambios. Estos elementos aunque muchas veces pasan desapercibidos revelan la edad y el uso verdadero que se le haya dado al auto porque quizá estaríamos comprando un coche de uso público que no los pretenden vender como uno de uso personal; o mejor dicho un coche ruleteado.

Cuidado con el cuentakilómetros trucado

Revisión por un mecánico de confianza

He aquí otra manera de averiguar si el kilometraje que registra el odómetro coincide con los elementos mecánicos que generalmente tienen un período de vida y que deben ser reemplazados al pasar por cierta cantidad de kilometraje. Por ello podemos pedirle a nuestro mecánico de confianza que le haga una revisión a fondo para comprobarlo; él revisará algunos componentes como la amortiguación, las partes móviles de la dirección, los discos de frenos, el escape y hasta los cauchos pues si un vehículo marca 40.000 km aún debe tener los neumáticos originales. Si se le han cambiado, su cuentakilómetros pudo haber sido alterado. Siempre la opinión de nuestro mecánico debe ser muy importante. Un último detalle es que en ocasiones muchos vendedores truncan el kilometraje antes de la primera impresión y lo devuelven a su lectura real después de hacer la negociación, por ello, asegúrese que los datos coincidan. Al seguir estos consejos estaremos adquiriendo un bien de segunda mano que no solo esté en buena condición por fuera, sino también por dentro, ya que para la mayoría de nosotros comprar un auto es una de las inversiones más importantes de nuestra vida.

Cuidado con el cuentakilómetros trucado

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS