Registro gratuito

Disertando la historia del Citroën AMI, segunda parte
Disertando la historia del Citroën AMI, segunda parte

HISTORIA

Disertando la historia del Citroën AMI, segunda parte

Con esta entrega culminamos la esta estupenda e interesante historia.

ÁNGEL ARANGUREN - 27 FEBRERO 2019 06:29

Para aquellos que no solo leen Motor y Racing en todas sus secciones, sino los que especialmente me leen y conocen de mis artículos, saben lo mucho que me gustan los coches clásicos y que por supuesto de vez en cuando hablo de alguno de ellos, sobre todo los de raro diseño, de tal manera que es mi deber en este artículo especial darle continuidad a la historia del Citroën AMI que comencé en lo que es la primera parte, por ende esta es la segunda parte. En la primera entrega estuvimos hablando de su concepto, su descripción, el interior, el tren motriz, su nombre y sus inicios en términos generales, y en esta segunda entrega les hablare de sus versiones entre otras cosas.

Disertando la historia del Citroën AMI, segunda parte

Datos importantes

El Citroën Ami es un auto muy singular no solo por su único diseño exterior sino también por su innovador estilo de cara a aquellos años, porque fue uno de los primeros coches con los faros rectangulares, y aunque este estilo también lo llevo en aquellos años el Ford Taunus P3, no podemos quitarle el pedestal más alto en de los autos europeos ya que como todos sabemos Ford Taunus P3 es un auto americano. Ahora bien, este estilo conllevo a una innovación realmente técnica la cual fue desarrollada por Hella y Cibie, que son importantes empresas de iluminación. Esta innovación fue tan bien aceptado por la industria automotriz que posteriormente la marca italiana Maserati la adapto al modelo GT 5000.

Disertando la historia del Citroën AMI, segunda parte

Por otro lado para debo destacar que para ese momento en los Estados Unidos existía una ley que prohibían los faros rectangulares o de cualquier forma que no fueran redondos, de tal manera que el Ford Taunus P3 se las jugo en plenitud, sin embargo las nuevas ideas que impactan sobre pasan cualquier ley, porque lo que estos nuevos faros lograron ser legales a partir del año 1975, y una década más tarde los europeos inspirados bajo este concepto comenzaron a fabricar faros de distintas formas y diseño, pero sin descuidar los orígenes redondos de los faros, de hecho hasta el día de hoy existen múltiples modelos de autos en sus diferentes marcas que de vez en cuando sacan a la luz algún coche con faros redondos u ovalados.

Disertando la historia del Citroën AMI, segunda parte

Las versiones del Citroën AMI comienzan con el modelo 6

Como se los dije antes en la primera entrega de esta historia, la vida para el Citroën AMI comenzó en el año 1961, y lo hizo con un sedán como su primer modelo llamado al Ami 6, el cual se distinguió mas que todo por su ventana trasera que estaba coloca a la inversa, asiéndolo un tanto parecido al Ford Anglia 105E 1959 del Reino Unido y al Citroën C4 de tres puertas en su primera generación, no obstante cabe destacar que este diseño de ventana trasera a la inversa se vio por primera vez en el show car del año 1959 con el Packard Balboa-X de EE, y luego también se pudo apreciar en él Se puso en Mercury Turnpike Cruiser de 1957 y en el Lincoln Continental 1958-1960, de tal manera que fue una moda en el mercado estadounidense, de hecho se le dio un nombre Ventana Breezeway, por lo que debemos darle honor a quien honor se merece, sin embargo, en Europa el que llevo esta innovación fue nuestro protagonista, el Citroën AMI 6 1961.

Disertando la historia del Citroën AMI, segunda parte

Citroën Ami 6 Break

Esta versión poseía una ventana trasera fastback, es decir, todo lo contrario al modelo 6, ya que además de estar a la inversa o en termino exacto en posición normal, esta fue colocada de forma inclinada lo que le dio más espacio al maletero, cosa que siempre se le puede agradecer a las marcas automotrices. El resto del diseño exterior es exactamente igual al modelo base, realmente no hubo más cambio en este auto porque en honor a la verdad con el hecho de poner una ventana trasera distinta bastaba, ya que el punto focal de este auto era precisamente esa ventana volteada e incrustada en su parte trasera.

Disertando la historia del Citroën AMI, segunda parte

Citroën AMI 8

Esta versión poseía una ventana trasera fastback, es decir, todo lo contrario al modelo 6, ya que en honor a la verdad hizo lo mismo que el AMI 6 Break pero con lo diferencia que esta ventana fue colocada de forma inclinada, por lo que convertiría a este auto en una pequeña camioneta si se le pueda dar ese nombre, porque de hecho gracias a esta ventana el maletero creció en espacio. El honor de este rediseñado se lo llevo Heuliez, empresa francesa de diseño y carrocería de automóviles, pero más allá de estos cambios notables de la parte delantera también se pudo visualizar otro rediseño en el capó. La versión de estado del Ami 8 en términos generales tenía una apariencia similar a la del Ami 6 a excepción de la parte trasera ya que sus luces fueron integradas en las alas traseras.

Disertando la historia del Citroën AMI, segunda parte

El Ami Súper

Su diseño exterior tuvo sus mejoras en un inteligente rediseño con una nueva parrilla con seis ventilaciones adicionales debajo, nuevas alas delanteras internas, rediseño en el capó, en el panel frontal y en los montajes de parachoques, y como nuevo elemento se le coloco un alerón delantero el cual en los laterales de este le colocaron una placa con el número 1015 haciendo referencia al nuevo motor, y es allí donde encontramos diferencias muy marcadas con respecto a los modelos anteriores, en su tren motriz, ya que esta variante poseía un motor plano de 4 cilindros refrigerado por aire de 1.015 centímetros cúbicos el cual entregaba 55 caballos de fuerza llamado GS en honor al Citroën GS, porque este modelo poseía originalmente dicho motor plano de cuatro cilindros producido entre 1973 y 1976, pero al parecer dichos caballos de fuerza no fueron suficiente para el gusto de los usuarios por lo que la Citroën tuvo instalar el motor del Ami 8 pero con prominentes mejoras, logrando llevar a este coche a alcanzar velocidades de 140 km/h.

Disertando la historia del Citroën AMI, segunda parte

A parte de todos estos cambios en su tren motriz, el Citroën Ami Súper también modificó el chasis con respecto al estándar del Ami 8, esto con el propósito de poder amoldar el nuevo motor, pero mecánicamente no todo quedo allí, porque la marca francesa también coloco resortes mucho más gruesos en la suspensión, sin dejar de mencionar las barras estabilizadoras delanteras, por lo que no solo se le dio más caballos de fuerza y por ende velocidad sino también una conducción más tranquila y ligera, sin olvidar la seguridad claro está, por lo que se lo colocaron barras antivuelco traseras como nuevos elementos mecánicos pero esto fue a partir de 1974. Todo esto nos indica que esta fue la versión más avanzada del Citroën AMI.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS