Registro gratuito

El Aire Acondicionado, técnicas para el buen uso
El Aire Acondicionado, técnicas para el buen uso

COCHES

El Aire Acondicionado, técnicas para el buen uso

Sepa cuáles son las mejores técnicas para preservar el aire acondicionado de su coche, y lo que debe evitar para descomponerlo.

MARIO TIXCE - 25 SEPTIEMBRE 2017 22:44

En tiempos de mucho calor el aire acondicionado siempre es de gran ayuda. Lo consideramos una gran ventaja, algo que sin pensarlo se ha convertido en un elemento primordial en nuestros automóviles. Hay muchas personas que viven en zonas calurosas, y otras que acostumbran a viajar; qué sería de ellas sin este compañero tan importante, incluso, hasta en temporada de lluvias, el aire acondicionado nos ayuda a mantener una mejor visión en el parabrisas, evitando que este se empañe, junto a las ventanillas por el calor que desprendemos en el habitáculo del coche. En definitiva, lo podemos catalogar como un gran aliado silencioso.

El Aire Acondicionado, técnicas para el buen uso

El sistema de aire acondicionado de nuestros coches nos brinda comodidad, además de hacer nuestro entorno más íntimo y seguro; pero como todo, debemos usarlo correctamente para sacarle el máximo provecho, y no averiarlo o perjudicar por completo el sistema. Para ello será necesario una revisión periódica y el seguir algunos pasos que nos ayudarán a cuidar todo el sistema, alargando su tiempo de vida útil. Recuerde, el sistema de aire, así como otras partes y piezas de nuestro vehículo tienen un tiempo de vida y no son eternos, pero de nosotros dependerá que dure, siempre que tratemos correctamente cada detalle, desde el momento de encenderlo.

Ventile el habitáculo antes de encender el aire

Hay algunos pasos sencillos que ciertamente nos ayudarán a mantener el aire acondicionado de nuestro coche en estado óptimo. El primero de ellos se debe emplear al mismo momento de encenderlo y tiene que ver con iniciar la marcha del vehículo, prender el aire, sin ventilar el habitáculo. Esto es algo muy común y seguramente a muchos nos ha pasado; a veces porque tenemos prisa, y dejamos el coche estacionado afuera, en la intemperie llevando la luz del sol. Al ingresar al coche, encontraremos un calor muy acentuado, y cuando llevamos prisa, lo menos en que pensamos es en ventilar el coche. Este detalle ocasiona que haya un mayor consumo de combustible, y que el habitáculo tarde mucho tiempo en enfriarse. Lo ideal es arrancar, circular y dejar que el habitáculo se ventile y luego, subir las ventanas y encender al aire acondicionado.

El Aire Acondicionado, técnicas para el buen uso

Encienda el aire en el punto más bajo

Es otro de los detalles que olvidamos cuando encendemos el aire en lugares donde el calor es dominante. Cuando accionamos el sistema, generalmente los ductos del aire expulsan aire caliente, esto se debe a la temperatura ambiente, y a que el sistema arranca y poco a poco enfría el aire. Cuando lo encendemos a tope, no lograremos que enfríe el habitáculo inmediatamente, al contrario, podemos calentarlo más, y el proceso de enfriado tardará más de la cuenta. Los fabricantes recomiendan que, si contamos con un sistema digital, coloquemos los grados del aire entre 22 y 24 para lograr una temperatura más óptima.

El Aire Acondicionado, técnicas para el buen uso

Controle la humedad en el habitáculo

Aunque no lo parezca, el aire acondicionado reseca el ambiente. A veces, a muchas personas hasta se les dificulta respirar dentro del coche, y eso les produce vértigo, pánico, mareo y hasta ganas de vomitar. Si usted puede hacerlo, lleve consigo un humificador portátil, le será de gran ayuda, sobre todo si se encuentra realizando un viaje largo, o el trayecto hacia su trabajo es bastante lejano.

El Aire Acondicionado, técnicas para el buen uso

No lo dirija a la cara, no olvide los pasajeros de atrás

Siempre es recomendable que, cuando se encienda el aire, no lo dirija directamente a su rostro, o al rostro de su copiloto, especialmente si entró a su coche acalorado, producto de las altas temperaturas del ambiente donde se encuentre. Esto puede ser perjudicial, ya que no solo pudiésemos pescar, por así decirlo, un resfriado, también pudiéramos hasta sufrir de un pasmo en la cara temporal. Si bien es cierto que no todos los coches tienen ductos de aire traseros, podemos enfocar las salidas que se encuentran en medio del habitáculo hacia la parte de atrás, y de esta manera, estaremos enfriando también a los acompañantes que se sitúen en esos asientos.

El Aire Acondicionado, técnicas para el buen uso

Cuándo y cómo realizar el mantenimiento al sistema

Como ya mencionamos, el sistema de aire acondicionado, al igual que otras piezas del coche, tiene su tiempo de vida útil, sin embargo, nosotros podemos hacer mucho para lograr que ese tiempo de duración se extienda lo máximo posible. Las maneras de realizar un chequeo y mantenimiento preventivo al sistema de aire son de por sí, muy sencillos; primero, podemos limpiar las obstrucciones del aire acondicionado, para eliminar cualquier residuo que evite que este llegue con fuerza dentro del habitáculo. Debemos recordar que tanto el polvo, como insectos y otros residuos tienden a acumularse, ello evita el flujo normal. Los ductos de aire tienden a llenarse de polvo, inclusive podemos revisar las mangueras. El nivel del agua o del líquido refrigerante también debe estar en su nivel óptimo.

El Aire Acondicionado, técnicas para el buen uso

Pero si usted es de las personas que no se atreve, por temor a dañar algo, no se preocupe, en ese caso, lo recomendable es visitar a su mecánico de confianza, quien sabrá que hacer, y le entregará su coche en sus plenas facultades. Definitivamente, el aire acondicionado es un gran compañero, pero su uso y cuidado dependerá de nosotros.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS