Registro gratuito

El aroma del aceite quemado en los coches
El aroma del aceite quemado en los coches

COCHES

El aroma del aceite quemado en los coches

Un fuerte y desagradable olor característico que nos indica algún problema en el sistema de lubricación.

RICARDO CENICEROS - 08 AGOSTO 2019 19:43

Cada día son más las preguntas que surgen con respecto a problemas mecánicos en los coches, pero sobre todo, con aquellos modelos más antiguos que, con el pasar de los años, pierden vigencia y desgastan sus partes interna. En ese sentido, uno de los problemas más comunes son precisamente los que tienen que ver con el funcionamiento del propulsor, y aquellos olores o aromas que expulsados de este. Uno de los más comunes, por ejemplo, es el que tiene que ver con el molesto olor del aceite quemado, algo que puede significar solo restos del lubricante sobre el motor, o inconvenientes más profundos.

El aroma del aceite quemado en los coches

Para comenzar, es bueno entender cuál es el recorrido que hace el lubricante dentro del motor, solo así imaginaremos su gran importancia. El lubricante se deposita en el cárter del motor. Seguidamente pasará por el filtro del aceite quien se encargará de limpiarlo, eliminando impurezas. Luego de ello la bomba del aceite entra en acción e impulsa el lubricante a todos los lugares donde tiene que circular; hay una válvula del aceite que regula la presión e inclusive la misma viscosidad del lubricante. Este recorrido termina cuando el aceite vuelve al cárter, donde se enfría nuevamente y comienza de nuevo el recorrido; la combustión la generan, tanto los pistones como las válvulas, y en este proceso hay una quema de aceite obligatoria que está regulada, y no debe ser excesiva.

El aroma del aceite quemado en los coches

Una fuga de aceite

Lo primero que debemos explorar es si ese olor característico a aceite quemado se debe a una fuga. Con el pasar del tiempo las partes y piezas del coche se van desgastando hasta llegado el punto en que deben sustituirse, lo mismo ocurre con el caso de ciertas piezas, como por ejemplo, la tapa de alguna de las válvulas, alguna estopera e inclusive una empacadura. En esos casos los mecánicos recomiendan sustituir estas partes, aunque también puede darse el caso de que ha llegado el tiempo de reconstruir el motor del coche. Debemos tomar en cuenta que en muchos casos se llega a este punto motivado al descontrol o la falta de mantenimiento por parte de los dueños de coches; el descuido es el peor enemigo de un auto ya que las partes y piezas se desgastan, y al no ser sustituidas a tiempo generan lo que conocemos como el "efecto dominó", el cual desencadena una serie de acontecimientos en donde varias piezas comienzan a fallar a causa de una que dejó de funcionar.

El aroma del aceite quemado en los coches

Tapa de aceite averiada

Este es uno de los casos más comunes, pero que se presenta mucho más en motores antiguos. Este tipo de propulsores por lo general muestran más desgaste en los anillos de los pistones y ello conlleva a que estas piezas mecánicas absorban más aceite de la cuenta. También es bueno mencionar que existe otra válvula que regula la ventilación en el cárter, y cuando deja de funcionar genera que el cárter se rebose de aceite. También encontramos la válvula PCV que por lo general se obstruye generando errores en la ventilación del cárter. Se recomienda sustituir estas piezas si se presenta alguno de estos fallos.

Las válvulas y el famoso humo azul

La mayoría de los motores hablan por sí solos, y un ejemplo de ello lo podemos apreciar cuando comienzan a expulsar humo de un color en específico; el humo de color azul en la mayoría de los casos denota que hay un problema con las válvulas del motor, en este caso con el sello de las mismas. Las válvulas son las encargadas de propulsar todo el recorrido del aceite, desde que sale del cárter hasta que regresa.

El aroma del aceite quemado en los coches

El humo azul se genera cuando hay un problema con el sello de las válvulas, esto genera que haya filtraciones inesperadas; el aceite que sale hacia el exterior cae en el motor, y al calentarse comienza a expulsar un olor fuerte y desagradable. Otro caso de interés tiene que ver con la empacadura del tapa válvulas, si está vencida por el tiempo y el calor que se genera en el motor habrá fuga de aceite, y este lubricante caerá en el motor, secándose con el calor, pero generando este molesto olor a aceite quemado.

Una solución que han aplicado muchos es mantener el nivel de aceite del coche más bajo de lo normal, y ello es peligroso ya que el motor necesita suficiente aceite para mantenerse lo mejor lubricado posible. Otro aspecto digno de observación es la bomba del aceite, la cual debe ser sustituida si deja de funcionar debido a que no le llegará aceite al motor, generando inclusive que este se tranque.

El aroma del aceite quemado en los coches

Aspectos finales

Por lo visto, el olor a aceite quemado se debe a varias razones, de hecho hasta pudiéramos equivocarnos cuando le echamos aceite al motor, derramando sin querer aceite sobre la superficie del coche. Esté atento a las indicaciones que expusimos en este artículo, solo así evitará inconvenientes de peso, que a la larga cuestan mucho dinero.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS