Registro gratuito

El declive de los coches a gasolina y diesel
El declive de los coches a gasolina y diesel

COCHES

El declive de los coches a gasolina y diesel

Enterése de las razones por las que los motores a combustión viven sus momentos culminantes.

MARIO TIXCE - 22 AGOSTO 2017 23:02

El destino y el futuro van tomados de la mano, son indetenibles. En el sector automotriz quedó demostrado desde que se puso a la venta el primer coche, en los años 1800. Es toda una cadena de evolución; cada vez que sale un coche nuevo ya los fabricantes tienen otro preparado para contrarrestar lo que es tendencia. El común denominador en la historia siempre han sido los motores a combustión, y esto se debe a que desde el comienzo son los que dominan el mundo por encima de cualquier otra idea, inclusive de los propulsores eléctricos, los llamados cero contaminantes.

Fue así como a través de los años todos nos acostumbramos, tanto al sonido como al aroma característico de los motores a combustión, y durante todo este tiempo su dominio en el mercado ha sido realmente aplastante. Pensar en que llegaría el día en que los propulsores a gasolina o diésel desaparecerían de la escena, era como imaginar un lejano cuento de fábula, y a esto también le debemos sumar el hecho de que los coches eléctricos superaban en costo a los impulsados por combustible común, razón por la cual se pensó que su llegada definitiva sería mucho más complicada. ¿Quién se atrevería a comprar un vehículo eléctrico tan costoso cuando con ese dinero alcanzaría hasta para dos coches con motor a diésel?

El declive de los coches a gasolina y diesel

El tema eléctrico era todo un tabú; incluso las petroleras más importantes nunca sentirían que sus derivados llamados gasolina o diésel se encontrarían en riesgo a causa de una idea que para la mayoría de los fabricantes parecía fantasiosa. En definitiva, los coches a combustión lucían indestructibles. ¿Cuál fue la razón para que todo este imperio del sector automotriz de pronto se viera amenazado por las nuevas tecnologías cero emisiones? La razón es muy sencilla, pero a la vez preocupante. La contaminación ambiental.

El declive de los coches a gasolina y diesel

Las emisiones de co2 dispararon las alarmas a nivel mundial. A pesar de todo, las grandes industrias se las arreglaron para contrarrestar los efectos y comenzaron a aparecer algunas alternativas que hacían del combustible una sustancia más amigable con el medio ambiente. Fue así como salió la famosa gasolina de 95 octanos, el llamado combustible verde. El diésel no se quedó atrás, y para este derivado se implementaron hasta sensores que se instalaron en los coches con la finalidad de reducir las emisiones contaminantes. Podemos afirmar que todo estaba calculado para que permanecieran los coches a combustión en el mundo; pero las cosas comenzaron a tornarse difíciles.

El famoso Diesel Gate

Comenzaron a ponerse en duda los combustibles, y las diferentes ONG del mundo presionaron hasta que se escuchó su grito por todo el planeta. A la ya deteriorada imagen del diésel le sobrevino un escándalo de características mayúsculas cuyas consecuencias activaron la búsqueda de soluciones. Se desató lo que se conoció como el "Diesel Gate". Quien iba a pensar que un fabricante tan pesado como Volkswagen sería capaz de envolverse en semejante bochorno; Haber instalado un software ilegal en más de 11 millones de coches en toda Europa fue algo realmente temerario.

El declive de los coches a gasolina y diesel

Las consecuencias fueron apoteósicas. Llamar a revisión a miles de coches no solo representó algo penoso para los fabricantes germanos, sino que además se tradujo en grandes pérdidas de dinero y horas extra de trabajo. Hasta sus ventas se desplomaron, tuvieron que paralizar proyectos y reducir parte del personal. Un estudio exhaustivo de lo sucedido arrojó que, los más de diez millones de coches con el software ilegal, contaminaban unas 40 veces más de lo que indicaban, algo que no podía pasar desapercibido y que, a pesar de cualquier corrección, siempre traería consecuencias a los responsables directos.

Nuevo escándalo salpicó a Porsche

Ahora surgen nuevos escándalos, pero esta vez afectan a la reconocida empresa de coches Porsche. En Suiza, las autoridades prohibieron la venta del famoso modelo todoterreno Porsche Cayenne, pero específicamente a los que cuentan con un motor 3.0 litros, ¿la razón? Manipulación probada en los gases del escape. Esta decisión afectará directamente a los coches que aún no se han vendido, pero no así a los vehículos que ya se vendieron y se encuentran en circulación. Sin embargo, todos los coches que ya se encuentren circulando deberán pasar a revisión y comprobar su posterior reparación para poder continuar recorriendo las calles de país suizo.

El declive de los coches a gasolina y diesel

Las autoridades suizas se encuentran comprometidas con el ecosistema y por ende, serán rigurosos con todos los coches que se consideren contaminantes. Es aquí cuando toma fuerza el interés de los grandes fabricantes por los coches eléctricos, basta con ver como Volkswagen ya diseñó modelos con estas características, y la firma Porsche ya trabaja con un novedoso coche denominado Mission E, el cual esperan lanzar al mercado al final de esta década.

Pero lo más importante cuando hablamos de coches eléctricos y coches impulsados por combustible común no son los escándalos en los que se han visto envueltos, sino la tecnología que ambos utilizan, y que da como favorito al coche eléctrico. Es por ello que se vislumbra dentro de pocos años un futuro en donde los eléctricos dominarán a sus anchas, y los coches impulsados por gasolina o diésel comiencen a ser obsoletos; hasta el costo de los coches con tecnología verde será igualado a lo que cuesta hoy un coche normal. Por tal razón prepárese para cambiar su coche dentro de poco por otro con características eléctricas.

El declive de los coches a gasolina y diesel

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/virtual/motoryracing.com/classes/idTwitter.php on line 33