Registro gratuito

El estrés, el enemigo del conductor
El estrés, el enemigo del conductor

RECOMENDACIONES

El estrés, el enemigo del conductor

Identifique las causas más importantes que generan un alto estrés al volante.

CHRISTIAN TIXCE - 21 ENERO 2018 21:28

Cuando conducimos, muchas son las situaciones que pudieran desencadenar en un cuadro estresante en nosotros; un atasco, otros conductores que no arrancan a tiempo en el cambio de la luz de un semáforo, una doble fila que nos impide adelantar, la forma imprudente de conducir de otros conductores, el calor o exceso de trabajo. Para nadie es un secreto que en las grandes ciudades de todo el mundo ha crecido la cantidad de vehículos día a día; lo que ha traído como consecuencia el caos vehicular. Por ello es importante tener en cuenta que aunque todos los factores no se conjuguen en nuestro caso como sucede en otros, la actividad de conducir es muy exigente y potencialmente estresante. Detallemos un poco esas causas.

El estrés, el enemigo del conductor

Un atasco

Este es uno de los mayores enemigos del conductor, sobre todo si tienes que llegar a determinada hora a tu destino y te consigues con una larga cola y no te es posible adelantar, esto suele desencadenar en un alto estrés y angustia.

Ruidos y ciertos adelantamientos

Escuchar el claxon o bocinas de autos a nuestro alrededor no es para nada agradable, como tampoco lo es conseguirnos con un conductor que no respeta la distancia de seguridad. Otra cosa que también causa estrés es querer adelantar algún camión o autobús y no poder hacerlo ya que hay demasiados coches intentarlo hacerlo al igual que nosotros. También resultan molestos aquellos conductores que manejan a la defensiva o hacen giros inapropiados, no usan las luces direccionales o sencillamente nos roban el derecho al paso.

El estrés, el enemigo del conductor

Un insecto, llegar a la reserva del tanque o causas ambientales

El tener un pasajero no grato dentro del coche produce estrés. Una abeja o una avispa pudiesen picarnos y esto nos mantiene alerta, una araña u hormiga caminando por el parabrisas o el salpicadero pudiesen distraernos y perder la concentración al volante. Por otro lado, el no equipar a tiempo el tanque de combustible y llegar hasta la reserva nos genera preocupación al preguntarnos si legaremos a tiempo a la próxima estación de servicio, sobre todo si estamos fuera de la ciudad en donde muchas gasolineras pueden estar a muchos kilómetros de distancia.

Otra causa de estrés son los efectos que produce el ambiente en nosotros; para nadie es agradable tener el sol de frente junto con un exceso de calor y más si estamos en un atasco. Tampoco es confortable un exceso de frío ya sea por una lluvia que ha caído por mucho tiempo o por tener que conducir con nieve. Otra cosa que causa estrés es el tener que colocarle en invierno la cadena a nuestros coches para circular en la nieve espesa.

El estrés, el enemigo del conductor

Un auto con problemas mecánicos frecuentes

Conducir un vehículo en mal estado o con problemas mecánicos es estresante, sobre todo si estamos en un viaje de vacaciones o de paseo habitual. De ahí la importancia de siempre hacerle un chequeo general del coche antes de emprender un viaje largo, además, al sentir el primer ruido o diferencia en el rendimiento de las prestaciones del auto es aconsejable llevarlo al mecánico o al taller de su confianza para su posterior revisión. Muchas veces sucede que el vehículo se accidenta en la vía a causa de algún componente que pudiese haberse cambiado a tiempo y se hizo caso omiso a los avisos que este generaba. No es para nada agradable tener que orillarse al hombrillo y tener que contactar una grúa para que nos regrese a nuestra ciudad.

El estrés, el enemigo del conductor

Uso del móvil al volante

Hay muchos conductores que se hacen dependiente del teléfono móvil. En nuestra sociedad hay muchas actividades rondan en el uso del dispositivo y cuando nos conseguimos en actividades que restringen su uso como el conducir, esto nos produce estrés. Muchos ceden ante esto y finalmente terminan mirando o manipulando su celular. Este uso indebido y prohibido puede pasar factura en cualquier momento y originar un accidente de tránsito. Otro dispositivo que también genera estrés es el GPS. Muchos conductores nos hacemos muy dependientes de él y cuando falla o nos da una dirección errónea nos produce molestia, por ello es aconsejable tener un mapa impreso y actualizado sobre todo si vamos a salir por fuera de la ciudad, por si nos falla el GPS.

El estrés, el enemigo del conductor

Incorporaciones y Rotondas

Las incorporaciones a las carreteras y autovías pudiesen causar cierta medida de estrés, sobre todo si estamos aprendiendo a conducir, al igual que sucede al tener que pasar por una rotonda ya que las mismas pudiesen tener un denso tráfico o sencillamente no tenemos una buena visibilidad, lo que genera que el tiempo para incorporarnos a ella se extienda un poco y nunca falta aquel conductor impaciente o apurado que comienza a tocar el claxon para obligarnos a circular. Es importante no ceder ante la presión, sino más bien calcular y salir en el momento preciso. En este artículo hemos identificado las causas más comunes que generan en estrés al volante, en un artículo futuro analizaremos las diversas recomendaciones de los expertos para mantener la calma y no ceder ante el estrés y la ira a medida que conducimos nuestro auto.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS