Registro gratuito

El pequeño Mazda R360, el génesis de la marca japonesa
El pequeño Mazda R360, el génesis de la marca japonesa

COCHES

El pequeño Mazda R360, el génesis de la marca japonesa

Según menciona la historia, el Mazda R360 fue el primer auto real de la marca japonesa.

ÁNGEL ARANGUREN - 26 ENERO 2018 21:49

Todas las marcas automotrices tienen un comienzo, y sobre todo las marcas japonesas, ya que después de la segunda guerra mundial el país había quedado devastado, sin embargo, los samuráis no odian quedarse en el suelo porque en honor a la verdad la vida debía continuar y más aún en Japón, un pueblo milenario y con costumbres honorables y guerreras.

El pequeño Mazda R360, el génesis de la marca japonesa

Aparte de Toyota, Suzuki, Nissan y Hyundai entre otras la Mazda no podía quedarse postrada, tenía que levantarse y valla que lo hizo, sobre todo después de las dos bombas, una en Nagasaki y la otra en Hiroshima. Antes de estos trágicos acontecimientos la fábrica solo había producido autos muy pequeños de dos y tres ruedas, hasta que en 1960 sale a la luz lo que sería el primer auto real de la marca japonesa Mazda, nos referimos al R360.

El pequeño Mazda R360, el génesis de la marca japonesa

Historia

El 28 de mayo de 1960 sale a la luz pública el nuevo y primer auto de la marca japonesa Mazda, y tal vez esa fecha fue escogida por los expertos en mercadeo de la época debido a que el país prácticamente ya se había recuperado de la dura década después de la guerra, de hecho hubo un evento previo que profetizaba este gran éxito que tuvo Mazda con su primer auto en el 1960, nos referimos al All Motor Show Japón en el año de 1954, lo que más tarde se convertiría en lo que en la actualidad todos conocemos, el Tokyo Motor Show. A pesar de que el país estaba mucho mejor económicamente aun la mayoría de los ciudadanos japoneses les costaba tener su propio coche, de tal manera que Mazda no solo abre el mercado con su primer coche sino que lo hace con un precio increíblemente asequible para las mayorías, de allí el gran éxito del recién nacido Mazda R360 1960.

El pequeño Mazda R360, el génesis de la marca japonesa

Cómo era por fuera

Era un auto pequeño que solo media de largo 2.98 metros, 1.29 metros de ancho, 1.29 metros de alto, una distancia entre ejes de 1.76 metro, con un peso de 380 kilogramos. El recién nacido era un pequeño cupé o sedan de dos puertas con laterales lisos a excepción de una línea horizontal en toda la mitad del vehículo que ocupaba todo el largo, también en sus laterales solo ofrecía dos ventanas por cada lado, la principal la cual se abría manualmente y una pequeña ventanilla que abría girándola. El parabrisas delantero era un tanto circular, sin embargo, el trasero era mucho más redondeado al igual que el pequeño techo.

El pequeño Mazda R360, el génesis de la marca japonesa

Los espejos retrovisores exteriores estaban ubicados a mitad de la parte superior del guardabarros, es decir, entre los faros delanteros los cuales eran de diseño redondo y las ventanas. Estos faros estaban enmarcados en una base cromada lo cual los hacia destacar visualmente. Los paragolpes tanto delantero como trasero eran prácticamente iguales, pequeños, delgados y cromados. La parte trasera era fundamental porque no solo estaban las luces traseras con diseño de triangulo sino que allí estaba ubicado el motor, ya que el capo delantero era el lugar de almacenaje cual Porsche o cual Volkswagen escarabajo.

El pequeño Mazda R360, el génesis de la marca japonesa

Interior

Solo había lugar para cuatro personas y obviamente de contextura normal. Los asientos tapizados en cuero al igual que los paneles de las puertas y el techo, el salpicadero era de metal y pequeño lo cual solo le daba lugar a un cuadro de instrumentos con tal salo el velocímetro y el cuanto kilómetros, un pequeño radio am y un volante de dos radios de hierro forrado en plástico duro pulido.

El pequeño Mazda R360, el génesis de la marca japonesa

Motor

El Mazda R360 1964 fue propulsado por un motor V-twin de 356 cc enfriado por aire el cual generaba 16 caballos de fuerza y 16 Ib-ft de torque, y era capaza de alcanzar unos 84 km/h. Este ideal motor con respeto al tamaño del vehículo estaba asociado a una transmisión manual de 4 velocidades, con suspensión delantera y trasera de muelles de goma y barras de torsión.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS