Registro gratuito

El Pontiac GTO 1965, como no recordarlo
El Pontiac GTO 1965, como no recordarlo

CLÁSICOS

El Pontiac GTO 1965, como no recordarlo

Un deportivo de los 60 con cuerpo cuadrado, musculoso y todo un clásico.

ÁNGEL ARANGUREN - 10 AGOSTO 2018 22:00

Los que siguen mis artículos saben que ya tenía tiempo sin escribir de algún clásico, autos por los cuales tengo pasión y a su vez estoy agradecido de Dios por haberme dado el privilegio de existir en esta época, donde aún los puedo no solo ver sino disfrutarlos y sé que para muchos estos autos salieron al mercado cuando apenas eran niños o simplemente no habían nacido, pero lo que si estoy seguro es que nos han conquistado a todos. Por ejemplo el protagonista de nuestro artículo es el Pontiac GTO de 1965, y en honor a la verdad yo no había nacido cuando este auto comenzó a rodar por las carreteras del mundo, pero lo que si se es que es un auto hermoso y aún podemos verlos andar como todos unos señores. Hablemos de ello.

El Pontiac GTO 1965, como no recordarlo

El concepto

El Pontiac GTO es un coche de la serie de automóviles muscle car, el cual fue producido por el fabricante estadounidense Pontiac mientras este exitito entre el año 1964 y el 1973, y digo mientras la marca Pontiac existió porque años después entre el 2004 y el 2006 la australiana Holden tomo posesión de esta firma. A groso modo este auto es del segmento turismo dentro de la categoría muscle car, lo que género que otras marcas se atrevieran a hacer lo mismo como por ejemplo el Mustang de Ford, el Camaro o el Dodge Charger.

El Pontiac GTO 1965, como no recordarlo

Cuándo comenzó a producirse

En el año 1963 comenzó la planificación de esta joya, el diseño, la plataforma, el tren motriz, chasis y todo lo que el estudio del mercado automotriz de aquella época les dio a los ingenieros de la marca para luego comenzar la producción el mes de enero del año 1964, siendo inicialmente ofrecido como opción de equipamiento del modelo Pontiac Tempest con un propulsor V-8 de 6.4 litros, y si, un gran motor, uno muy enrome que entregaba 250 caballos de fuerza. Por causa de su gran volumen exterior gracias a su carrocería compacta y su poderoso motor, este coche fue bautizado con las siglas GTO, en referencia del deportivo del Ferrari 250 GTO.

El Pontiac GTO 1965, como no recordarlo

Hablemos del modelo 1965

En este año se produjo el primer cambio estético del GTO, específicamente en el frente con su parrilla separada y sus faros delanteros alineados, y aunado a esto también en este mismo año salió al mercado el Pontiac GTO convertible como una variante, pero volviendo a lo que fueron las modificaciones y tomando en cuenta de que era de dos puertas debo mencionar también que el capo tuvo cambios con lo que sería un scoop central.

El Pontiac GTO 1965, como no recordarlo

Los paragolpes tanto delantero como trasero no eran muy pronunciados que digamos, manteniendo un tamaño sobrio con respecto al tamaño de la carrocería y además eran cromados, cromo que por cierto hace acto de presencia en los espejos retrovisores, marco de parabrisas, faros traseros y delanteros, guardapolvos, manijas de puertas, limpiaparabrisas y ventanas. La parte trasera nos recuerda un poco al Dodge Dart 1970 en adelante, porque es cuadrado y con puntas sobresalientes de la carrocería.

El Pontiac GTO 1965, como no recordarlo

El interior

Dentro del habitáculo encontramos lugar solo para dos plazas en amplios y grandes asientos tapizados en cuero con diseño de costura vertical u/o horizontal, en la parte trasera se podía ver como especie de un delgado y con poco espacio asientos largo donde solo caben niños, tal cual como es el Mustang, pero no más de eso. El cuero también se podía ver en los panales de las puertas y salpicadero, el resto de los materiales eran el metal y la madera que se veían en el tablero central con largo y rectangular cuadro de instrumentos tradicional, y por ultimo debo hacer mención del volante porque como amante de los autos clásicos debo decir que me gustan los votante grandes hechos de plástico duro, liso y pulido, sobre todo si ofrecen un diseño de dos o tres radios combinados con el aluminio.

El Pontiac GTO 1965, como no recordarlo

Tren motriz

Debajo del capo se podía ver el mismo V-8 de 6.4 litros del primer modelo pero con una considerable aumento de potencia gracias a un nuevo carburador de cuatro bocas con filtro más liberado, esto significa que el aumento fue de 250 a 335 caballos de fuerza. Luego de esto se le agrego un nuevo árbol de levas con nuevas tapas del bloque modificadas, lo que aumentaba la potencia de 335 a 360 caballos de fuerza, es decir, este auto era todo poder.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/virtual/motoryracing.com/classes/idTwitter.php on line 33