Registro gratuito

El Triumph TR3, un clásico deportivo ingles que dejo huellas
El Triumph TR3, un clásico deportivo ingles que dejo huellas

HISTORIA

El Triumph TR3, un clásico deportivo ingles que dejo huellas

Un coche clásico que presenta una historia realmente interesante.

ÁNGEL ARANGUREN - 16 JULIO 2019 19:46

En el pasado existieron algunas marcas automotrices que desafortunadamente no pudieron continuar con su vida de producción, debido a una serie de acontecimientos que las llevaron al fracaso, tal cual como le sucedió a la marca Triumph, que producto de la segunda guerra mundial quedo totalmente destruida, a pesar de que durante la guerra había fabricado carburadores de avión para Claudel-Hobson sin omitir los aviones Mosquito que también fabrico, pero a causa de los bombarderos todo se fue a la muerte. Como pueden ver, esta historia es muy interesante, así que hablemos del Triumph TR3.

El Triumph TR3, un clásico deportivo ingles que dejo huellas

Su concepto

El Triumph TR3 es un auto deportivo británico producido entre los años 1955 y 1962 por la Standard -Triumph Motor Company de Coventry, Inglaterra, y obviamente este roadster tradicional fue una evolución del anterior modelo TR2, lo que significa que fue el sustituto pero como es lógico con mayor potencia y mejores frenos. Por otra parte tuvo algunas variantes actualizadas a pesar de los escasos 7 años que tuvo de producción, estas fueron conocidas como el TR3A y el TR3B, los cuales fueron fabricados entre 1957 y 1962, pero como es eterno en este planeta, el TR3 tuvo un honorable fin siendo reemplazado por el Triumph TR4 el cual tenía un estilo similar al Michelotti, y aunque el TR3 se vendía como un biplaza abierto, ocasionalmente ofrecía como extras un asiento trasero y una tapa dura de acero atornillada.

El Triumph TR3, un clásico deportivo ingles que dejo huellas

El motivo del nombre TR

Este hermoso clásico deportivo ingles lleva por nombre TR por el uso de cortinas laterales de plexiglás extraíbles puestas en los robustos laterales, elementos que lo catapultaron al estrellato generando un imparable éxito en ventas e incluso también en el automovilismo, de tal manera que fueron vendidas 74,800 unidades del TR3 en todas sus variantes, de hecho fue el tercer modelo más vendido de la compañía en la gama TR claro está, ya que el TR6 lo supero con 94,500 unidades vendidas y por supuesto el TR7 lo supero aún más con 111,500 unidades vendidas. Por otro lado el Triumph TR3 participo en distintas carreras, subidas de montañas y mítines en toda Europa e incluso en América del Norte, obteniendo varias victorias directas, victorias de equipo y también de clase.

El Triumph TR3, un clásico deportivo ingles que dejo huellas

Tren motriz

El TR3 fue impulsado por un motor OHV de cuatro cilindros en línea de 2 litros el cual entregaba inicialmente 95 caballos de fuerza superando en 5 hp al TR2, puesto que nuevos elementos mecánicos fueron adaptados como por ejemplo unos carburadores SU mucho más grande llamados H6. Sin embargo, no todo quedo allí ya que después el TR3 subió a los 100 bhp con 5000 rpm mediante la adición de una culata de cilindro de puerto alto y un distribuidor ampliado. Todo este poder estaba asociado a una caja de cambios manual de cuatro velocidades, que a su vez podía complementarse con una unidad de sobre marcha en las tres relaciones superiores operada eléctricamente y controlada por un interruptor en el cuadro de instrumentos, y como todo iba en aumento, para el año 1956, los frenos delanteros de tambores fueron reemplazados por unos a discos. Este increíble auto podía acelerar de 0 a 100 km/h en 10.8 segundos, logrando alcanzar una velocidad máxima de 169.3 km/h (105.3 mph), todo un duro de carretera.

El Triumph TR3, un clásico deportivo ingles que dejo huellas

Suspensión

En cuanto a la suspensión, esta era de brazos dobles en A con muñones de manganeso y bronce, resortes helicoidales y amortiguadores de tubos en la parte delantera, barra antivuelco, tornillo sin fin y dirección de clavija. La suspensión en la parte trasera estaba compuesta por resortes de hoja convencionales, con amortiguadores de eje sólido y brazo de palanca. Las llantas eran una verdadera belleza inglesa puesto que tenían 15 pulgadas de diámetro y 4.5 pulgadas de ancho con ruedas de alambre de 48 radios, pintadas con el mismo color del cuerpo, plateado, cromo mate y brillante.

El Triumph TR3, un clásico deportivo ingles que dejo huellas

Además de deportivo es un convertible

El Triumph TR3 definitivamente fue todo un roadster creado para el buen clima, es decir, para un día soleado de primavera donde la temperatura de 23 grados sea quien domine, y si por casualidad la lluvia aparece entonces el techo extraíble hace su trabajo de protección, gracias a su capucha ajustada la cual también se podía desmontar al igual que las cortinas laterales. Esto por supuesto generaba que le diseño entregara puertas muy bajas que además lucían un hermoso acolchado, con el propósito de que funcionara como descansabrazos, es decir, toda una belleza.

El Triumph TR3, un clásico deportivo ingles que dejo huellas

El Triumph TR3 y su amplia gama de accesorios

Para aquellos inconformes, el Triumph TR3 ofrecía una amplia gama de piezas y accesorios para competencia y para aquellos que deseaban personalizar su vehículo, entre los que se encontraban la sobre marcha opcional, ruedas de alambre de 48 y 60 radios disponibles, kit de tapa dura de acero, asiento trasero ocasional, radio de botón pulsador, calefacción, tapicería de cuero, limpiaparabrisas, cárter de aluminio fundido, motor de 2,138 cc, tambores de freno de aluminio, faros y luces de antiniebla y repuestos para viajes.

El Triumph TR3, un clásico deportivo ingles que dejo huellas

Actualizaciones

Como es común, el Triumph TR3 recibió ciertas actualizaciones para el año 1957, como por ejemplo una nueva parrilla de ancho completo, por lo que este modelo se le denomino el TR3A, pero esto no fue todo, porque aparte de la nueva parrilla delantera también hubieron nuevas manijas de las puertas exteriores, manijas de arranque con cerradura y un espléndido kit de herramientas muy completo. Este modelo actualizado llamado el TR3A, tuvo tanto éxito que los moldes originales del panel finalmente se desgastaron y tuvieron que ser reemplazados, incluso se vieron obligados para el año 1959, crear una nueva versión ligeramente modificada que ofrecía estampados debajo de las bisagras del capó, de la bota y debajo de las manijas de las puertas, al igual que una sección del piso que posteriormente fue rediseñada, y por otro lado el parabrisas se le agregaron pernos en lugar de los conectores utilizados en los primeros modelos, es decir, fue un gran auto.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/virtual/motoryracing.com/classes/idTwitter.php on line 33