Registro gratuito

Este es el Buick Super, y la segunda parte de su historia
Este es el Buick Super, y la segunda parte de su historia

HISTORIA

Este es el Buick Super, y la segunda parte de su historia

Un auto fabricado para la típica familia norteamericana, que supo durar en el tiempo durante 8 décadas.

ÁNGEL ARANGUREN - 08 JULIO 2019 19:31

En el especial pasado donde les hable de la primera parte de la historia del Buick Super les mencione que una de las facetas que más me había cautivado de este clásico ejemplar, era su extraordinario diseño que ofrecía como un típico estadounidense que por supuesto fue pensado, diseñado y fabricado para el mercado norteamericano, pero a su vez fue visto infinidades de veces en la gran pantalla generando que transcendiera a otras latitudes, y aunque al principio fue un auto exclusivo para aquellos que tenían el poder financiero para montarlo, posteriormente pudo llegar a la clase media estadounidense. En la primera parte les hable de su concepto, de su principio, de la amplia Serie 50, de sus primeras configuraciones más el Buick Super del año 1941 y los detalles finales de su primera generación conformada entre 1940-1941, ahora, en este especial les voy a hablar de las segunda y tercera generación.

Este es el Buick Super, y la segunda parte de su historia

Segunda generación 1942-1948

Esta generación lanza al mercado los Buick Super al mejor estilo de los fastback pero con cuerpos más anchos y más bajos con respecto a la generación anterior, y precisamente por ser más bajos se le adaptaron guardabarros delanteros Airfoil, porque estos fluían desde las líneas de los guardabarros traseros sobre todo en los modelos convertibles, aunado a unas con tiras cromadas paralelas que correspondían a un diseño exclusivo. Como podemos ver en el subtítulo de este párrafo, la segunda generación comenzó en el año 1942, y a parte del nuevo guardabarros delantero, también se presentó con una hermosa y nueva parrilla con diseño más bajo y tiras verticales delgadas obviamente cromadas.

Este es el Buick Super, y la segunda parte de su historia

Algunos cambios impuestos

No sé porque razón el gobierno prohibió el uso del cromo a partir del 1 de enero de 1942, eliminándose varios estilos de carrocería por lo que ahora la mayoría de los recortes del Buick Super se tuvieron que pintar, ¿no les parece es una locura?, porque, ¿a quién no le gusta el cromo?, de tal manera que con respecto al Buick Super, el número de carrocería se redujo tan solo a 3, puesto que se eliminó el cupé Business de apenas un año de haber salido al mercado, y finalmente solo se construyeron 33.034 unidades de 1942. Por otro lado dentro del habitáculo se encontraba un equipamiento estándar que incluía estrangulador automático, reloj, receptor de ceniza, señales de giro y paneles de instrumentos de madera.

Este es el Buick Super, y la segunda parte de su historia

Cambios mecánicos para 1946

Parte de los elementos del tren motriz fueron reemplazados como por ejemplo el carburador e incluso la relación de compresión se redujo a 6.30: 1, por lo que desafortunadamente la potencia del Buick Super cayó de 125 a 110 caballos de fuerza. Por otra parte el torque también vio afectado aunque en una escala menor, sin embargo, no todo fue eliminaciones y reemplazos, puesto que para este año 1946 se introdujeron 4 nuevas carrocerías entre ellas el regreso del vagón después de 6 años, con nueva suspensión delantera independiente con resortes helicoidales, de hecho se lograron vender 119.334 unidades.

Este es el Buick Super, y la segunda parte de su historia

Año 1947 y la introducción de nuevos elementos

En el año 1947 el Súper no ofreció cambios significativos con respecto al modelo de 1946, sin embargo, lo común es por lo menos ofrecer una nueva parrilla y esto fue lo que hizo el Super para este año, la cual tenía un exquisito diseño gracias a una barra superior separada que por cierto tenia incorporada el nuevo emblema, y no puedo dejar de mencionar las nuevas molduras de acero inoxidable en la parte inferior de la carrocería, y por otro lado dentro del habitáculo ofrecía un nuevo volante Tenite de color blanco el cual fue estándar para el resto de los modelos. En cuanto a los instrumentos estos eran redondos como era común en aquellos años y además colocados en un tablero de dos tonos, y finalmente para este año las ventas alcanzaron un récord de 159.588.

Este es el Buick Super, y la segunda parte de su historia

El final de la segunda generación en 1948

Al parecer la marca estadounidense ya estaba acostumbrada a los cambios de los guardabarros que por supuesto se dieron para este año en la finalización de la segunda generación, solo que esta vez se le agregaron las identificaciones de la serie en la barra transversal del parachoques como un toque estético para el Super de este año, incluso también era un poco más bajo y además ofrecía nuevas llantas montadas sobre ruedas con anillos de ajuste y tapacubos pequeños, es decir, unos bellos zapatos.

Este es el Buick Super, y la segunda parte de su historia

Por supuesto que en la cabina hubo cambios, situación que se dio en un nuevo volante Tenite de color negro, aunado a la tapicería en tela con almohadillas de desgaste de cuero sintético, y por otro lado el cuadro de instrumentos se actualizo usando materiales plateados en un panel gris de dos tonos, Las alfombra también se hicieron sentir tanto en la parte delantera como en la trasera, hasta el convertible se renovó con tapicería de tela y cuero con techo eléctrico, asiento y ventanas estándar, es decir, fue todo un éxito, de hecho se vendieron 108.521 unidades.

Este es el Buick Super, y la segunda parte de su historia

Tercera generación 1949-1953

Con respecto a las generaciones anteriores, esta duro un poco menos, pero lo necesario como para brindarle a sus clientes excelentes cambios, de hecho el Super compartió un nuevo cuerpo de C de General Motors con el Roadmaster pero con una distancia entre ejes más corta, y 3 nuevas carrocerías llamadas VentiPorts, división de la General Motor. Estos nuevos cuerpos ofrecían nuevos elementos cromados en el guardabarros delanteros para indicar su motor más pequeño de ocho rectos y el compartimiento del motor más corto en comparación con el Roadmaster. La idea de VentiPorts surgió de una modificación que Ned Nickles, jefe de diseño de Buick, había agregado a su propio Roadmaster del año 1948 instalando 4 luces color ámbar a cada lado de la capota de su auto, conectadas al distribuidor para que se encendieran y apagaran a medida que cada pistón se movía con la intención de simular las llamas de la pila de escape de un avión de combate. Obviamente aún falta demasiada información e historia que contar, por lo que le estaremos brindando la tercera parte de esta increíble historia.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/virtual/motoryracing.com/classes/idTwitter.php on line 33