Registro gratuito

Evolución de las sillas de niños para coches
Evolución de las sillas de niños para coches

COCHES

Evolución de las sillas de niños para coches

Un elemento muy importante de retención infantil que se usa cuando los niños viajan en un auto.

CHRISTIAN TIXCE - 05 NOVIEMBRE 2017 05:41

Corría el año de 1886 cuando Karl Benz patentó su primer automóvil; a partir de ese entonces comienza la carrera por conseguir elementos que lograsen una mayor seguridad y comodidad al viajar en un auto, pero dichas mejoras no incluían la comodidad y seguridad infantil. Aunque al principio no se pensó en un adaptador para el asiento y así los niños viajen seguros en el coche, las lesiones y muertes sufridas en los accidentes viales en donde se encontraban niños hicieron que los ingenieros pensaran en un tipo de elemento que otorgara seguridad a los pequeños, pues para aquel entonces muchos improvisaron una especie de saco en donde metían a los niños y los ataban al asiento del auto.

Debido a que el automóvil era algo novedoso en ese tiempo, para el conductor era imperioso que se concentrara en su manejo; por lo que muchos niños en su inocencia jugaban y entretenían al conductor al querer moverse de aquí para allá en el habitáculo del coche, por lo que el objetivo de dicho saco era evitar que los pequeños se mantuvieran inquietos, de este modo, y durante aquellos años los infantes no eran bien recibidos y su viaje en un automóvil no era para nada grato. Es de destacar que en ese tiempo el uso del coche se limitaba a las altas clases sociales que lo usaban para sus paseos y no como medio de transporte como en la actualidad. Pero la historia estaba a punto de cambiar.

Evolución de las sillas de niños para coches

Se crea la primera silla para bebés

Una vez que Henry Ford masifica el uso del auto gracias a su elevada producción en línea, la situación poco a poco comenzó a tomar otra forma. La cantidad de coches en las ciudades fue aumentando y con ello el tráfico que al mezclarse con las carretas tiradas por caballos hicieron que la conducción se viese dificultada, por lo que los accidentes no tardaron en llegar. Por ello, y para evitar que los infantes distrajeran al conductor se crea en 1930 la primera sillita para bebé. La función de la misma era igual a la del saco; mantener al niño quieto durante la marcha y evitar que el pequeño molestase a los demás pasajeros, más no fue hecha pensando en evitar lesiones ni mucho menos en la comodidad del infante.

Evolución de las sillas de niños para coches

Tres décadas más tarde en 1960 un diseñador suizo inventó un modelo de silla infantil cuyo objetivo era garantizar una mayor protección al infante en caso de alguna colisión y no precisamente para mantenerlos quietos. No obstante, la silla resultó en un fracaso ya que la sociedad de aquel entonces no percibía los peligros a los que se enfrenta un niño si el auto en donde se desplaza llegase a sufrir un accidente. Pero los intentos de dar seguridad a los pequeños no quedaron allí. Más adelante, en 1963 Len Rivkin patentó el primer modelo de silla infantil para el traslado de forma segura y cómoda del infante dentro del vehículo. Este se caracterizó por tener un marco a base de acero junto con un arnés de seguridad de cinco puntas. A partir de este momento se escribe otra historia en lo que a sillas de bebé se refieren.

Evolución de las sillas de niños para coches

Algo que ayudó a masificar el uso de las sillas para bebé fue la campaña de información a nivel internacional en el año 1970. En ella se explicaba porque las sillas para infantes eran de uso muy importante para aquellos que viajen con niños en el coche. Incluso en dicha campaña se involucraron médicos y asociaciones de padres para darle mayor importancia al asunto. Luego los gobiernos a través de sus entes reguladores del tránsito concientizaron y plasmaron en sus reglamentos el uso de la silla infantil, por lo que desde el año 1985 en adelante las compras de dicho elemento no han dejado de crecer. Todo esto en virtud de la seguridad del pequeño.

Evolución de las sillas de niños para coches

Un dispositivo más vigente que nunca

Gracias al duro trabajo realizado por aquellas personas en pro de la protección del niño en un auto, hoy continúa más vigente que nunca el uso de la silla para infantes. Cada nación se encarga de velar por el uso de la misma en su jurisdicción; es por ello, que los fabricantes invierten sus esfuerzos día a día por mejorar tecnológicamente este tipo de dispositivo de seguridad. De este modo es posible elegir el tamaño y tipo de silla que requiere cada niño de acuerdo a su tamaño y edad.

Evolución de las sillas de niños para coches

A pesar de las diferentes campañas radiales, escritas y televisivas aún quedan muchos padres que no usan las sillas infantiles, junto con otros que las usan pero que no hacen una correcta instalación de las mismas. No obstante, tenga presente que la seguridad del infante es lo que más cuenta, ya que así sea un trayecto corto dentro de la ciudad o como viaje por carretera, a la hora de un accidente automovilístico el pequeño puede sufrir daños graves. Por ello, no dude en usarla. Recuerde que el cinturón de seguridad del coche no es adecuado y mucho menos seguro para el niño ya que el mismo ha sido diseñado para un pasajero adulto. Hoy en día las sillas infantiles se hacen con materiales que aseguran una mejor transpiración, además, se encuentran acolchados aquellas zonas donde más se necesite, lo que permitirá que su niño viaje de forma cómoda y segura, a diferencia de aquellas sillas arcaicas de a mediados del siglo pasado en donde los infantes sufrían mucho.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS