Registro gratuito

Falta de potencia repentina
Falta de potencia repentina

COCHES

Falta de potencia repentina

Uno de los problemas más comunes, pero de fácil solución, la falta de potencia.

MARIO TIXCE - 22 JUNIO 2019 22:03

A todos nos pasa que en muchas oportunidades el coche nos falla por alguna razón. Entre los fallos más comunes encontramos aquellos que se producen por piezas o sensores eléctricos, mecánicos, electrónicos, y es muy común, ya que todos estos componentes con el pasar de los años sufren mucho desgaste. Sin embargo, nadie quiere que estas cosas sucedan y la razón es muy sencilla, nos agrada sentir esa sensación de seguridad cuando conducimos, sobre todo evitar o dejar a un lado ese temor malsano que se deriva cuando pensamos que el coche nos dejará tirados en cualquier lugar del recorrido.

Falta de potencia repentina

Los inyectores del motor

Para muchas personas uno de los fallos más sensibles es la repentina falta de potencia en el coche; pero ¿a qué se debe o qué la origina? en este breve repaso mecánico examinaremos las razones más frecuentes. Para comenzar podemos mencionar el cuerpo de inyección del coche. Debemos recordar que los inyectores son esos pequeños dispositivos que se encargan de suministrar combustible a motor; cuando uno de ellos falla se origina de manera obligatoria una falta de potencia en el motor de nuestro coche, de hecho, la máxima velocidad que genera el coche disminuye y hace sentir al motor como si estuviera gobernado.

Los síntomas más frecuentes que pudiesen mostrar que hay una falla en los inyectores es que el coche repentinamente en movimiento comienza a perder velocidad, da tirones sobre la marcha o desprende cierto olor de gasolina cruda o sin quemar. Un inyector en mal estado pudiera convertirse en tremendo problema, por lo que la recomendación principal es acudir al taller o al mecánico de confianza para que sea él quien determine si realmente existe algún problema en el cuerpo de inyección o con uno de los inyectores en específico. En estos casos se mandará a limpiar los inyectores o inclusive a cambiarlos si fuera necesario.

Falta de potencia repentina

Falta de aire

El motor queda como ahogado y pierde potencia cuando no lo llega suficiente oxígeno. Las causas para que esto ocurra pueden ser diversas; en primer lugar tenemos a la pequeña pieza llamada caudalímetro, que en este caso se encarga de medir el flujo de aire que recibe el cilindro. Es importante señalar que esta pieza le envía información a la computadora del coche. Sin embargo, es digno de mención que el turbo del motor pudiera dañarse y ello conllevaría inmediatamente a una pérdida de potencia. El filtro de aire puede estar obstruido lo cual impide un flujo de aire más limpio y nutrido hacia el motor.

Falta de potencia repentina

El aire acondicionado

Es otra de las razones que pasma, por así decirlo, la potencia de nuestro coche. Sin embargo, es importante señalar que no representa precisamente una falla ya que todos los coches que gozan de aire acondicionado tienden a perder parte de su potencia en determinados momentos. Entender que el aire acondicionado de alguna manera condiciona las prestaciones de nuestro motor nos ayudará a saber qué hacer cuando circulamos por pendientes muy empinadas o nos disponemos a adelantar un coche en carretera.

Sistema electrónico

Por lo general todos los coches tienen un sistema electrónico desde donde se controlan las mayorías de los sistemas y principales funciones; pero como todo, estos sistemas en determinados momentos tienden a fallar, causando problemas de orden eléctrico, y por lo tanto pasman el motor. Cuando esto ocurre es necesario revisar estos sistemas, bien sea escaneando el auto o llevándolo a donde un mecánico. Los fallos electrónicos por lo general son de fácil solución, solo debemos ser pacientes al momento de comenzar a revisar, y luego comprar los repuestos necesarios y montarlos nuevamente.

Falta de potencia repentina

Sistema de frenos defectuoso

Cuando los frenos se quedan agarrotados inmediatamente el coche presentará una pérdida de potencia. Los frenos pueden quedarse pegados cuando sufren algún desperfecto mecánico y cuando ya piden que se actualicen sus componentes como las bandas, los tambores, entre otras cosas. Por lógica, los frenos "pegados" forzan el coche, y ello conlleva a restar mucha potencia, además de aumentar el consumo de combustible y por ende, más gastos a nivel económico para nosotros. Busque un mecánico de confianza y haga que le revisen el coche, de esta manera evitará daños mayores, y los gastos por combustible se reducirán.

Analice comprar un auto nuevo

Para culminar, es posible que su coche sea algo antiguo y por ello difícilmente evitará presentar problemas, a fin de cuentas, y como dicen algunos por ahí, "auto viejo es auto viejo". Una de las opciones más recomendadas es poner en venta el coche y con ello reunir para comprar un modelo nuevo. Asegúrese de buscar las mejores opciones posibles, y un vehículo que se adapte a sus necesidades; el precio, las ventajas, las cualidades del coche e inclusive el lugar donde habitualmente rodará será importante a la hora de tomar en cuenta algunos de los modelos que ofrecen los fabricantes.

Falta de potencia repentina

Como vemos, la falta de potencia del coche no siempre significa que presenta una falla, solo es cuestión de analizar las posibles razones y de seguro nos conseguiremos con alguna de las anteriores. Mantenga al día su coche y realice los mantenimientos correspondientes, así evitará fallos inesperados.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/virtual/motoryracing.com/classes/idTwitter.php on line 33