Registro gratuito

Fontanero demanda concesionario cuando su vieja pick up aparece en la guerra de Siria
Fontanero demanda concesionario cuando su vieja pick up aparece en la guerra de Siria

ROCAMBOLESCO

Fontanero demanda concesionario cuando su vieja pick up aparece en la guerra de Siria

Un fontanero descubre como su antigua furgoneta aparece en al guerra de siria con un gran cañon y los logos y teléfono de su empresa.

SERGIO J. CABRERA - 18 DICIEMBRE 2015 12:42

La historia del Ford F 250 de Mark Oberholtzer es como poco rocambolesca. Tras vender su furgoneta pick up usada a un concesionario Ford AutoNation en Houston, al comprar un vehículo nuevo, su propietario descubrió horrorizado años más tarde donde había terminado su vieja furgoneta de trabajo, en la espantosa guerra civil en Siria.

Empleada como vehículo de guerra, ahora lucía un gran cañón antiaéreo en su cuna trasera y lo que es peor, manteniendo intactos todos los adhesivos que la identificaban como vehículo de la empresa de fontanería de Mark Oberholtzer, y lo que es peor, número de teléfono incluido.

Una vez que las imágenes de la furgoneta con sus evidentes logos laterales se hicieron virales, el sorprendido fontanero se encontró con más de mil llamadas solo el primer día. Tanto en su teléfono móvil particular como en su oficina. Llamadas, pero no de trabajo, sino de televidentes espantados que llamaban para quejarse o incluso amenazar al pobre fontanero.

El como terminó la F 250 pick up en Siria sigue siendo desconocido, pero lo que sí sabemos es que apareció en Siria tres años después de haber sido entregada en el concesionario AutoNation de Ford en Houston, el cual lo entregó a un mayorista, que se encargó de la posterior venta del vehículo.

Fontanero demanda concesionario cuando su vieja pick up aparece en la guerra de Siria

Ese parece ser el motivo de que el vehículo no viese retiradas todas las inscripciones de la anterior empresa propietaria, ya que según han afirmado desde el propio concesionario AutoNation, si el vehículo hubiese pasado al parque propio del concesionario estas habrían sido retiradas. Lo cual como ya sabemos, no se hizo.

Demanda millonaria

Actualmente, Mark Oberholtzer ha demandado al citado concesionario de Houston por más de un millón de dólares, en concepto de pérdidas financieras y daños a su reputación y la de su empresa.

Demanda que probablemente gane el fontanero estadounidense, dado el más que evidente fallo del concesionario, que a menos que tenga bien reflejado contractualmente con el mayorista al que entregó el vehículo la responsabilidad de este tipo de tratamientos a los vehículos entregados, difícilmente podrá escapar de las consecuencias de este desafortunado error.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS