Registro gratuito

Ford Maverick, un clásico que vale la pena recordar
Ford Maverick, un clásico que vale la pena recordar

COCHES

Ford Maverick, un clásico que vale la pena recordar

Ford Maverick, un clásico que hizo historia y que perdura hasta el día de hoy.

ÁNGEL ARANGUREN - 23 DICIEMBRE 2017 21:00

En este artículo especial vamos a hablar de uno de los grandes, el cual aunque no duro mucho porque salió al mercado el 17 de abril de 1969 y tan solo fue producido por la marca automotriz hasta el 1978, es decir fueron 9 años, tiempo sumamente corto con respecto a la vida generacional de los buenos coches, nos referimos al Ford Maverick.

Ford Maverick, un clásico que vale la pena recordar

Diseño exterior

El diseño exterior del Ford Maverick no evolucionó mucho en su corta década de vida no obstante, era y es un auto clásico hermoso con su capo amplio, grande y largo con leves molduras en su recorrido, faros redondos, parrilla larga y rectangular con dos pequeños faros rectangulares que indican freno y luces de cruce. El paragolpes con diseño delgado, compacto, cromado y con dos sobresalientes de goma dura para evitar aún más cualquier colisión frontal. El primer modelo es de dos puertas por lo tanto los costados en el 90% son lisos a excepción de una línea horizontal justo debajo de las ventanas y otra en la parte media del vehículo que solo se curvea en los guardapolvos, y una pequeña ventanilla fija llegando a la parte trasera del coche.

Ford Maverick, un clásico que vale la pena recordar

El techo es sencillo, liso y plano pero solo cuando se acerca a la parte trasera comienza a inclinarse para darle lugar el parabrisas trasero el cual es muy inclinado de marco en platina cromada. La compuerta del maletero es corta la cual le da lugar a lo que es el diseño de ovalo largo a todo la parte trasera, y justamente dentro del diseño nos encontramos con los dos faros rectangulares y delgados con el logo del modelo que no es más que una calavera con cachos de una vaca y el paragolpes es elegantemente cromado y pequeño lo cual hace que todo el trasero en general sea el protagonista sin que ningún otro elemento sobre salte opacando a los otros. Cabe destacar que todos los marcos de las ventanas y parabrisas eran de platina cromada.

Ford Maverick, un clásico que vale la pena recordar

Diseño interior

El habitáculo era muy sencillo pero amplio, con capacidad para 5 o 6 personas, ya que en algunos modelos la presentación delantera era de dos butacas con cónsul y palanca de cambio en el medio del conductor y copiloto, y en otros modelos era el tradicional asiento corrido y todo tapizado en cuero incluyendo los paneles interiores de las puertas, la parte superior del salpicadero y el techo. El cuadro de instrumentos con diseño redondo, un pequeño compartimiento en el tablero cerca del conductor, radio am, compartimiento frente al copiloto y el piso alfombrado. Así de sencillo era y es el habitáculo del Ford Maverick, pero dentro de lo clásico en la mayoría de las veces eso es la belleza.

Ford Maverick, un clásico que vale la pena recordar

Parte motora

Los motores que ofreció la marca estadounidense Ford Motor Company fueron el de válvulas a la cabeza, con bloque de hierro fundido, 170 pulgadas cubicas con diámetro y carrera de 3.50 x 2.94 pulgadas. Este primer motor ofrecía 105 caballos de fuerza a 4400 rpm, acompañado de un carburador Holley de una boca más 7 cojinetes principales número de serie de código U. El segundo motor también era de válvulas a la cabeza, con bloque de hierro fundido, 200 pulgadas cubicas con diámetro y carrera de 3.68 x 3.13 pulgadas, el cual generaba 120 caballos de fuerza a 440rpm con carburador Motorcraft de una boca, más 7 cojinetes principales número de serie condigo de T.

Ford Maverick, un clásico que vale la pena recordar

El primero 1970

La historia nos cuenta que a finales de la década de los 60 la compañía Ford Motor Company buscaba la manera de crear un auto que pudiera calar en gran parte de la sociedad americana, en cuando a economía y durabilidad, esto debido a la creciente competencia no solo en los estados unidos sino mundial de las marcas japonesas y europeas. Previamente Ford había sacado al mercado el modelo Falcón el cual no era muy compacto que digamos y además ya había llegado a su fin, y junto a la creciente demanda automotriz luchada por otras marcas sale por primera vez al mercado estadounidense el Maverick a finales del 1960, y ya para el 1970 estaba en todos los concesionarios del país norte americano. El significado inmediato del Nombre Maverick es "Independiente", aunque en términos sociopolíticos y religiosos su significado cambia a "Residente", lo cual sería un buen sinónimo de independencia.

Ford Maverick, un clásico que vale la pena recordar

El segundo 1971

El Ford Maverick del 1971 tuvo un solo cambio con respecto al primero y es que se ofreció con cuatro puertas, el resto quedo igual, claro está con la mayor comodidad que ofrece un vehículo compacto de poseer cuatro puertas en vez de dos. El tamaño de los neumáticos era de 6.45 x 14 con motores de hierro fundido de 302 pulgadas cubicas generando 210 caballos de fuerza y carburador de dos bocas.

El tercero 1972

Mantuvo el mismo diseño exterior con algunos cambios en el interior pero con neumáticos C78-14 cara negra.

El cuarto 1973

Mantuvo el mismo diseño exterior a excepción de una ligera actualización en la parrilla con defensa reforzada, con motores que variaban 84, 88 y 135 caballos de fuerza.

El Quinto 1974

Este modelo mantuvo lo mismo debajo del capo que ofrecía su antecesor pero en la parte exterior ofreció un ligero rediseño en su parte frontal, con un paragolpes con absorción de colisión, más una ranura horizontal en el centro de la barra donde está ubicada la matricula

Ford Maverick, un clásico que vale la pena recordar

El sexto 1975

En este año el Maverick vino en un modelo deportivo llamado Grabber con mejoras en el exterior y en el interior, como por ejemplo, un volante de lujo con un equipo estándar con motor de seis cilindros de 200 y 302 pulgadas cubicas, generando 75 y 129 caballos de fuerza.

Ford Maverick, un clásico que vale la pena recordar

El Séptimo 1976

En este año el Maverick trajo muchos cambios con nueva parrilla con inclinación hacia adelante y barra horizontal dividida en dos partes por barra central vertical, y nuevos diseños y ubicación de los faros delanteros y traseros, por otro lado, el paragolpes delantero mostró ranuras dobles y cierta protuberancia en el maletero. Freno de estacionamiento accionado por el pie y un motor base de 200 pulgadas de 3.3 litros y uno de 250 pulgadas cubicas con transmisión manual de tres velocidades o automática, y una serie de mejoras en cuanto al confort interno y mecánicamente también.

Ford Maverick, un clásico que vale la pena recordar

El Séptimo y último 1977

Este último modelo se mantuvo exactamente igual que el anterior a excepción de nuevos colores de carrocería, vinilos incrustados en los laterales, tapas con rayos para las llantas, rediseños interiores, frenos de disco transmisión manual de tres velocidades en columna y motor de 6 cilindros y 250 pulgadas cubicas. Fue el modelo más full equipo de todos los que le antecedieron, claro está era el último.

Ford Maverick, un clásico que vale la pena recordar

En la actualidad encontramos con deseos de poseerlos muchos Maverick totalmente restaurados, de forma original e incluso modificados, con una hermosura única, felicitaciones a quienes los tienen en su poder.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/virtual/motoryracing.com/classes/idTwitter.php on line 33