Registro gratuito

Ford T, el comienzo de una época
Ford T, el comienzo de una época

COCHES

Ford T, el comienzo de una época

Un breve repaso sobre la historia del inmortal modelo T de Ford que marcó un hito en el mundo automotriz.

ÁNGEL ARANGUREN - 21 OCTUBRE 2017 22:11

Los sueños se hacen realidad. Antes de profundizar con el protagonista de este artículo cabe destacar que el primer coche construido en el mundo era propulsado con vapor, ingeniado por el ingeniero he inventor francés Nicolás Joseph Cugnot en el 1769, situación que comenzó a evolucionar a través del tiempo, de hecho dentro de la historia de los primeros coches hasta nuestros días encontramos dicha evolución ya que el automóvil ha pasado por tres etapas de propulsión, la primera fue a Vapor, la segunda fue Eléctrica (aunque en la actualidad el futuro vislumbra nuevamente ese camino como lo son el sedán Tesla y el autobús de 40 puestos Catalyst de Proterra), y la tercera etapa lo fue y sigue siendo hasta el día de la Gasolina.

Ford-T

El primer Ford modelo T construido por Ford Motor Company de Henry Ford fue fabricado en 1908 y se mantuvo hasta 1927, fueron prácticamente dos décadas de producción y éxito para el humilde granjero Henry Ford quien ya para ese momento figuraba como nuevo millonario. El Fort-T fue popularizado y llamado coloquialmente en los estados unidos como Tin Lizzie o Flivver, y fue por esta popularidad y aceptación que perduro durante casi 20 años en el mercado estadounidense, aunado que fue el primer auto de tener producción en cadena permitiendo así bajar los costos y precio al público, permitiendo así a la pujante y en crecimiento clase media de esa época adquirirlos, de tal manera que podemos decir que fue el origen de la revolución automotriz.

Ford T, el comienzo de una época

Entre 1903 y 1908 los ingenieros de Henry Ford fabricaron 19 coches diferentes, designando así a cada uno de ellos con una letra del alfabeto, de tal manera que El Modelo T fue presentado en el 1908 que obtuvo de manera inmediata la aprobación de los estadounidenses. Todos eran de color negro, porque era la pintura que mejor cubría el vehículo a muy bajo costo, de hecho, ellos tenían una frase lema y era la siguiente "Los clientes pueden tener un coche del color que quieran, siempre que sea negro", y en 1909 por la presión de la competencia, La Ford Motor Company de Henry Ford saco un Fort-T de color rojo Carmín, sin embargo, no fue sino hasta 1926 y 1927 que la compañía de Henry Ford impuso una variedad de colores en sus coches.

Ford T, el comienzo de una época

La producción

En el primer año lograron fabricar 10.660 unidades cosa que batió todos los records de la industria, de tal manera que para el año 1921 el modelo T representaba un 56,6% del total de la producción a nivel mundial, y en total se llegaron a vender en todo el mundo más de 15 millones de modelos T, y ese record mundial perduro durante 50 años hasta que en la década de los 70 llego el Volkswagen Escarabajo. El modelo T, en su elevado trono de aquellos años, era aclamado por todo el mundo convirtiéndose en el símbolo del medio de trasporte confiable y accesible, La Ford Motor Company había creado en la gente la necesidad de tener un Ford-T en sus casas, esto trajo como resultado un mercado sumamente enorme y continuo de automóviles. La cadena de producción de Henry Ford desarrolló he implanto en su estupenda fabrica en Highland Park en 1913 revolucionó totalmente la industria en general y no solo en el sector automotriz

Ford T, el comienzo de una época

El precio

Cuando salió al mercado por primera vez su precio era de 850 dólares, luego fue abaratándose hasta llegar a un módico y asequible precio de 360 dólares, lo que lo convirtió en el auto de cualquier familia organizada y bien administrada.

Ford T, el comienzo de una época

Descripción y componentes

El modelo T de Henry Ford traía el volante situado en el lado izquierdo en contrario al uso inglés, incorporaba grandes adelantos técnicos como el conjunto bloque del motor, cárter y cigüeñal en un solo lugar, usando por ello una ligera pero resistente aleación de acero de vanadio. Su motor era de cuatro cilindros con tan solo 20 HP de potencia, solo alcanzaba una velocidad máxima de 71 kilómetros por hora con un peso de 1200 kilos y consumía un litro de combustible cada 5 kilómetros. Su caja de cambios le permitía cambiar de marcha de forma fácil hasta para los más novatos. Su encendido se realizaba por medio de un magneto y lubricación centralizada para lograr mayor durabilidad al motor. La altura que tenía con relación al suelo era bastante considerable pero a su vez justa, elegante y necesaria puesto que le permitía circular libremente por caminos de tierra y lodo, recordemos que en aquellos años aún no se había desarrollado el sistema actual de vías pavimentadas. El modelo T incluía un juego de herramientas. El tanque de combustible estaba debajo del asiento delantero del pasajero por seguridad. Innovo la implantación del limpia parabrisas. Luces estándar de acetileno hasta 1919 cuando fueron suplantadas por luces eléctricas. Perilla de goma para la bocina que era de bronce. Ruedas de artillería de madera hasta 1926 cuando fueran reemplazadas por ruedas de rayos metálicos.

Ford T, el comienzo de una época

Cerrando con broche de oro

En 1914 los 13.000 trabajadores de Ford Motor Company fabricaron más de 300.000 unidades, mientras que las casi 300 compañías automotrices juntas con sus 66.350 empleados solo lograron fabricar alrededor de 280.000 vehículos. Esto produjo que el Modelo T subiera por las escalinatas del Tennessee State Capitol, y pudo llegar hasta la cima del monte Pikes. Hollywood también le dio su lugar al T al ser el auto mas utilizados por las estrellas de aquella época tales como Laurel y Hardy, Los Keystone Cops, Ben Turpin y Clara Bow, bien merecido lo tuviste Modelo T.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/virtual/motoryracing.com/classes/idTwitter.php on line 33