Registro gratuito

General Motors apresura la conducción autónoma con el Cruise AV
General Motors apresura la conducción autónoma con el Cruise AV

TECNOLOGÍA

General Motors apresura la conducción autónoma con el Cruise AV

La compañía norteamericana se adentra en el campo de la conducción autónoma, tomando en cuenta cada detalle y los factores de riesgo.

MARIO TIXCE - 28 MARZO 2018 21:33

Los avances en el mundo de la tecnología se han convertido en un ciclo sin fin que evoluciona día tras día y nos deja el universo en las palmas de nuestras manos, o tal vez, en objetos un poco más grandes. Las visiones futuristas de los 80's dejaron de ser proyecciones imaginativas que hoy se materializaron, dejando perplejas a millones de personas que nunca pensaron que estos ideales pudieran llegar al plano 3D. Este es el caso del Chevrolet Cruise AV, un vehículo que cuenta con tecnología futurista y que la pone a nuestra plena disposición. Nuestro asombro comenzará cuando entendamos que no se trata de un coche ordinario; el Chevrolet Cruise AV es un coche completamente autónomo, sin pedales ni timón, uno que la marca estaría fabricando según lo que mencionó el propio presidente de General Motors.

General Motors apresura la conducción autónoma con el Cruise AV

Cómo empezó todo

Todo comenzó luego de que GM presentara ante el Departamento de Movilidad de Estados Unidos una petición importante, donde manifestó el cambio significativo que promueve un coche en versión autónoma a la sociedad y al mundo. Entre los puntos que se recalcaron para poner en marcha el proyecto se mencionan la seguridad, el medio ambiente y la comodidad de sus ocupantes. El lema visionario sería "cero colisiones, cero emisiones y cero congestionamientos".

Sensores de seguridad

Todo el sistema de este coche es de primera gama y posee lo necesario para cumplir con los estándares que ellos mismo se han impuesto. Está incorporado con sensores altamente receptivos que captan su panorama en 360 grados, independientemente del día y del momento. Cuenta con una capacidad de percepción alta que logra canalizar a los peatones, o cualquier cuerpo extraño que logre colarse en medio de la ruta; y si la acción es repentina el coche responderá de inmediato para evitar accidentes.

General Motors apresura la conducción autónoma con el Cruise AV

Todos los fallos posibles fueron observados y tratados con anticipación mediante plataformas de coordinación entre el Software y el Hardware que se encuentran asociadas al sistema de conducción autónoma del coche. Entre las pruebas que se efectuaron en el mundo real, dentro de los entornos más emblemáticos, el Cruise AV superó el desafío y pudo cumplir a cabalidad con el lema de "máxima seguridad". Cada día los ingenieros de GM utilizan diversos equipos de pruebas que ayudan optimizar los servicios de este prototipo para poner en práctica esta tecnología de última generación y minimizar el trabajo de los conductores mientras se dirigen a su destino. Todo lo desarrollado es producto de una fusión entre Silicon Valley y Detroit, además de equipos recogidos por el mundo. Para su funcionamiento se usan unas computadoras integradas en su centro que cubren con excelencia todo el estándar de trabajo.

General Motors apresura la conducción autónoma con el Cruise AV

Parte del equipo

El equipo incorpora una tablet que suministra información en tiempo real acerca del viaje que además hará recordatorios sobre medidas de seguridad regulares dentro del habitáculo. La idea que ha tenido la firma norteamericana es contactar a los usuarios mediante una aplicación, donde el coche llegará hasta el lugar donde se encuentren; luego, el usuario programará el viaje y tendrá la capacidad de elegir la climatización y la música que quiera escuchar, algo mejor que cualquier charla incómodas de algún taxista.

General Motors apresura la conducción autónoma con el Cruise AV

Para 2019

Se puede decir que esta idea es un diamante en bruto pero que promete mejorar la cotidianidad del ser humano, y 7 de cada 10 latinoamericanos aprueban ese hecho. Fuentes cercanas a la marca aseguran que se tiene pensado comenzar la comercialización desde el próximo 2019 eso, claro está, si todo marcha al pie de la letra y cumple con las expectativas del fabricante americano. También hay que acotar que 100 millones de dólares serán los responsables de financiar el proyecto futurista dentro de la planta de Orion, Michigan.

General Motors apresura la conducción autónoma con el Cruise AV

Otros detalles

El Cruise AV es un modelo que posa su vista en la posteridad, y en lo que quedará del mundo para nuestros descendientes, por ello, proyectos evolutivos como este logran mejorar la calidad de vida, sobre todo cuando se basan en reducir prestaciones, fomentar viajes seguros, y la disminución del tráfico otorgándote tu propio tiempo, además de facilitar el medio de transporte en lugares decadentes.

General Motors apresura la conducción autónoma con el Cruise AV

Alerta de seguridad

La tecnología existe para simplificar las actividades diarias, y para hacer nuestras vidas más llevaderas. Ese es el lema que rige desde el comienzo, desde que se inventaron los primeros coches en la historia automotriz. Sin embargo, aunque no podemos negar que proyectos como el del Cruise AV están dotados de muchos sensores y sistemas de seguridad, no podemos dejar a un lado dos factores que consideramos importantes; el primero tiene que ver con el nivel de confianza que deben ganarse los norteamericanos para convencer a las personas de lo seguro que pueden llegar a ser los coches que no cuentan con conductores humanos, algo realmente complicado, sino tomemos en cuenta lo sucedido recientemente con el modelo Volvo XC90 perteneciente a la empresa Uber, que lamentablemente arrolló a una persona, que posteriormente falleció, en Tempe, Arizona. El vehículo en cuestión estaba en modo autónomo y, según lo que rezan los testigos, no pudo evitar atropellar a esta persona, presumiblemente porque cruzaba en un punto que no era el demarcado para los peatones. ¿Error humano o fallo la tecnología? Las investigaciones determinarán las responsabilidades, pero desde luego, restará confianza y generará temor hacia los coches que gozan de tal conducción.

General Motors apresura la conducción autónoma con el Cruise AV

El segundo aspecto aunque parece más sencillo tiene un peso significativo, y data en el hecho de que son muchos los que desean continuar conduciendo sus coches para sentir las sensaciones y el placer de manejar. Al llegar a este punto nos encontramos ante un dilema, ¿veremos algún día coches sin conductores circular por nuestras calles y avenidas? ¿Será usted capaz de subir a un coche autónomo y viajar de manera cómoda y relajada, dejando todo en las manos de la tecnología? En muy poco tiempo seremos testigos de las respuestas, por ahora resta seguir informando, manteniendonos atentos a todos los cambios que se susciten, marchando al paso de los avances tecnológicos.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS