Registro gratuito

Historia del Chevrolet El Camino, primera parte
Historia del Chevrolet El Camino, primera parte

HISTORIAS

Historia del Chevrolet El Camino, primera parte

Un novedoso modelo que para muchos ocupó un lugar muy especial en sus vidas.

ÁNGEL ARANGUREN - 13 NOVIEMBRE 2018 03:18

Felices de poder traerles una vez más algo de historia automotriz que por supuesto está sustentada en un coche clásico que además es un tanto singular, me refiero al Chevrolet El Camino, auto que para muchos no lleno sus exigencias pero para otros marcó un antes y un después en sus vidas, de hecho este auto fue protagonista de muchas historias de amor y terror e incluso se vio muchas veces en el cine conquistando la gran pantalla, y particularmente ocupa un lugar muy importante en mi vida cuando lo vi en la película El Guardaespaldas protagonizada por Kevin Costner y Whitney Houston.

Historia del Chevrolet El Camino, primera parte

Para entender su historia, he aquí su concepto

El Chevrolet El Camino es un auto multifunción en modelo coupé producido entre 1959 y 1987, y aunque a simple vista parezca una pickup existe una diferencia, y es que El Camino fue adaptado de una plataforma de dos estaciones que integraba la cabina y la cama de carga en el cuerpo, por ende es un auto sedan de dos puertas, dos plazas y una plataforma de carga. Como es sabido, las marcas automotrices siempre han estado en constante batalla por ocupar los primeros lugares en ventas, por lo que el Chevrolet El Camino se diseñó y fabrico respuesta al éxito que tuvo el cupé Ford Ranchero, y aunque se basa en las líneas de automóviles de General Motors, está clasificado en América del Norte como un SUV.

Historia del Chevrolet El Camino, primera parte

El origen y su historia

Todo en esta vida tiene un origen el cual es motivado por algún acontecimiento, de tal manera que el caso del Chevrolet El Camino fue producto de una batalla comercial producida por la Ford de Australia, ya que fue la primera compañía en diseñar y fabricar hasta poner en venta un coupé utilitario, inspirado en una carta escrita por la esposa de un granjero en Victoria, Australia en el año 1932, donde ella le pedía a su marido un vehículo para ir a la iglesia los domingos pero que a su vez funcione para llevar cerdos al mercado, animales que por cierto criaban y que por supuesto vendían. Esta peculiar historia motivo a Lew Bandt, diseñador de Ford en ese momento, a desarrollar un auto adecuado ante esa situación, naciendo en 1934 el primer modelo de utilidad coupé.

Historia del Chevrolet El Camino, primera parte

Todo esto activo las alarmas de Holden, filial australiana de la General Motors, la cual se puso manos a la obra para también producir un auto utilitario versión coupé en 1935, y fue allí donde comenzó todo, de hecho no solo se hizo un auto utilitario coupé sino que también se diseñó y fabrico una versión similar al roadster de techo abierto, producción que continuaron con éxito, sin embargo, a mediados de 1955 la introducción de la camioneta pickup Chevrolet Cameo Carrier, colaboro en allanar el camino para El Camino, porque aunque era una variante de la Chevrolet Task Force, el Cameo ofrecía características similares a los de un automóvil como por ejemplo los guardabarros traseros de fibra de vidrio, el color de la pintura de 2 tonos, el interior medianamente lujoso, y su tren motriz compuesto por un Motor V8 asociado a una transmisión automática más asistencias de potencia.

Historia del Chevrolet El Camino, primera parte

A mediados de la década de los 50, la batalla no solo era entre Ford y Chevrolet, sino que otras fábricas automotrices entraron al juego, marcas como Dodge, Studebaker e incluso International, comenzaron a ofrecer cajas de carga de descarga en algunos de sus modelos 1957, sin embargo, Ford también introdujo el Ranchero en ese mismo año estableciendo un nuevo modelo cupe en el mercado estadounidense basado en una plataforma de automóviles normales, hasta que en 1959 Chevrolet lanza al mercado El Camino para combatir contra el Ranchero de Ford.

Historia del Chevrolet El Camino, primera parte

Primera generación del Chevrolet El camino 1959-1960

El diseño exterior de este primer modelo fue muy parecido al Impala, desde la parte delantera hasta sus luces traseras junto a las alas con ojos de gato son idénticas al del Impala incluyendo los acabados interiores, se produjeron 22.246 Unidades de El Camino con motores V-8 de 3.9, 4.6 y 5.7 litros, asociados a transmisiones manuales de 2, 3 y 4 velocidades. La longitud del Camino era de 2.11 metros con una distancia entre ejes era 3 metros, por otro lado la capacidad de carga estuvo entre 290 y 520 kilogramos, con pesos brutos de vehículos entre 2,000 y 2,200 kilogramos, dependiendo del tren motriz y la suspensión.

Historia del Chevrolet El Camino, primera parte

En cuanto a la suspensión se puede decir que ofrecía cierta suavidad donde los resortes traseros de servicio pesado estándar de 500 kilogramos le daban un aporte diferente cuando estos estaban vacíos, incluso la opción de suspensión de Level Air se incluyó como disponible en su segundo año. El piso del Chevrolet El camino era de acero en lugar de madera, es decir, era una chapa ondulada insertada y asegurada con 26 tornillos y la capacidad de la caja de carga era de casi 33 pies cúbicos. El habitáculo estaba tapizado en cuero y tela, es decir, los paneles de las puertas estaban cubiertas de cuero y los asientos de tela, aunque también salieron al mercado modelos donde el cuero estaba en todo el habitáculo incluyendo los asientos.

Historia del Chevrolet El Camino, primera parte

Como todo en la vida, las cosas suben y bajan, es decir, siempre vamos a estar en una constante montaña rusa, ya que el éxito que tuvo el Chevrolet El Camino en sus inicios fue bueno, sin embargo, llego un momento donde las órdenes cayeron en un tercio, o lo que sería 14,163 unidades, por lo que Chevrolet tomo la decisión de suspender el modelo, mientras que por otro lado Ford había vendido 21,027 Rancheros basados en el nuevo Falcón compacto, aunque posteriormente a la Ford también le comenzó a ir un poco mal debido que el volumen de carga era pequeño si lo comparamos con las camionetas. Esta historia no termina aquí, de tal manera que le invitamos a que nos lea en una segunda edición donde continuaremos con la Historia del Chevrolet El Camino. PARTE 2.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS