Registro gratuito

¿Como se restauró el Hot Rod de la "ley seca"?
¿Como se restauró el Hot Rod de la "ley seca"?

PROCESO

¿Como se restauró el Hot Rod de la "ley seca"?

Spies Hecker nos abre sus puertas para mostrarnos paso a paso el proceso de restauración de un Hot Rod nacido para saltarse la ley.

EMILIO GARCíA - 05 JULIO 2015 19:20

¿Como se restauró el Hot Rod de la "ley seca"?

El centro de Formación de Spies Hecker de Colonia (Alemania), con el trabajo conjunto del garaje de Hot Rods en Viena han devuelto a la vida una auténtica joya de la automoción, que si supiese hablar tendría mucho que contarnos. Casi dos semanas en el taller de pintura, y más de 1.400 horas después, tenemos con nosotros a todo un superviviente de la ley seca.

Hemos querido ser partícipes del proyecto haciendo lo que mejor se nos da: contando cada paso que se ha seguido hasta devolver a la vida un pequeño pedazo de historia. Tras la restauración integral de la carrocería, con la que ha sido necesaria la restauración integral de piezas como el depósito de combustible, carcasas de los faros o la suspensión, se llevó este Hot Rod al Centro de Formación de Spies Hecker.

¿Como se restauró el Hot Rod de la "ley seca"?

Una vez allí se iniciaron los diferentes procesos de preparación, antes de introducir cada pieza en la cabina de pintura. Tras un minucioso proceso de protección contra el óxido con imprimación, era hora de repasar al milímetro la carrocería en busca de defectos, los cuales se subsanaron con una imprimación fina.

Trabajo minucioso

Tras ello, se le dio a todas las piezas una capa de aparejo, con el objetivo de cubrir la masilla e inmediatamente se dio una capa de imprimación a pistola, para igualar por completo toda la superficie y evitar defectos como aguas provocadas por el lijado de los paneles. A continuación se volvió a dar una capa de aparejo con el objetivo de igualar toda la superficie antes de dar color a la carrocería.

¿Como se restauró el Hot Rod de la "ley seca"?

Y por fín el momento que todos esperábamos. La carrocería recibe su color Flame Red -Código RAL 3000-, y tras colocar los motivos decorativos que le aportan la distinción al Hot Rod, se bañó en barniz para finalizar el proceso, embelleciendo todo el conjunto a la vez de proteger la pintura y la carrocería.

Y tras montar cada uno de los elementos, tenemos como resultado un Hot Rod que luce mucho mejor que en los años de la Ley Seca, donde seguro tuvo un gran protagonismo en esa época en la que una copa de Whisky estaba totalmente prohibida.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS