Registro gratuito

El Jefe de Tráfico de Soria cazado a 207 km/h
El Jefe de Tráfico de Soria cazado a 207 km/h

¿QUÉ SANCIÓN TENDRÁ?

El Jefe de Tráfico de Soria cazado a 207 km/h

La Unión de Guardia Civiles ha presentado la denuncia en el Juzgado de Instrucción.

Claudio Argüello, capitán de la Guardia Civil y jefe del destacamento de Tráfico de Soria, fue cazado el día 26 de enero por un radar colocado en el kilómetro 61,5 de la autovía de Navarra (A-15), entre Soria y Lubia, a 207 kilómetros por hora.

Así lo ha denunciado la Unión de Guardia Ciivles que, a pesar de que la infracción se cometiera hace 4 meses, la denuncia fue presentada este miércoles en el Juzgado de Instrucción número 2 de Soria y ante el Togado Militar por un delito contra la seguridad viual, según ha explicado en rueda de prensa Manuel Mato, secretario general nacional de UGC: "Los mandos no han actuado en todo este tiempo".

El Jefe de Tráfico de Soria cazado a 207 km/h

Mal se explica la inacción de los mandos teniendo en cuenta que el exceso de velocidad del capitán Argüello fue recogido por un radar móvil. Además, el propio denunciado se detuvo ante la patrulla de Guardias Civiles de Tráfico que se encontraban unos metros más adelante al darse cuenta de su exceso de velocidad.

La excusa: iba persiguiendo a un fugado

Por su parte, este exceso de velocidad -así se lo contó Argüello a los Guardias que estaban en carretera- se debía a que perseguía a un coche fugado. La versión la echa por tierra varios factores. El primero es que los Guardias aseguran que Argüello no llevaba activadas las sirenas y que tampoco pasó por allí ningún vehículo a gran velocidad al que pudiera ir persiguiendo el jefe de Tráfico de Soria. Además, ¿qué lógica tiene ir persiguiendo a un sospechoso y pararse, voluntariamente ante una patrulla de la Guardia Civil para explicar el exceso de velocidad?

Otro de los factores que invalidan el argumento del denunciado es que la Guardia Civil tienen prohibido hacer persecuciones -tipo Hollywood- por el riesgo que entraña para la seguridad vial. En caso de coche fugado, el protocolo exige la movilización de patrullas para montar controles e interceptar al fugado.

Tras esta denuncia, si los jueces de Juzgado de Instrucción 2 de Soria dan la razón a la UGC, Argüello podría ser castigado con una pena de prisión de hasta seis meses -que no debería cumplir-, con la perdida del carnet de conducir entre uno y cuatro años o con trabajar en beneficio de la comunidad hasta 90 días.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS