Registro gratuito

La historia de las señales de tránsito
La historia de las señales de tránsito

ELEMENTOS DE SEGURIDAD VIAL

La historia de las señales de tránsito

Conozca el origen de las diferentes señales que controlan el fluído vehicular y peatonal.

CHRISTIAN TIXCE - 22 OCTUBRE 2017 05:14

Cuando vamos caminando por las calles de la ciudad, o circulando en un automóvil sobre ellas o por fuera en carretera, es muy común toparnos con aquellos signos que imparten información, ya sea para alertarnos de un peligro más adelante, un puente cercano, una construcción, el límite de velocidad y así por el estilo. Lo cierto es que dichos signos nos avisan de lo que se avecina y quizá aún no lo veamos, los mismos son tan comunes que muchas veces los damos por sentado. Pero, ¿alguna vez ha pensado de donde provienen las señales de tránsito y cuál es su historia? A continuación le contamos de donde surgieron las primeras señales para controlar el tráfico.

La historia de las señales de tránsito

Su origen proviene de la antigua Roma

La primera señalización proviene de la época de los romanos; dicho imperio llevó la delantera en muchas innovaciones tecnológicas que hasta hoy perduran. Uno de esos adelantos de aquella desarrollada civilización consistió en establecer un código de señales, para orientar al viajero en el tránsito por las calzadas utilizando la milla romana, dichas señales indicaban la distancia entre ese punto y la ciudad de Roma, de ahí el famoso dicho: "todos los caminos llevan a Roma". Para valerse de ello los romanos utilizaban unas columnas de piedra labradas a cincel y con números romanos a los que llamaron 'millarios'. La red de vías en aquella época era muy extensa y compleja, además, abarcaban todos los pueblos del mediterráneo, por lo que los millarios se encargaban de guiar el tránsito de los viajeros por toda la extensión del imperio.

La historia de las señales de tránsito

Hacia el año 1.300 se realizó en Roma una peregrinación multitudinaria, por lo que el Papa Bonifacio VIII tuvo que dictar la norma de circulación por la izquierda para evitar el colapso de las vías y el evento fuera un éxito. No obstante, Napoleón Bonaparte cambió este sentido de circulación hacia la derecha cinco siglos después, a excepción de Inglaterra, todo su imperio continuó esa forma de conducción en las vías hasta el día de hoy. Siglos más adelante, hacia el año 1892, se crea la primera señal de Alto o Pare, esta se diseñó en Alemania y consistía en una calavera metálica que por las noches se iluminaba, lo que creó mucho pánico entre los viajeros.

La historia de las señales de tránsito

Aparece el automóvil y con ello el caos

A partir del siglo XX aparece un invento que vino a revolucionar la forma del transporte de la humanidad, el automóvil. Aunque fue un gran e ingenioso invento hubo que organizar su circulación para aminorar el caos que causaba, por ello era indispensable ordenarlo. Para 1908 se crean los primeros patrones básicos para los signos del tráfico y un año más tarde se comienzan a usar cuatro símbolos pictóricos en nueve naciones europeas; esos signos son los que indicaban: 'golpe', 'curva', 'intersección' y 'a nivel de grado de cruce de ferrocarril'. Hacia 1949, cuatro años después de la conclusión de la Primera Guerra Mundial se unifica en toda Europa el resto de señales a medida que se fueron creando.

La historia de las señales de tránsito

Al otro lado del mundo en el continente americano, Estados Unidos crea sus propias señales de tránsito, las cuales fueron siendo revisadas con el pasar del tiempo. En él se destaca la Comisión Mixta de Dispositivos Uniformes de Control de Tráfico, cuyas siglas son MUTCD, las mismas se revisaban aproximadamente cada diez años y reflejaban los cambios en las señales de tránsito. A partir de 1960, Norteamérica adopta el sistema internacional de símbolos y signos y ya para 1968, las Naciones Unidas convocan la Conferencia de Viena sobre el Tráfico de Carreteras. En él se decidió estandarizar las señales y circulación a nivel global y más de 50 países firmaron el acuerdo para unificar la señalización vial en casi todo el mundo.

La historia de las señales de tránsito

Señales de tráfico en la actualidad

Hoy día las señales de tránsito aparecen en varias formas como diamantes, octágonos, pentágonos y de forma trapezoidal; cada una sugiere un entendimiento diferente al cerebro. Es por ello, que las mismas son fáciles de relacionar. Notemos algunas de ellas.

La historia de las señales de tránsito

Señal de Alto o Pare

Es una de las señales más importantes y su forma es de tipo octagonal. La misma requiere una respuesta inmediata y detención del vehículo; a menudo se utiliza en las intersecciones y cruces peatonales. Además, su fondo se encuentra pintado en rojo sangre, lo que alerta de manera inmediata al cerebro de algo suficientemente peligroso que amerite detenerse.

La historia de las señales de tránsito

Señales de diamante o triangulares

Estas señales preventivas indican estar alertas por alguna inestabilidad o peligro más adelante, las mismas son en fondo amarillo o rojo para enfatizar su forma.

La historia de las señales de tránsito

Señales de tráfico circulares

Son señales restrictivas y de vigilancia, las mismas indican la forma de circulación prohibida en ciertas vías, así como giros o adelantamientos en carreteras. Además, restringe el estacionamiento de coches en ciertas áreas que de hacerlo acarrearía una multa o el remolque del vehículo.

La historia de las señales de tránsito

Señales de tráfico reforzadas en LED

En vista de que el parque automotor ha evolucionado y ha adaptado nuevas tecnologías, así también las señales de tránsito lo han hecho. Hoy las podemos conseguir con tecnología LED, muy importantes y visibles durante la noche sobre todo cuando azota el mal tiempo y su visión se dificulta. También se consiguen como hologramas con láser. De modo que la próxima vez que usted se tope con alguna de ellas recuerde que su existencia se debe gracias al ingenio romano.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS