Registro gratuito

Los radares de velocidad y su inventor
Los radares de velocidad y su inventor

HISTORIA

Los radares de velocidad y su inventor

Conozca la historia del responsable quién inventó los radares de velocidad.

CHRISTIAN TIXCE - 07 JULIO 2018 23:11

Es el invento del cual muchos conductores, por no decir la mayoría, lo consideran como su enemigo. Es verdad que a lo largo de la historia ha habido muchas invenciones, unas que surgieron por casualidad y otras que terminaron por usarse con un fin distinto para la cual fueron creadas en un principio. Uno de estos inventos es el radar de velocidad, y vaya que no hay lugar en donde no se encuentre uno; en la salida de un túnel, en una orilla de carretera pegado a las defensas, detrás de un aviso luminoso o de una señal de tránsito. La verdad es que están en lugares en los que muchas veces no nos imaginamos y hasta muchos funcionarios de tránsito poseen uno en forma de pistola dispuestos a cazar a aquel conductor que se encuentre circulando a exceso de velocidad. Pero hablemos un poco del responsable de tal invención, el mismo que hasta fue víctima de su propio invento, aunque le agradaba serlo. Esa persona se llamó: Maurice Gatsonides.

Los radares de velocidad y su inventor

El inventor de los radares de velocidad

Como dijimos con anterioridad, la invención de los radares de velocidad se deben a Maurice Gatsonides, quien nació en Indonesia en 1911 y quien no solo fuese un ingeniero, sino también piloto de carreras e inventor. Su pasión por la velocidad comenzó muy temprano; ya a la edad de 20 años había ganado su primera carrera. Esto era un logro sorprendente pues en aquellos años la competencia automotriz la hacían personas de mayor edad, por lo que seguramente lo considerasen como un simple muchacho. Aun así no se desanimó y continuó sus estudios y prácticas en la velocidad. El éxito de su vida como empresario llega cuando en 1938 funda su propia marca de coches, la cual llamó Gatso. Su primer vehículo fue el Kwit. Para 1948 y usando motores V8 procedentes del Mercury, construye el Gatso 4000 en tres versiones: Aero, Roadster y Coupe. Para su sorpresa y luego de haberlos presentado en el Salón de Ginebra de aquel año, recibe una gran cantidad de pedidos que superan lo que él podía cumplir, lamentablemente solo mantuvo una cantidad mínima de producción que más adelante llevó a la quiebra de la compañía. Esto motivado a que Gatsonides centraba el 100% de sus esfuerzos en la competencia, por lo que la marca desapareció.

Los radares de velocidad y su inventor

Sigue su pasión por la velocidad

Su pasión por la velocidad alimentó la obsesión de querer medir la velocidad y la posición a la que era capaz de moverse un objeto. Esto le llevó a crear un invento que se consideró el primer cinemómetro de la Historia y cuya finalidad nunca fue que se usase en el futuro para castigar con multa a los conductores. La verdadera intención del dispositivo era mejorar el tiempo de la velocidad en las prácticas de Gatsonides que lo convertiría en el campeón del rally de Monte Carlo en 1953. Para afinar sus estudios se mudó un mes antes a la zona del rally y todos los días estudiaba el circuito y repetía cada curva con la intención de obtener la trazada que le otorgara el mejor tiempo y con ello poder correr más. Para ello se valió en un principio de dos bandas de goma sensibles a la presión que estaban tendidas sobre el asfalto; cuando pisaba la primera se activaba un cronómetro que se detenía al pisar la segunda banda. Esto le arrojó datos para ir mejorando su record, pero Gatsonides quería más.

Los radares de velocidad y su inventor

Para ello se vale del efecto Doppler, el que usan los radares para conocer la posición de determinados objetos. Las pistolas radares ya existían para aquel entonces, pero Gatsonides quería saber cuál era la velocidad máxima que era capaz de trazar en una curva y su punto de entrada junto con la posición del vehículo, de este modo pudiese determinar cuál era la trayectoria más rápida en cada momento y quería valerse de imágenes fotográficas. Luego de muchas pruebas conectando una cámara al radar logró crear su propio invento, la primera cámara de radar de velocidad. La patentó y fundó la compañía Gatsometer BV en 1958. Bajo el permiso de Gatsonides su cámara radar o cinemómetro comienza a usarse por las autoridades de tránsito terrestre con el fin de fotografiar aquellas matrículas de autos y así aplicar multa a todos aquellos conductores que infligían los límites de velocidad. Cosa que continúa hasta nuestros días.

Los radares de velocidad y su inventor

Víctima de su propia invención

Parece irónico que un invento que iba a ser usado para la medición de la velocidad lograse ser un éxito de ventas para la empresa de Gatsonides. A pesar de todo él siguió con su amor a la alta velocidad hasta el punto de convertirse en víctima de su propio invento, pues confesó en cierta oportunidad: "Mis propios radares me pillan con frecuencia y me encuentro con multas enormes en mi buzón. Me encanta la velocidad". De modo que prácticamente cada multa generada hasta por él mismo no hacía más que aportar más beneficios para el aumento de ventas de su propio invento y por consiguiente, le reportaba más ganancias económicas. Hoy día y gracias a estos radares es posible multar a aquellos conductores que sobrepasan los límites de velocidad, su presencia ha logrado concientizar a muchos a mantenerse en los límites permitidos para cada tipo de vía, lo que ha traído como resultado que el número de accidentes automovilísticos hayan disminuido considerablemente, aun así para muchos, el radar de velocidad es su más férreo enemigo.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/virtual/motoryracing.com/classes/idTwitter.php on line 33