Registro gratuito

Mediciones y avisos de falta de compresión en el motor
Mediciones y avisos de falta de compresión en el motor

COCHES

Mediciones y avisos de falta de compresión en el motor

La falta de compresión no siempre significa que los motores ya están en su etapa final.

RICARDO CENICEROS - 31 OCTUBRE 2019 20:59

Por lo general nos inquita cuando tenemos algún fallo en el motor de nuestro coche. Como conductores todos deseamos mantener al día nuestro vehículo, sobre todo si lo usamos a diario para trasladarnos a nuestros lugares de trabajo o precisamente lo usamos como medio de trabajo. Sin embargo, debemos entender que, como toda máquina o elemento mecánico, los motores de los coches también sufren desgaste y con el pasar del tiempo van perdiendo sus propiedades y efectividad, hasta llegar al punto de quedar en un estado inservible; pero antes de que eso pase, el propulsor comienza a dar ciertas señales. Por así decirlo, que nos indican que debemos pasar el coche a revisión para constatar su funcionamiento y sobre todo el nivel de la compresión.

Mediciones y avisos de falta de compresión en el motor

Los niveles de compresión en los motores nos muestran o nos transmiten cierta idea de cuanta vida le podría quedar a nuestro motor, por ello, cuando sospeche que la compresión no es la misma talvez por el hecho de sentir menos potencia en el auto, lo más recomendable es acudir al mecánico de confianza para medir con ciertos elementos especiales los niveles de compresión del propulsor. Sin embargo, nosotros mismo podríamos medir la compresión del motor con la utilización de un manómetro.

El manómetro

Lo primero que tenemos que poner en práctica es conseguir el manómetro en una tienda, estos por lo general se pueden comprar en tiendas donde se venden accesorios de autos o en algunas ventas de repuesto; como tal no recomendamos una marca en específico, solo un manómetro en buen estado, que muestre todos los valores son problemas.

Mediciones y avisos de falta de compresión en el motor

El primer paso

Seguidamente procederemos a encender el motor del coche, y dejaremos que este se caliente por algunos minutos. Es importante que el motor llegue a los niveles habituales de temperatura, por lo que no será recomendable medir compresión en frio. Le recomendamos dar alguna vuelta con el coche, así se calentará lo suficiente para realizar la posterior medición de compresión. Acto seguido procedemos a apagar el motor, y a desconectar los cables de cada una de las bujías; en este punto es importante tomar en cuenta que debemos recordar el orden de cada cable ya que, si colocamos un cable mal, el funcionamiento del coche no será el mismo, de hecho, comenzaremos a escuchar explosiones debido a que no habrá una sincronización correcta del envío de electricidad. Otra buena recomendación es tomar imágenes para saber el orden de cada cable o en su defecto, marcar cada cable con números.

Qué necesitamos

Use un saca bujías, que en este caso es una especie de saca tuercas especial alargado que termina en forma de "T". Conecte la punta del manómetro en la culata donde se inserta la bujía. La boquilla del manómetro debe tapar por completo el orificio de la bujía. Seguidamente le pediremos a alguien que encienda el motor y lo mantenga acelerado por algunos segundos. De esta manera podremos medir de manera más efectiva la compresión que se emana de esa bujía. Luego apagaremos el motor, y realizaremos ese paso en cada una de las siguientes bujías.

Mediciones y avisos de falta de compresión en el motor

Todas deben marcar lo mismo

Cada una de las bujías del coche deben contar con la misma presión; otro aspecto a tomar en cuenta es que todas deben tener la presión indicada por el fabricante en el manual de mecánica. Se dice que en el caso de los motores a gasolina siempre podrá haber una diferencia de hasta 1.5 Bar, algo perfectamente normal de lo cual no habrá de qué preocuparse.

Las medidas al hacerlo manual

Sin embargo, no siempre encontraremos las medias de compresión de un motor, pero ello no debe llevarnos a la preocupación. En este caso debemos basarnos en la relación de compresión del motor, sin importar que sea impulsado a gasolina o diésel. Luego procederemos a sumar esos valores; para ejemplificarlo, en una relación de valores 14:1 se suma 14+1 y el resultado será de 15. Este debe ser el valor indicado por el manómetro.

Mediciones y avisos de falta de compresión en el motor

Los problemas de compresión vienen al cabo de cierto tiempo, y a la larga es el uso de los motores los que determinan si pierde o no compresión. Por lo general, cuando un motor pierde compresión es una manera de avisar que pronto será necesario, o hacer el motor nuevamente, es decir, sustituir pistones, anillos, entre otras cosas, por unos nuevos, o comprar otro motor en alguna casa de repuesto.

Mediciones y avisos de falta de compresión en el motor

Detalles finales

A pesar de que medir la compresión no es tarea difícil no todos se animan a realizar la tarea de manera individual, en ese caso lo más recomendable es acudir al mecánico o algún centro especializado en la marca de su coche para que realicen la inspección. También pudiera darse el caso de alguna fuga de la compresión, lo cual no marcaría de manera definitiva que la vida de nuestro motor está llegando a su final. En cualquiera de los casos, serán los especialistas quienes se encarguen de determinar ese punto.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/virtual/motoryracing.com/classes/idTwitter.php on line 33