Registro gratuito

Nuevo BMW M5: el Serie 5 más radical adopta el Turbo
Nuevo BMW M5: el Serie 5 más radical adopta el Turbo

INFORMACIÓN Y FOTOGALERÍA

Nuevo BMW M5: el Serie 5 más radical adopta el Turbo

BMW ya ha mostrado oficialmente su berlina más rápida, el BMW M5 F10. 560 CV, 4,4 segundos para pasar de 0 a 100 km/h y 305 km/h de velocidad punta son algunas de sus credenciales.

La quinta generación de la berlina de altas prestaciones de la marca de la hélice ya ha visto la luz. Puede que los puristas de la división Motorsport de BMW no estén muy contentos al ver un M5 sobrealimentado, sin embargo, la marca asegura que existe una relación directa entre motor y acelerador, y es exactamente la respuesta que se espera de todo M, pero el nuevo M5, perteneciente a la generación F10, es un 25% más eficiente.

Nuevo BMW M5: el Serie 5 más radical adopta el Turbo

El nuevo BMW M5 es el coche perfecto tanto para viajar con la familia como para rodar con él en circuito. Deja atrás el V10 atmosférico de la anterior generación, que tanto gustó, para adoptar un V8 con doble turbo. No es el primer M sobrealimentado, el Serie 1 M Coupé ya cuenta con el turbo, al igual que los SUV X5 M y X6M, pero sí es la primera vez que la saga M5 no tiene un motor atmosférico. Esto no impide para nada que este modelo cumpla sus objetivos, BMW promete todavía más diversión que su predecesor y mucha más eficiencia.

Pocos cambios respecto al prototipo

Apenas hay cambios respecto al prototipo M5 Concept, el diseño es discreto, pero no faltan las señales de identidad típicas de los BMW M, que le dan ese toque tan agresivo al conjunto, como las cuatro salidas de escape, las branquias laterales en la parte delantera, que ahora integran los intermitentes, o el capó ligeramente abultado, bajo el que guarda el potente motor.

Nuevo BMW M5: el Serie 5 más radical adopta el Turbo

Otros elementos que indican que no estamos ante un Serie 5 normal son los enormes pasos de rueda, necesarios para albergar unas llantas de 19 pulgadas (opcionalmente pueden ser de 20 pulgadas) que montan unos neumáticos con medidas de 265/40 R19 delante y 295/35 R19 detrás. Dentro de las mismas se pueden ver unos discos de material compuesto de 400 mm y 396 mm respectivamente. En ambos casos, las pinzas son de seis pistones. Este aspecto, el de los frenos, ha mejorado mucho respecto a la generación anterior. En las tomas de aire laterales, donde deberían estar los faros antiniebla del BMW Serie 5, se han instalado unos pequeños flaps para optimizar el flujo de aire que se redirige a los frenos delanteros. También cuenta con un difusor en la parte trasera, y con un pequeño alerón sobre el portón del maletero.

Más diversión y más eficiencia

Como hemos dicho antes, el nuevo M5 se pasa a la sobrealimentación, ganando así en prestaciones y eficiencia. Comparte propulsor con los X5 y X6 M, el V8 4.4 TwinPower Turbo con inyección directa de alta presión y distribución variable VALVETRONIC, pero con 5 CV más que los SUV de altas prestaciones, llegando hasta los 560 CV, entregados entre las 6.000 y 7.000 rpm. El par máximo es igual de impresionante, nada más y nada menos que 680 Nm, disponibles desde tan solo 1.500 rpm, sencillamente brutal. Toda esta potencia se envía a través de una caja de cambios autosecuencial de siete relaciones M DCT, estrenada en el último M3, de siete marchas con doble embrague y Drivelogic. Como suele ser habitual, tiene levas de cambio detrás del volante.

Nuevo BMW M5: el Serie 5 más radical adopta el Turbo

En cuanto a las prestaciones, cualquiera diría que estamos hablando de una gran berlina, ya que sólo necesita 4,4 segundos para pasar de 0 a 100 km/h, y 13 segundos para llegar a los 200 km/h. La velocidad punta es de 250 km/h, en el coche normal, pero esta cifra está autolimitada, porque con el con el M Driver's Package puede llegar a los 305 km/h de velocidad máxima. Lo mejor de todo es que estas prestaciones se consiguen sin dejar de lado la eficiencia, ya que es un 30% más eficiente que su predecesor. Homologa solo 9,9 l/100 km, una cifra nada despreciable teniendo en cuenta su potencia y su tamaño. Esto se consigue gracias a la incorporación de mucha tecnología conocida en la casa alemana como EfficientDynamics, al sistema Start&Stop y a los sistemas de recuperación de energía.

Avanzados sistemas para mejorar la dinámica

Nuevo BMW M5: el Serie 5 más radical adopta el Turbo

Pesa 1.870 kg y mide casi 5 metros de longitud, pero eso no es impedimento para lograr un magnífico comportamiento, tanto en carretera como en circuito. Cuenta con avanzados sistemas para mejorar la dinámica, como el chasis con esquema variable EDC, puesto a punto en Nurburgring Nordschleife. De serie lleva amortiguadores regulados electrónicamente, que se pueden llevar en modo "confort", "sport" y "sport plus", de más blando a más duro. El DSC estabiliza el coche activando los frenos y reduciendo el par motor, incluye ABS, asistencia de frenado en curvas (Cornering Brake Control, CBC), el control dinámico de los frenos (DBC), el asistente de frenado, el sistema de compensación de la fatiga de los frenos, la función de frenado ligero para secar los discos y el asistente para arrancar cuesta arriba.

Pulsando una tecla en el salpicadero, se activa el M Dynamic Mode que hace que el DSC actúe más tarde, haciendo al coche más deportivo, pero permitiendo controlarlo. También se puede desactivar del todo para dar rienda suelta total a toda la potencia del coche. El M5, como manda la tradición, tendrá tracción trasera, aunque BMW ha confirmado que habrá una versión con tracción integral en el futuro.

Nuevo BMW M5: el Serie 5 más radical adopta el Turbo

El M Drive del volante es otro elemento nuevo, unas teclas de memoria que guardan dos configuraciones personalizadas por el conductor, pudiendo modificar hasta seis parámetros: el modo de funcionamiento del motor, la dirección Servotronic, el programa de cambios, el modo DSC, la suspensión y las indicaciones que aparecen en el HUD.

Interior a la altura del resto del coche

Nuevo BMW M5: el Serie 5 más radical adopta el Turbo

El interior es sobrio y elegante. La calidad es muy alta, a la altura de los modelos de la marca germana, los materiales empleados son de primera calidad. Tiene volante específico M, así como el tablero de instrumentos, los asientos deportivos M y ciertos detalles, como la consola central tapizada en cuero, los listones embellecedores de aluminio Trace o el guarnecido del techo de BMW Individual. Los M5 llevarán también una pantalla central desde la que se controlan los mandos del iDrive, situado entre los dos asientos, que sirve para adaptar todos los parámetros al gusto del conductor. El HUD (Head Up Display) también forma parte del equipamiento de serie, mostrando información específica al tratarse de un modelo M.

Su presentación oficial tendrá lugar en el Salón de Frankfurt, y muy probablemente se ponga a la venta poco después, a finales de este año. Su precio rondará los 120.000 euros.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/virtual/motoryracing.com/classes/idTwitter.php on line 33