Registro gratuito

Nuevo Mazda 3, renovación a lo grande
Nuevo Mazda 3, renovación a lo grande

NUEVA GENERACIÓN

Nuevo Mazda 3, renovación a lo grande

La nueva generación del Mazda 3 ha llegado con importantes novedades tanto estéticas, como tecnológicas, adoptando la nueva línea de diseño de la marca.

Nuevo Mazda 3, renovación a lo grande

El fabricante con sede en Hiroshima ha renovado el modelo más vendido de toda su gama, el Mazda 3. La nueva generación del compacto japonés llega adoptando la actual línea de diseño que la marca presentó en 2011 en el Tokyo Motor Show con el Concept Car Takeri. Su llegada al mercado está prevista para el próximo otoño.

El nuevo Mazda 3 gana en anchura y longitud respecto a su predecesor, aunque pierde algo de altura. La marca nipona ha decidido arriesgar, buscando una línea deportiva, con un capó alargado y musculoso, que da paso a un habitáculo bajo, y desplazado hacia atrás. Los voladizos se han reducido a la mínima expresión, para dar un mayor espacio tanto a la mecánica como al habitáculo.

En la parte delantera, la forma de ala de la parrilla da paso a unos afilados faros. La forma que marca la calandra central se extiende por el capó, marcando el nervio superior del lateral, ayudando así a una mejor aerodinámica, que es otro de los aspectos destacables en el nuevo Mazda 3.

La parte trasera nos recuerda vagamente al extinto Mitsubishi Lancer Sportback. De nuevo las ópticas traseras tienen una forma especialmente afilada, con musculosas formas que dan paso a pequeño difusor trasero, que acoge la doble salida de escape. La luna trasera remarca la poca altura del vehículo, con un perfil muy alargado, y rematada en la parte superior por un spoiler del color de la carrocería que le da un toque de personalidad.

Nuevo Mazda 3, renovación a lo grande

Quizás, por buscarle las cosquillas al diseño de la parte trasera, podemos ver que el limpialuneta tiene un tamaño muy pequeño, debido a su poca altura, por lo que en condiciones adversas, posiblemente la visibilidad se vea afectada.

Novedades mecánicas

En el apartado mecánico, el nuevo Mazda 3 cuenta con los últimos motores de la gama SKYACTIV de la marca. La gama de motores del nuevo compacto nipón contará con dos motores diesel, el SKYACTIV-D 2.2 de 150 caballos de potencia, que se puede asociar a una caja de cambios manual de 6 velocidades procedente del MX-5, o una nueva caja de cambios automática también de 6 relaciones, con especial atención a la suavidad de marcha, y a la rapidez en cada cambio.

El motor diesel cuenta con una buena cifra de par de 380 Nm, disponible desde 1.800 revoluciones por minuto. La potencia máxima se alcanza a 4.500 vueltas, por lo que para sacar el máximo partido del motor es necesario estirarlo bastante. En el lado positivo, el motor cumple con la nueva normativa EURO6 de emisiones.

En el apartado de gasolina, la gama cuenta con el conocido motor SKYACTIV-G 2.0 en dos sabores, con 120 o 165 caballos. Ambas versiones ofrecen 210 Nm de par a partir de 4.000 revoluciones por minuto, y cumplen la normativa EURO5.

Nuevo Mazda 3, renovación a lo grande

Pero quizás la mayor novedad de la nueva gama de motorizaciones del Mazda 3 es el pequeño SKYACTIV-G 1.5. Se trata de un motor que rompe con la corriente de bloques de pequeña cilindrada turboalimentados. Este motor de 1.496 centímetros cúbicos atmosférico, ofrece 100 caballos de potencia a 6.000 revoluciones por minuto, si bien la cifra de par se queda algo corta con tan solo 150 Nm disponibles a partir de 4.000 vueltas.

Buscando un mejor comportamiento

Pero no solo ha cambiado el diseño, y las mecánicas de esta nueva generación del Mazda 3. En Hiroshima se han puesto las pilas, consiguiendo una importante reducción de peso gracias a la utilización de aceros de alta resistencia, que además consiguen aumentar la rigidez de la carrocería.

El mismo efecto se ha conseguido en la suspensión, que es más ligera, pero a la vez más rígida. En la parte delantera, Mazda ha utilizado un esquema McPherson, mientras que en el eje trasero se ha optado por una suspensión de tipo multibrazo.

Nuevo Mazda 3, renovación a lo grande

En Mazda aseguran que esta nueva generación del compacto absorbe mejor las irregularidades de la carretera, y permite al conductor contar con una mayor precisión a la hora de afrontar las curvas, lo que unido a su mayor anchura, y la mayor distancia entre ejes, dotan al Mazda 3 de mayor seguridad.

Un interior sobrio

Si por fuera el nuevo Mazda 3 es todo un derroche de diseño, no podemos decir lo mismo del interior. A pesar de incorporar algunos importantes avances, como por ejemplo un Head-Up display donde nos muestra la información básica para la conducción, el salpicadero de esta nueva generación resulta excesivamente sobrio, marcado por líneas horizontales.

En algunas versiones, una pantalla táctil de 7 pulgadas preside la consola central, mostrando información sobre algunas funciones del vehículo, como por ejemplo, la conectividad, y la reproducción de archivos multimedia.

Nuevo Mazda 3, renovación a lo grande

El cuadro de mandos cuenta con una sola esfera central, en la que se nos muestra el cuentarrevoluciones en modo analógico, mientras que podemos ver un velocímetro digital. A ambos lados de esta esfera encontramos el resto de la información que nos facilita el vehículo, como la temperatura del agua, la temperatura exterior, o el nivel de gasolina.

La seguridad ante todo

En el apartado de seguridad, Mazda ha echado el resto en este nuevo Mazda 3. En el equipamiento de serie se incluye ABS, con distribución electrónica de la fuerza de frenada, asistencia a la frenada, control de tracción, y control de estabilidad.

Además, como opción, se ofrecen otros sistemas como la frenada de emergencia, o el sistema de asistencia a la frenada en ciudad, control de crucero adaptativo, asistente de cambio de carril, y aviso de cambio involuntario de carril, señal de parada de emergencia, iluminación frontal adaptativa, y asistente de arranque en pendiente.

Además, en el campo de la seguridad pasiva, la carrocería disipa las fuerzas en caso de impacto, a través de las zonas de deformación de la parte delantera, dispersando las fuerzas de una posible colisión hacia los laterales.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS