Registro gratuito

Peugeot SxC, un prototipo secreto de crossover que verá la luz en Shangai
Peugeot SxC, un prototipo secreto de crossover que verá la luz en Shangai

PRIMERAS IMÁGENES Y ANÁLISIS

Peugeot SxC, un prototipo secreto de crossover que verá la luz en Shangai

Un nuevo concept car de Peugeot, diseñado pensando en los gustos del mercado chino.

"Atlético, potente, elegante...". Así define Peugeot su SxC, un concept-car nacido en los estudios de diseño de Peugeot del China Tech Center de Shanghai. El SxC explora el mundo de los crossover modernos y exclusivos.

Con el SxC (ver fotogalería), presentado en el Salón del Automóvil de Shanghai, Peugeot reafirma sus ambiciones internacionales ensalzando su facilidad para adaptarse a las expectativas específicas de cada mercado y, al mismo tiempo, expresar en todo momento su visión de futuro y demostrar su capacidad para aunar exigencia y emoción.

Peugeot SxC, reinterpretación del crossover

En 2010, Peugeot presentó la evolución de sus códigos de identidad mediante diferentes concept cars: el SR1 (roadster gran turismo), el BB1 (urbano de 2,50 m de longitud apto para cuatro pasajeros), el EX1 (roadster biplaza 100% eléctrico que consiguió batir diferentes récords de aceleración homologados en Francia y en China) y el HR1 (urbano exclusivo, innovador e híper-conectado).

Peugeot SxC, un prototipo secreto de crossover que verá la luz en Shangai

Con ocasión del Salón del Automóvil de Shanghai, los diseñadores de la casa francesa se expresan sobre una nueva categoría de vehículo cada vez más apreciada en China, los crossover. Con el SxC (nombre que remite a Shanghai Cross Concept), el concepto crossover se reinterpreta: este concept-car retoma determinadas características del mundo de los SUV (robustez, puesto de conducción elevado, protección...), sin exagerarlos e infundiéndoles códigos modernos, con clase y de gran pureza, similares a los del mundo más estatutario de las berlinas.

El diseño del vehículo es obra de los equipos internacionales de diseño de Peugeot que trabajan en el China Tech Center, en Shanghai. Peugeot reafirma de este modo la visión de un diseño fuerte, reconocible, capaz de adaptarse a diferentes carrocerías, y, al mismo tiempo, a las diferentes expectativas de los distintos mercados.

Un diseño fuerte, pero al mismo tiempo escultural y refinado

El SxC es un vehículo de fuerte carácter, con un diseño que exhala fuerza y potencia pero sin resultar ostentoso gracias a unas líneas que son, al mismo tiempo, sencillas y puras, elegantes y fluidas y que subrayan sutilmente el carácter atlético y musculoso del vehículo. Cada detalle se ha esculpido con precisión para conformar una carrocería de impresionantes volúmenes (con una longitud de 4,870 metros, una altura de 1,610 y una anchura de 2,035).

En su parte frontal, el SxC exhibe los nuevos códigos de identidad de Peugeot. El tema de la parrilla única "flotante" que parece separarse del resto de la carrocería se ha declinado de manera armoniosa. Los faros felinos, perfectamente cincelados, le confieren una mirada penetrante, en plena sintonía con el emblema de la Marca, el león, fieramente dispuesto en un rebaje del capó. Esa mirada queda sublimada por una tira de diodos luminosos LED fácilmente reconocible tanto de día como de noche. Esta firma visual reaparece en los pilotos traseros cuya forma de boomerang acompaña el movimiento, muy trabajado, de la parta trasera.

Peugeot SxC, un prototipo secreto de crossover que verá la luz en Shangai

También se han estudiado a fondo otros detalles "High Tech" como los estilizados retrovisores que esconden cámaras de retrovisión.

Las barras de techo, de original diseño y el marco de la superficie acristalada lateral son algunos de los elementos realizados en aluminio cepillado, un material ligero, noble y que aumenta la presencia del coche realzando sutilmente su carácter exclusivo.

Las llantas, de generosas dimensiones (22 pulgadas) y cuyo diseño sugiere refinamiento y robustez, contribuyen igualmente al equilibrio general del vehículo.

Finalmente, el diseño protector del coche, sus generosos volúmenes, su techo panorámico en dos partes, su accesibilidad gracias a las puertas de apertura enfrentada. todo ello promete un habitáculo particularmente amplio en el que cada uno de sus cuatro pasajeros se beneficia de todas las atenciones que pueda desear.

El SxC integra tecnología HYbrid4

Una de las prioridades de Peugeot es la de mantener su liderato medioambiental en los próximos años. Este concept-car integra la tecnología HYbrid4: con un motor térmico en la parte frontal (que acciona las ruedas delanteras) y un motor eléctrico en la parte trasera (que acciona el eje trasero), esta tecnología permite que las cuatro ruedas sean motrices cuando ambos motores funcionan al mismo tiempo en beneficio de la seguridad y de la adherencia en condiciones extremas.

Además, permite circular a baja velocidad en modo "emisiones cero" únicamente con el motor eléctrico.

Peugeot SxC, un prototipo secreto de crossover que verá la luz en Shangai

Motor térmico delante y motor eléctrico atrás

Bajo el capó delantero encontramos un motor térmico de 1.6 l THP que en esta ocasión produce 160 kW (218 CV): siguiendo con su estrategia de downsizing, el Grupo PSA utiliza las tecnologías más avanzadas para desarrollar motores de baja cilindrada que aúnan un alto nivel de prestaciones y de eficiencia medioambiental.

Junto al motor eléctrico de 70 kW (95 CV), el conjunto permite una potencia de 230 kW (313 CV) con un consumo medio de sólo 5,8 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 143 g/km.

La eficacia de esta cadena cinemática junto a la reconocida experiencia de la Marca en términos de comportamiento en carretera, permiten al concept SxC combinar la emoción de un placer de conducción real con la exigencia de un elevado nivel de eficiencia medioambiental y proporcionar así una experiencia de conducción única a su conductor.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS