Registro gratuito

Primer prototipo Shelby GT350 a subasta
Primer prototipo Shelby GT350 a subasta

COCHES

Primer prototipo Shelby GT350 a subasta

Para los amantes de los coches clásicos, sale a subasta el primer Shelby GT350, el prototipo que comenzó toda la dinastía.

MARIO TIXCE - 07 DICIEMBRE 2017 23:54

Para los amantes y fanáticos de los modelos Muscle Cars y Súper Clásicos, esta es una excelente noticia, pero tome nota, porque la cita es en enero del próximo año en Barrett-Jackson donde los asistentes a este evento podrán apreciar muchísimos modelos que los llenarán de nostalgia. Hoy les vamos a mencionar uno que sin duda se adueñó del corazón de millones de fanáticos en el mundo. Se trata de una pieza única, unos de los primeros prototipos construidos por Carroll Shelby por encargo de Ford.

Pensados para competir

Este modelo fue construido luego de que la compañía Ford le pidiera a Carroll Shelby que debía mejorar el Mustang ya que no lo consideraban una buena plataforma para un modelo deportivo. Los primeros modelos de GT350 nacieron como verdaderos coches para competencias, es decir, fueron fabricados pensando en que serían bólidos exclusivos de las pistas de carreras más famosas del mundo; pero lo que no se imaginaron es que serían coches adaptados para circular por nuestras calles.

La transformación

Los GT350 de 1966 fueron fabricados sobre la base del modelo del Ford Mustang de 1965, el mismo modelo el cual Ford le cuestiono a Shelby que no era una buena base para un vehículo deportivo. Con la fabricación de este modelo Shelby, le quedó claro a Ford lo equivocados que estaban, por ello, tomaron el modelo de 1965, lo transformaron, y lo hicieron más llamativo para los clientes de la época, quienes buscaban coches ligeros y deportivos.

El Shelby GT350 pertenece a la primera generación de los GT350, son los más pequeños y ligeros de este icónico modelo; hubo otros, construidos entre los años 1965 y 1966 que se distinguían por el emblema de la "Cobra" y se les apodaba "Mustang Cobra". Los modelos de la primera generación nacieron con motor de 4.7 litros, pero luego fueron modificados para alcanzar más caballos de potencia, hasta que llegaron a desarrollar unos 306 caballos de fuerza. La historia de este modelo cuenta que, para cuando Shelby terminó con ellos, regresaron más musculosos, con nuevos frenos, a saber, de tambor trasero y discos delanteros, colectores de techo alto y cabezales tri-y.

Adaptados para calle

Hay que aclarar que los GT en principio no nacieron para ser cómodos, al contrario, nacieron para ser rápidos, de hechos las primeras versiones solo tenían dos puestos. Los modelos de 1965 solo venían en su distintiva presentación de color blanco con rayas azules; este modelo de pintura característico recibió el nombre de Wimbledon White y Guardsman Blue Rocker. En la versión de 1966 esto cambió y era opcional, ya que se podía elegir entre los colores rojo, verde, negro y azul. También perdió su etiqueta de Mustang. La versión de 1966 experimentos otros cambios, algunos opcionales, como lo fueron la caja de 3 velocidades automática, el sobre alimentador Paxton, la batería ya no estaba en la cajuela, y escapes dobles.

El ejemplar que se presentará en subasta el próximo mes de enero es la representación más fiel de los primeros modelos de los Shelby GT 350, y es que estamos hablando del ejemplar número #001 del Shelby GT350 del año 1966, es decir, todo un clásico, y una joya que muchos querrán tener en su colección. Fue precisamente este prototipo el que anunció el inicio de la saga de los Mustang Shelby. Cabe destacar que este es el primero de los 200 ejemplares construidos para equipos y pilotos particulares de la SCCA entre ellos, los únicos 34 ejemplares GT350 R. En este coche observamos características particulares como el curioso techo de vinilo, del que podemos decir que ningún Mustang salió al mercado con este tipo de techo. Otro detalle que le agrega más peso es que este prototipo nunca fue borrado de los registros de Ford al ser pasado a las instalaciones de Shelby, lo que significa que este coche en principio fue fabricado como un Mustang y luego convertido en un GT350.

Hace algunos años este ejemplar se restauró completamente, es por ello que hoy goza de esa espectacular apariencia que nos hace suponer o imaginar cómo fue en sus primeros años de vida. Hasta los momentos no se conocen datos sobre el precio que será subastado ni el de reserva, pero suponemos que por su condición de prototipo la subasta alcanzará cifras importantes.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS