Registro gratuito

PSA y Mitsubishi podrían cerrar su colaboración eléctrica
PSA y Mitsubishi podrían cerrar su colaboración eléctrica

NUEVAS FRONTERAS

PSA y Mitsubishi podrían cerrar su colaboración eléctrica

El distanciamiento entre ambas partes en su apuesta por la movilidad eléctrica está cerca de separar a estos socios.

PSA y Mitsubishi podrían cerrar su colaboración eléctrica

Los vehículos de propulsión eléctrica no terminan de despegar en Europa. Esta realidad que más o menos todos han asumido a estas alturas puede tener sus consecuencias a la hora de afrontar una de las colaboraciones más importantes en este campo, la forjada por Peugeot-Citroën y Mitsubishi. Las tres marcas que componen este acuerdo entre PSA y el fabricante japonés han compartido plataforma para sacar al mercado el Citroën C-Zero, el Mitsubishi i-MiEV y el Peugeot iOn. Tres modelos que no han recogido los datos esperados y que por ende podían ver la disolución de tan prometedor acuerdo.

Dentro de los discretos datos cosechados por estos modelos, algo casi extensible a cualquier modelo eléctrico, parece que la reorganización empresial del Grupo PSA tiene mucho que ver este futurible y posible paso, puesto que el Grupo PSA quiere recortar modelos en la gama de sus dos marcas y ante el estancamiento del vehículo eléctrico en Europa, el gigante francés podría tener en mente reducir a cero o a niveles anecdóticos su oferta en propulsión eléctrica en modelos que funcionan con baterías. De hecho, parece un paso lógico cuando las marcas franceses buscan rentabilidad a corto plazo, algo que sus modelos eléctricos no le pueden ofrecer.

Los números hablan

Mientras en el Grupo PSA esperan los primeros datos de ventas de las nuevas Citroën Berlingo Electric y su hermana, la Peugeot Partner, modelos que montan tecnología de Mitsubishi, de momento los que ya están en el mercado no dejan de mostrar datos negativos con el pasar de los meses y de los ejercicios. De hecho, las ventas del C-Zero y el iOn que arrancaron en 2010 no han dejado de caer y en 2013 apenas se matricularon en toda Europa poco más de 1.100 unidades, lo que supone un descenso del 80% aproximadamente con las unidades matriculadas el año anterior.

Con estos datos pésimos y que sin duda están lejos de las expectativas con las que comenzó este proyecto a tres bandas, parece más que evidente que no se cumplirán objetivos y por ende el CEO de PSA, Carlos Tavares, ha sido bastante claro al respecto. Según sus palabras, el acuerdo PSA-Mitsubishi será revisado en los 12 próximos meses y en estas palabras sólo podemos entender sustituir revisar por acabar, dejando a Citroën y Peugeot sin opciones en este segmento al menos a corto plazo.

Fuente: AutomotiveNews

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS