Registro gratuito

Rebaja de la velocidad máxima en vías secundarias
Rebaja de la velocidad máxima en vías secundarias

SEGURIDAD VIAL

Rebaja de la velocidad máxima en vías secundarias

El Ministro de Interior anuncia un nuevo recorte y esta vez se refiere a la velocidad máxima en carreteras secundarias.

Rebaja de la velocidad máxima en vías secundarias

Jorge Fernández Díaz, Ministro de Interior y, por lo tanto, responsable máximo de la Dirección General de Tráfico, ha anunciado hoy en Barcelona que el organismo que dirige va a promover la reducción del límite máximo de velocidad para vías secundarias.

Esta rebaja será en 10 km/h por lo que de los actuales 100, se pasará a 90. Fernández Díaz no ha hecho pública la fecha desde la que esta modificación de los márgenes de velocidad entrará en vigor pero sí que ha comunicado que su intención es hacerlo lo antes posible, lo que lleva a pensar malintencionadamente que pudiera coincidir con un el inicio de las vacaciones estivales y el consecuente aumento de desplazamientos por este tipo de calzadas.

Es irrefutable que, atendiendo a los estudios de entidades ajenas a las propia DGT y Ministerio, los accidentes con víctimas mortales tienen mayor incidencia en vías secundarias y que es en este tipo de carreteras donde mayor esfuerzo hay que hacer para reducir esta lacra social que tan pocas veces se trata de atajar desde el drama social que supone y suele tener cierto carácter recaudatorio amparado en la búsqueda de la mayor seguridad para quienes circulamos.

Política de recortes también en carretera

Sin duda, pocos meses después de recuperarnos del shock (y del show, porqué no decirlo) que supuso la rebaja y posterior recuperación de la velocidad máxima legal con la que poder circular en vías rápidas, recordemos los eternos 120 reducidos a los famosos 110 km/h, que impulsó el anterior equipo de gobierno y que ahora éste retoma la restricción como modo de evitar los fríos pero escalofriantes datos anuales en cuanto a cantidad de fallecimientos y/o lesiones graves en carreteras de toda clase.

Lo que no ha concretado es sí, respecto de estas vías rápidas, habrá o no una modificación (aumento, se espera aunque cualquier medida es posible) pero ha dejado entrever que, de ser así, sería en calzadas de pago.

El debate está servido una vez más y lo peor es que seguimos sin una política realista en cuanto a reeducación vial como medio de alcanzar una mayor seguridad cuando nos montamos a bordo de un vehículo.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS