Registro gratuito

Renault Sport valora la tecnología híbrida a corto plazo
Renault Sport valora la tecnología híbrida a corto plazo

MIRANDO AL FUTURO

Renault Sport valora la tecnología híbrida a corto plazo

La sección más deportiva de la marca valora la utilización de híbridos para cumplir la normativa de la Unión Europea en 2020.

SERGIO J. CABRERA - 05 AGOSTO 2015 11:37

Renault Sport valora la tecnología híbrida a corto plazo

La dura normativa impuesta por la Unión Europea de cara a 2020 en relación a las emisiones de dióxido de carbono y otros componentes están obligando a las marcas a replantear su futuro. Para ese año el 95% de los vehículos deben cumplir con los nuevos estándares establecidos y eso supone no sólo hacer propulsores más eficientes y limpios, sino también apostar más seriamente por vehículos eléctricos e híbridos que reduzcan sustancialmente la media de emisiones de sus gamas.

Nadie se libra de estas exigencias, ni siquiera los departamentos más deportivos de cada fabricante.

Casi como una cascada, las declaraciones se van sucediendo. Hace unos días era uno de los nombres propios de Mercedes-Benz el que certificaba que la submarca deportiva Mercedes-AMG está valorando usar mecánicas híbridas, debido a que deben colaborar con el conjunto de la marca para bajar las emisiones, algo que con los V8 y V12 que usan actualmente es complicado. Algo parecido pasa con una Renault Sport que mira al futuro en versión híbrida. La división más deportiva de la marca del rombo, encargada entre otras cosas de los propulsores de competición, podría sumarse a esta obligación de usar tecnología híbrida para mejorar su eficiencia.

Renault Sport valora la tecnología híbrida a corto plazo

Es el camino

Patrice Ratti, máximo responsable de Renault Sport, ha abierto la puerta a esta opción. En la división deportiva de Renault son conscientes que una tecnología híbrida reporta beneficios no sólo de consumo y de reducción de las emisiones de CO2, sino también a nivel prestacional, mejorando la aceleración de los modelos ya que el par de los motores eléctricos es muy elevado. Sin embargo, como ya pasó con Mercedes-AMG, ninguna de las dos secciones deportivas quiere poner puertas al campo y no se fijan un periodo concreto para ver un híbrido entre sus filas.

Una de las claves para que este periodo de adaptación y llegada de un vehículo híbrido depende sustancialmente del coste de desarrollar una tecnología híbrida. Es evidente que mientras las secciones más habituales de cada fabricante intentarán recortar los plazos al máximo, quizá las secciones deportivas apuren hasta el último segundo. De momento, quedan 5 años, pero es evidente que Renault Sport o Mercedes-AMG deben colaborar con el resto de la marca para bajar las emisiones de CO2 en su conjunto. Las multas previstas a partir de 2020 así lo aconsejan.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS