Registro gratuito

El Salón de Ginebra 2014 es bautizado como 'optimista'
El Salón de Ginebra 2014 es bautizado como 'optimista'

DATOS

El Salón de Ginebra 2014 es bautizado como 'optimista'

El Salón de Ginebra no han sido únicamente un conjunto de presentaciones, modelos nuevos, concepts o stands.

El Salón de Ginebra 2014 es bautizado como 'optimista'

Cuando se celebra un evento de las características del Salón Internacional del Automóvil de Ginebra, al final inevitablemente se sacan conclusiones. Está muy bien ver las últimas novedades de las marcas, las tecnologías más avanzadas, los concept que marcarán el futuro del sector del automóvil o los modelos que son ya el presente de lo que vemos en nuestras calles. Sin embargo, también un Salón del Automóvil sirve como 'reunión de corderos' que al final catalogan la situación del sector, del propio mercado o de los fabricantes presentes. Por todo ello, podemos catalogar el Salón de Ginebra cómo el del 'optimismo' por muchas razones.

Partimos de la base de que el sector del automóvil está como está, pero en los últimos meses en países como España o Gran Bretaña se han visto síntomas de recuperación tímidos, más pequeños si cabe si nos fijamos en el ámbito europeo. Sin embargo, las previsiones de la Comisión Europea sobre el crecimiento del sector del automóvil en la zona Euro siguen creciendo y este optimismo se ha contagiado entre las paredes del Salón Internacional del Automóvil de Ginebra, donde hemos podido ver grandes presentaciones de prototipos o más de 75 modelos que ya están en venta, el primer indicativo de que el dinero en los fabricantes se vuelve a mover a ritmo lento, pero se mueve.

Mirando los datos que se arrojaron con la finalización del ejercicio 2013, estas sensaciones que hemos comentado van en aumento ya que después de cinco años malos, con 2009 como el ejercicio donde se rozaba el desastre, poco a poco parece que se sale adelante. Sin ir más lejos, en 2013 se han fabricado 13 millones de unidades en Europa y aunque la capacidad productiva de todas las plantas es de 18 millones, sin duda es un primer paso. En esta línea, el informe del OICA, patronal internacional del sector, nos arrojará un poco de luz.

Al final, las estadísticas son el mal o el bien supremos en estos casos y estas dicen que en Europa las ventas en 2013 cayeron un 2%, pero como ya hemos comentado esta afirmación es matizable ya que en países como Portugal, Reino Unido o España crecieron. Precisamente la producción retenida en algunos de estos países, las mejores perspectivas presenciadas y otros aspectos invitan a los expertos a ser optimistas. De hecho, la OICA pronostica que en 2014 las ventas remontará un 3% en el viejo continente.

El Salón de Ginebra 2014 es bautizado como 'optimista'

SUV, compactos y modelos de lujo al rescate

Está claro que ese 3% de aumento previsto para 2014 no será una cifra estándar para todos los países e incluso en 2014 podremos ver países que todavía sigan en números negativos, sobre todo aquellos en los que a pesar de la fuerte crisis los niveles de venta se mantuvieron en niveles aceptables. En el otro lado de la moneda habrá países que registren notables crecimientos y no porque este repunte sea destacado según los expertos, sino porque vienen de datos tan mermados que lo único que puede pasar es que crezcan, siendo España posiblemente uno de esos países, gracias al Plan PIVE y a otras medidas que se están tomando.

Con un modelo de mercado que evoluciona hacia gamas muy completas destinadas a todos los públicos, de vida más corta y construidas bajo mismas plataformas y asociaciones entre fabricantes, parece que en 2014 y según cuentan los expertos habrá tres tipos de vehículos que tiren del carro del sector del automóvil. En concreto y muy en la línea de lo que se ha presentado en el Salón de Ginebra, los próximos años o al menos este ejercicio de 2014 estará marcado por los modelos compactos urbanitas, los SUV y los modelos de lujo.

Los expertos afirman en este aspecto que estos tres segmentos serán los que sustenten a las marcas ya que los coches pequeños para la ciudad tienen un precio muy controlado tanto en su compra como en su mantenimiento, y además consumen poco. Los SUV compactos ya arrasan en casi todos los mercados también con precios moderados y una imagen muy aceptada, mientras que los coches de lujo no tienen crisis, le pese a quién le pese.

Fuente: El País

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS