Registro gratuito

Segunda parte de la prueba del Audi S3 Cabrio 2015
Segunda parte de la prueba del Audi S3 Cabrio 2015

TOMA DE CONTACTO

Segunda parte de la prueba del Audi S3 Cabrio 2015

Continuamos con la segunda y última parte de la prueba del Audi S3 Cabrio 2015, un descapotable de cuatro plazas con 300 CV y tracción Quattro.

JOSé MARíA GARCíA - 20 ABRIL 2016 13:55

Continuamos con la segunda y última parte de la prueba del Audi S3 Cabrio 2015, un deportivo de cuatro plazas que tal y como hemos podido ver en el artículo anterior su diseño, además de impactante capta numerosas miradas allá por donde pasa. En esta ocasión nos centramos en la mecánica y chasis que acompañan a este descapotable de origen alemán.

Mecánica

Bajo el capó, en posición delantera-transversal se esconde un motor 2.0 Turbo con dos inyectores por cilindro capaz de entregar 300 CV de potencia entre las 5.600 y las 6.200 rpm así como un par motor máximo de 380 Nm entre las 1.800 y las 5.500 rpm. El propulsor se encuentra asociado a una caja de cambios automática de doble embrague y seis marchas denominada S Tronic y esta a su vez a un sistema de tracción integral Quattro con un diferencial central de tipo Haldex controlado por ordenador.

Alcanza los 100 Km/h desde parado en 5,4 segundos mientras que su velocidad máxima queda limitada electrónicamente a 250 Km/h. Tiene un consumo medio homologado de 7.0 Litros/100 Km, cifra que únicamente será factible ver en autopista con el modo Efficiency activado. En ciudad lo normal será ver cifras que ronden los 10-12 Litros/100 Km mientras que a ritmo elevado no es de extrañar verlo por encima de los 20 Litros. En nuestro recorrido habitual de pruebas, con una distancia entre ida y vuelta superior a los 300 Km por carretera tuvo una media de 8,6 Litros/100 Km.

Segunda parte de la prueba del Audi S3 Cabrio 2015

Nuestra unidad de pruebas venía equipada con la suspensión y dirección adaptativas así como con las llantas de 19 pulgadas. Bajo esta combinación, el Audi S3 Cabrio se muestra un vehículo cómodo, principalmente si llevamos activado el modo Confort del Audi Drive Select. Resulta algo seco en los badenes mientras que en la posición más blanda, la suspensión delantera parece tener un recorrido muy largo, algo que no ocurre en el eje posterior. Con la suspensión en su modo más rígido, el Audi S3 sigue sin ser un coche incómodo y además reduce drásticamente el balanceo de la carrocería en curva.

El equipo de frenos, sin llegar a ser el mejor del segmento, ofrece una buena capacidad de detención, tanto por distancia recorrida como por la estabilidad y sencillez con la que es capaz de parar el vehículo tras un fuerte pisotón al pedal izquierdo. Por su parte, el agarre de los neumáticos es muy elevado, en mojado y seco mientras que la capacidad de tracción es sencillamente perfecta. Da igual que soltemos de golpe los 300 CV de su motor gasolina y es que el sistema de tracción Quattro reparte entre las cuatro ruedas de manera precisa toda la potencia disponible. En mojado, durante los primeros metros, es posible notar una ligera pérdida de tracción en el eje delantero, sensación que desaparece rápidamente tras mandar par a las ruedas posteriores.

Segunda parte de la prueba del Audi S3 Cabrio 2015

A nivel de conducción, el Audi S3 Cabrio parece diseñado para ser llevado de manera tranquila y es que aunque es capaz de humillar y dejar atrás prácticamente a todo vehículo que nos encontremos por las carreteras, su elevado peso (1.695 Kg), así como un reparto del mismo favorable al eje delantero provoca que al límite, este deportivo tenga una tendencia subviradora mientras que el sobreviraje no ha aparecido en ningún momento de la prueba. En cualquiera de los casos, el ESP se hace con el control del vehículo en milésimas de segundo.

El cambio automático de doble embrague y seis relaciones permite cuatro modos de conducción, Efficiency, Dynamic, Sport y Manual. El primero dispone de conducción a vela mientras que el último permite cambiar de marchas a través de las levas que se encuentran detrás del volante o haciendo uso de la palanca de cambios. En cualquiera de los casos, la transmisión responde a las peticiones del conductor de manera muy eficaz y veloz, tanto reduciendo como subiendo marchas. La única pega que se le puede encontrar a este cambio es cuando se maniobra para aparcar. No es tan suave como el Tiptronic de ocho marchas y convertidor de par que llevan otros modelos de la compañía y es que el S Tronic es algo brusco a la hora de soltar el freno y empezar a moverse los primeros metros.

El principal rival del Audi S3 Cabrio pasa por el BMW 235i Cabrio mientras que las variantes convencionales también pueden competir, en cierta medida, con otros modelos de la competencia como son el Opel Cabrio mientras que la versión de tres puerta hace lo suyo con el Subaru WRX STI, el Golf R o el BMW 135i.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS