Registro gratuito

Tercera y última entrega de la historia del Buick Super
Tercera y última entrega de la historia del Buick Super

HISTORIA

Tercera y última entrega de la historia del Buick Super

Un gran auto, una gran estrella de cine, vivió largos 28 años, sin embargo, después de 50 años, entre 2008 y 2011, volvió a la vida.

ÁNGEL ARANGUREN - 13 JULIO 2019 19:34

Definitivamente hay demasiado material con respecto al Buick Super puesto que me vi en la obligación de hacer dos especiales, sin embargo, aunque usted no lo crea, no me fue suficiente, porque a pesar de que trabaje de forma resumida en muchos aspectos para no se gravoso con mis escritos, sino más bien ser fresco y autentico para no cansarlo, tuve que hacer esta tercera y última entrega de la fascinante historia del Buick Super. En los especiales anteriores hable de su concepto, su principio, la amplia Serie 50, sus primeras configuraciones, el Buick Super 1941, obviamente hable de la primera y segunda generación, algunos cambios impuestos por parte del gobierno estadounidense, cambios mecánicos para el año 1946 y la introducción de nuevos elementos más la tercera generación. Ahora bien, es obvio que en esta última entrega le daré continuidad al resto de las generaciones y demás.

Tercera y última entrega de la historia del Buick Super

Cuarta generación del Buick Super

Esta generación trajo cambios importantes pero sin dejar a un lado lo clásico puesto que aún era la época de los 50, de hecho esta generación un espacio de 2 años ya que comenzó en 1954 y termino en 1956, con varias carrocerías pero sin dejar de ser un sedán por lo que la variación estaba enfocada en el cuerpo de cuatro y dos puertas llamado Riviera hardtop mas el convertible, todos, sin excepción fabricados en la plataforma C de General Motors. Estos modelos variaron mucho entre los 2 años que duro su producción incluyendo las medidas, ya que estas comenzaron entre 5.50 y 5.43 metros de largo, 2.20 metros de ancho, 1.59 de alto, 3.23 metros de distancie entre ejes y un peso de 2000 kilogramos. El tren motriz estaba compuesto por un V-8 de 5.3 litros asociados a 2 transmisiones, una automática de 3 velocidades deslizante y una manual Dynaflow automático de 2 velocidades.

Tercera y última entrega de la historia del Buick Super

Características

Por ser un auto largo y grande en términos generales, este generación trajo cambios en los pilares de parabrisas los cuales eran verticales más un nuevo parabrisas panorámico, En 1954 el Buick Super estaba identificado por sus tres VentiPorts en lugar de los guardabarros más adornos de la cubierta, y en cuanto al interior el nylon ocupaba un lugar importante sin obviar el cuero en los asientos, el cuadro de instrumentos era impecable con un velocímetro horizontal bellísimo, y si hablamos del convertible entonces terminaran de caer a sus pies puesto que también estaba tapizado en cuero tanto en los asientos como en el techo y además tenía ventanas eléctricas aunado a un espejo retrovisor exterior colocado en el lado izquierdo del vehículo, ranura para llave de encendido iluminada, y pesar de estos detalles solo se lograron vender un total de 118.630 unidades.

Tercera y última entrega de la historia del Buick Super

El modelo de 1955

Las características de este auto para 1955 eran notables puesto que tuvo cuatro de los nuevos VentiPorts redondos por guardabarros con un guion adicional colocados en los cuartos traseros y dentro del emblema de la cubierta. Por otra parte los Buick Super de cuerpo más grande ofrecían contornos muchos más redondeados que sus compañeros, además, los pilares eran rectos tanto en el parabrisas como el las ventanas incluyendo los cuartos traseros, sobre todo en los sedanes. El interior arrojo un nuevo velocímetro Red Liner colocado horizontalmente en el cuadro de instrumentos, indicador de kilometraje de viaje y reloj eléctrico. En cuanto al tapizado estos ofrecían combinaciones de nylon y Cordaveen a excepción del convertible que tenía asientos de cuero más un ajustador de asiento eléctrico horizontal, y en este caso las ventas mejoraron porque se vendieron 132,463 unidades.

Tercera y última entrega de la historia del Buick Super

Año 1956

Para este año el Super tenía el emblema en la parrilla y en la parte trasera, y no puedo obviar el nuevo estilo de carrocería de 4 puertas con techo duro llamado Riviera. Los interiores fueron de Cordaveen y de hermoso nailon estampado, a excepción de los convertibles que debido a la intemperie este debía estar tapizado en cuero con todos los recortes de Cordaveen mas ventanas eléctricas y ajuste de asiento horizontal en 6 vías posiciones.

Tercera y última entrega de la historia del Buick Super

El maletero por otro lado tenia iluminación al igual que la guantera, de hecho, también tenía luz para mapas. El cuadro de instrumentos estaba compuesto por un reloj eléctrico, velocímetro Red Liner e indicador de kilometraje de viaje señales direccionales. El resto era equipamiento estándar con reposabrazos delanteros y traseros, parasoles deslizantes, encendedor de cigarrillos, bocina doble, freno de estacionamiento colocado en el piso.

Tercera y última entrega de la historia del Buick Super

La quinta y última generación

Esta generación duro poco, solo un año, comenzó en 1957 y concluyo en 1958, usando un nuevo cuerpo fabricado en la ya conocida plataforma C de General Motors, cosa que género en los Riviera diferentes tratamientos en el techo, y además tenían un grupo de tres Chevrons en la parte trasera para la identificación de la serie, más el modelo base con los emblemas puestos en la parrilla y capo. Los habitáculos cerrados al igual que las generaciones anteriores estaban tapizados en combinaciones de Nylon y Cordaveen, pero el convertible era completamente de Cordaveen, lo demás era igual a los convertibles anteriores, es decir, ventanas eléctricas y controles de asientos como parte de su equipo. El motor creció para esta generación ya que contaba con un motor Nailhead V-8 de 6.0 litros más dirección asistida y frenos de potencia, puesto que este auto como ya hemos visto era grande y pesado.

Tercera y última entrega de la historia del Buick Super

El Buick Super 2008-2011

Como un miagro celestial entre los años 2008 y 2011 el nombre del Buick Súper volvió de la muerte y valla que le dimos una gran bienvenida, ya que después de una larga ausencia de 50 años salió otra vez a la palestra pública para ser comercializado en nuevo nivel de rendimiento. Estos nuevos modelos fueron llamados el LaCrosse, el cual está impulsado por un motor V-8 de bloque pequeño de 3 litros más 300 caballos de fuerza, y el Lucerna, con un Northstar V-8 de 4.6 litros y 292 caballos de fuerza; ambos modelos llegaron al mercado con altos niveles de equipamiento estándar.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS