Registro gratuito

Toma de contacto: Analizamos el Audi A5 Sportback
Toma de contacto: Analizamos el Audi A5 Sportback

IMPACTANTE

Toma de contacto: Analizamos el Audi A5 Sportback

En esta ocasión, os acercamos un coupé de cinco puertas que poco, o nada, tiene que envidiar de los de dos. El Audi A5 Sportback.

Toma de contacto: Analizamos el Audi A5 Sportback

El Audi A5 es uno de los coupé más deseados que existen actualmente en el mercado. Su diseño exterior, interior y amplio abanico mecánico le permite acceder a él a numerosas personas que quieren un coupé con aires deportivo, pero la oferta mecánica no le permitía acceder a uno.

Lleva desde el año 2007 con nosotros, pero en el año 2009, Audi nos sorprendió a todos en el Salón de Frankfurt, mostrándonos por primera vez el Audi A5 Sportback, modelo del cual hemos tenido la ocasión de poder realizar la toma de contacto.

Antes de seguir, me gustaría hablaros un poco del modelo de la toma de contacto. En esta ocasión, realizamos la toma de contacto sobre un A5 Sportback S-line Edition, con un motor 2.0 TDI de 177 CV, al que se le ha asociado una caja de cambios automática multitronic.

En esta ocasión, me gustaría comenzar a hablaros del extenso equipamiento que nos ofrece esta unidad, y es que, estamos ante uno de los equipamientos más extensos que hemos podido observar en estas tomas de contacto. Para comenzar, en el exterior podemos observar un paquete deportivo S-line, donde los paragolpes, estribos, llantas reciben un toque de diseño deportivo, acompañado por los emblemas "S-line que decoran las aletas delanteras. Unas luces traseras en tecnología led, antinieblas delanteros, faros xenon plus con limpiafaros, cristales traseros y luneta trasera tintados, acompañado de unas llantas de 19 pulgadas, denominadas Rotor y firmadas por Audi Exclusive, que completa el exterior.

Toma de contacto: Analizamos el Audi A5 Sportback

Pasando al interior, el paquete S-line nos da la bienvenida, firmando unos asientos que integran apoyo lumbar, combinando tela Sprint y cuero, además de un volante multifunción de tres radios y revestido en cuero, que combinan a la perfección con unas inserciones en aluminio mate cepillado. Además, cuenta con un retrovisor interior con ajuste automático de posición antideslumbramiento, sistema de información al conductor, a través de una pantalla a color, entre otros que seguro nos dejamos.

Si miramos bien de cerca el apartado técnico, disponemos de un extenso equipamiento, en el que elementos como un sistema de ayuda al aparcamiento detrás, freno de estacionamiento electromecánico, sistema Start&Stop con recuperación de energía, enchufe de 12 V, climatizador automático, dirección asistida electromecánica, retrovisores exteriores con ajuste eléctrico, no faltan, pero todo esto va acompañado de una banqueta trasera de tres asientos y un tren de rodaje deportivo.

En cuanto a seguridad, siglas como ASR, EDS, o ESP nos acompañarán durante el viaje. Además, unas fijaciones ISOFIX mantendrán a los más pequeños de la casa protegidos.

"Pequeño", pero matón

Analizado el extenso equipamiento, es hora de dar paso al motor, y es que el 2.0 TDI de 177 CV puede llegar a sorprender. Cuenta con un par motor de 350 Nm, que estará presente entre las 1.750 y 2.500 R.P.M. En esta unidad, está asociado a una caja de cambios multitronic, lo que le permite alcanzar una velocidad máxima, según Audi, de 225 km/h y una aceleración perfecta de 7,9 segundos de 0 a 100 Km/h. Si observamos el consumo, podemos comprobar que no es para nada gastón, alcanzando una media combinada de 4,8 litros a los 100, lo que no esta nada mal.

Ahora le toca el turno al interior, y es que es donde vamos a pasar la mayor parte del tiempo, por lo que no podemos dejar al azar ningún detalle. Su interior se caracteriza por una muy buena entrada y salida, tanto en las plazas delanteras como traseras, algo que los coches con un punto de gravedad más bajo de lo habitual suele ser un punto a mejorar. Una vez sentados en el asiento del conductor, comprobamos lo fácil y rápido que es ajustar todo al gusto. En esta unidad los ajustes se realizan manualmente (algo que un servidor agradece, por la rapidez), y además de la altura e inclinación del respaldo, el apoyamuslos y el ajuste lumbar son 100% ajustables a nuestro gusto.

Toma de contacto: Analizamos el Audi A5 Sportback

Pasando a valorar la postura de conducción, hay algo que me gustaría destacar por encima de todo, y es un tablero de abordo perfectamente orientado al conductor, no siendo necesario retirar la vista de la carretera salvo para algún botón que, quizá, no necesitemos durante la marcha.

La visibilidad es excelente, ayudado por dos enormes espejos exteriores que evitan dejar cualquier maniobra al azar.

Algo para resaltar es la gran calidad de remate del interior, donde apreciamos unos buenos materiales en todo el habitáculo, predominando los materiales mullidos en la parte superior, dejando la parte inferior con materiales más duros, pero de una buena calidad. La consola central posee unos embellecedores de color negro que, pese a la buena calidad de esos, atraen rápidamente el polvo, resultando un detalle quizá poco elegante. Los asientos poseen un tacto muy agradable, en el que tanto el cuero como la tela son de buenos materiales.

Pasando a valorar los huecos del interior, estos son bastante abundantes, encontrando zonas donde dejar los objetos en las guanteras de las puertas, en el apoyacodos de la consola central, en la guantera del tablero de abordo, bajo el asiento del co-piloto y un portagafas en el techo, lo que no esta nada mal.

Ahora pasamos a la parte trasera, y lo primero que llama la atención es la caída del techo. Debido al aspecto deportivo del Audi A5 Sportback, este queda bajo para los ocupantes de atrás. Para personas de elevada estatura puede llegar a resultar molesto, pero para una estatura normal este detalle no le afecta a grandes rasgos.

La banqueta trasera ofrece una comodidad excelente, resultando muy agradable para realizar viajes largos en ella. Posee el mismo material de los asientos delanteros, por lo que la calidad no varía lo más mínimo. Pese a ser una banqueta para tres personas, quizá se encuentre algo justa de espacio, pero para dos personas es perfecto.

Los huecos que encontramos para depositar objetos se encuentran en la guantera de la puerta y en la consola central, que pese a no ser abundantes dan bastante juego.

Toma de contacto: Analizamos el Audi A5 Sportback

Pasando a analizar el maletero, nos encontramos una capacidad de 480 litros, ampliables a 980 si abatimos la banqueta. La practicidad del maletero es muy buena, gracias a que el portón se abre completo (cristal incluido), lo que permite una cómoda carga y descarga. Bajo la alfombra del maletero, descubrimos una rueda de galleta, que nos salvará de situaciones difíciles.

Personalmente, creo que Audi tiene un gran producto entre manos, un coupé de cinco puertas muy versatil capaz de rivalizar fuertemente con otros, con muy buenos argumentos sobre la mesa. ¿Tiene puntos mejorables? Si, pero sinceramente, nadie es perfecto, y al Audi A5 Sportback lo querrás con todas las virtudes y los pequeños defectos.

El precio de esta unidad en concreto es de unos 47.827,71 euros, extras e impuestos incluidos. ¿caro o barato? Eso lo tendréis que valorar vosotros, pero este coche no es para comprarlo con la cabeza, sino con el corazón.

Agradecimientos a F.Tomé, Concesionario Oficial Audi Madrid por permitirnos esta toma de contacto.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS