Registro gratuito

Toma de contacto: Hoy visitamos al Volkswagen Eos
Toma de contacto: Hoy visitamos al Volkswagen Eos

ESPECIAL VERANO

Toma de contacto: Hoy visitamos al Volkswagen Eos

Aprovechando el verano, hemos decidido hacer una visita a uno de los cabrios más veteranos del mercado, preguntándonos si sigue en forma.

Toma de contacto: Hoy visitamos al Volkswagen Eos

Ahora, con el verano encima de nosotros, muchos de nosotros querrían viajar con el pelo al aire, disfrutando del calor, e incluso podemos imaginar una escena en la que paseamos con un cabrio por una carretera casi a pie de playa, donde el olor a agua de mar inunda cada milímetro del habitáculo, gracias a tener el techo desplegado.

Es por ello que queremos acercaros a los cabrios un poquito, y que mejor que empezar por uno de los cabrios más grandes y espaciosos del mercado, un cabrio que podemos usar tanto en verano como en invierno, y que pese a sumar unos años en el mercado, quizá siga siendo una muy buena alternativa.

El Volkswagen Eos nació en 2006 y cuenta ya con una segunda generación. El Volkswagen Eos no contará con un relevo generacional, como ya nos confirmó Volkswagen hace unos meses, pero pese a esto, Volkswagen sigue contando con él para arañar unas ventas en este duro mercado de los cabrios.

Ahora se ha visto obligado a compartir gama con el Golf Cabrio, aunque esta claro que quien busca un Eos, no mira un Golf Cabrio y viceversa. Las principales diferencias entre ambos están en el tamaño (el Eos es más largo, aunque comparte el mismo ancho de vías, pese a usar la plataforma del Volkswagen Passat) y la capota del Eos es una combinación de metal y cristal, mientras que el Golf Cabrio apuesta por una tradicional capota de lona. Por supuesto, existe una diferencia bastante notable de precio entre ambos.

Lo primero que nos llama la atención al entrar en el Eos, es una gran calidad de ajustes del interior, como ya nos tiene acostumbrados Volkswagen, además de el uso de unos materiales de aparente gran calidad usados en sitios como el cuadro de mandos, guarnecidos de puerta, consola central e incluso el cuero Nappa que reviste los asientos. Como nota negativa, los lugares más ocultos muestran materiales más pobres, pero no significa que sean de peor calidad, solo que no son tan agradables al tacto como los empleados en sitios ya mencionados.

Toma de contacto: Hoy visitamos al Volkswagen Eos

Al sentarnos, el Eos permite configurar a nuestro gusto la postura de conducción, no dejando nada al azar. Personalmente, mido 1,75 metros, y en nada di con una postura en la que podría hacer kilómetros y kilómetros de asfalto sin enterarme. La posición de los mandos de luces, intermitencias y limpiaparabrisas es excelente, encontrándose a mano y sin necesidad de mover las manos del volante. La posición de la palanca de cambios es muy buena, pero no permite el cambio de marchas sin retirar antes el codo del apoyabrazos, ya que este se encuentra bastante retirado.

Los espacios que encontramos para guardar pequeños objetos son bastantes, pese a no encontrar ninguno distinto de los habituales en guantera, bandeja portaobjetos en las puertas o bajo el apoyabrazos central, además de cajones bajo los asientos delanteros. Tras los asientos, también encontramos unas bolsas que permiten guardar documentos en ellos.

Solo dos plazas traseras... pero muy cómodas

Pasando a la parte posterior, nos encontramos con solamente dos plazas, pero muy buenas. Si el acceso a estas no es muy diferente al de un compacto tres puertas, lo que si es diferente es la comodidad y amplitud de las plazas, ya que gracias al espacio disponible en el Eos, los asientos delanteros no nos estorban dándonos en las rodillas, como si ocurre en otros cabrios, por lo que es perfecto para el que busca un Cabrio de cuatro autenticas plazas, ya que permite viajar con absoluta comodidad a cuatro ocupantes.

El maletero del Eos es de gran amplitud, y pese a que modelos de la competencia en su momento, lo superaban, sus 380 litros no son nada malos. Este espacio se ve alterado al plegar la capota, en cuyo caso su espacio se reduce a los 205 litros de carga.

Toma de contacto: Hoy visitamos al Volkswagen Eos

Y ahora, hablemos de precios. La gama la abre el Volkswagen Eos Sport 1.4 TSI de 122 CV por unos 31.140 euros extras a parte, mientras que el tope de gama nos lo encontramos en el Volkswagen Eos Excellence 2.0 TSI de 210 CV en 41.920 euros, extras a parte.

La unidad en la que realizamos la toma de contacto se trata de un Volkswagen Eos Excellence 2.0 TDI con cambio manual de seis velocidades y paquete de cuero Nappa como extra, con lo que el nivel de equipamiento es bastante amplio, entre el que se incluye sensor de luces con iluminación diurna mediante leds, xenon y función "coming home", asistente de arranque en pendientes, asientos delanteros térmicos, de diseño deportivo y con ajuste lumbar regulable eléctricamente, climatizador bi-zona, asistente que nos avisa de obstáculos al abrir el maletero para plegar la capota, denominado "ParkPilot", sensor de lluvia, retrovisores regulables y plegables eléctricamente, entre muchos otros.

El Volkswagen Eos es un cabrio veterano que ha demostrado estar a la altura, y muy apto para plantar cara a los nuevos modelos que va presentando la competencia.

Agradecimientos al concesionario Centrowagen (Don Benito, Badajoz) por permitirnos esta pequeña toma de contacto.

Artículos recomendados

COMENTARIOS

RELACIONADAS


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/virtual/motoryracing.com/classes/idTwitter.php on line 33